Archivo

Posts Tagged ‘precio’

“Ella” Enrique Espejo Aguila.

Escribir

Ayer, un completo extraño… aunque eso dependería de la correcta definición del término… bueno el caso es que alguien que solo conozco de manera virtual realizó un par de comentarios positivos sobre mi trabajo escribiendo y, como es tradición entre nosotros, también me dejó tarea: ahora comenzar a leer poesía, agregando algunos autores y trabajos que van acorde conmigo.

Siendo sinceros, me hizo el día. Siempre he tenido (y creo tendré) un problema de seguridad con mis trabajos y, mi autoestima no ayuda mucho al hacerme creer que lo que hago no vale la pena. Aunque personas cercanas a mí hagan comentarios prometedores, les resto valor pues, son personas cercanas a mí, debería entenderse que deberían hacer esos comentarios, o tal vez la pauta sea hacer comentarios negativos para mejorar, o quizá sí son buenos trabajo… y así es comienza el gran debacle del pensamiento, con todos esos errores pues a propósito, les he plasmado un pequeño trozo de mí.
Me debato en inseguridades y, en el hartazgo, busco perderme, apagar el cerebro y dejar de hacer eso. Así se explican mis largos lapsos de poca productividad.

Leer más…

Anuncios

Extracto. La ética protestante y el espíritu del capitalismo.

“Como el empresario busca obtener el máximum de producto aumentando la intensidad del trabajo, trata de hacer coincidir al trabajador en su interés por acelerar la recolección alzando los destajos, ofreciéndole así el medio de obtener en poco tiempo una ganancia extraordinaria para él. Pero aquí surgen ciertas dificultades que son características de la mentalidad tradicionalista en el obrero: el alza de los salarios no aumentó en los trabajadores la intensidad de su rendimiento, sino que más bien se disminuyó. Un obrero, por ejemplo, gana un marco diario por cada fanega de grano segado, y para ganar al día dos marcos y medio, ha de segar dos faenas y media.; si el precio del destajo se aumenta en 25 centavos diarios, el mismo hombre no tratará de segar, como podía esperarse, tres fanegas, por ejemplo, para ganar al día tres marcos con setenta y cinco centavos, sino que sólo seguirá segando las mismas fanegas de antes, para seguir ganando los dos marcos y medio, con los que, según la frase bíblica, “Tiene suficiente”. Prefirió trabajar menos a cambio de ganar menos también; no se preguntó cuánto podría ganar al día rindiendo al máximum posible de trabajo, sino cuanto tendría que trabajar para seguir ganando los dos marcos y medio que ha venido ganando hasta ahora y que le bastan para cubrir sus necesidades tradicionales. Esta conducta es un ejemplo de lo que he llamado “tradicionalismo”: lo que el hombre quiere por “naturaleza” no es ganar más y más dinero, sino vivir pura y simplemente, como siempre ha vivido, y ganar lo necesario para seguir viviendo.”

Max Weber. La ética protestante y el espíritu del capitalismo.

Las lecturas de Guillermo

Los mejores libros para todos y muchas cosas más.

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.