Archivo

Posts Tagged ‘Obregón’

Fin. Ficciones de la revolución mexicana.

Contraportada de Ficciones de la revolución mexicana (La entrada inicial y reseña a este libro es esta única entrada)

Al parecer este año estoy rompiendo con la tradición de hacer tres tipos de entradas; los extractos ya los vieron en una ocasión con este libro, la reseña final será este texto pero la inicial, faltó esa entrada.

El problema es la acumulación de lecturas, estoy en constante movimiento en el transporte público por tiempos considerables, lo que hace que la travesía sea bastante cansada sin nada que hacer más que ver un paisaje ya memorizado, por ello necesito libros. Cuando uno me engancha, me atrapa lo suficiente como para sentarme fuera de mi casa, y seguir leyendo, terminando así (ocasionalmente) la lectura en esa noche. Pero ¿y al día siguiente? Nuevo libro, nuevas letras, sucede lo “peor”; comienza a gustarme y prefiero leer a reseñar el libro anterior.
Mi ritmo de vida está cambiando.

Ficciones de la revolución mexicana me llamó la atención por su portada, con un imponente Villa ocupando gran parte de ésta. Al igual que en el libro anterior, me declaro conocedor de lo básico de la historia de la revolución. Siento que aún falta mucho por saber, por ello, acepto casi todos los libros que hablen al respecto.
Al leer en la contraportada que maneja una visión distinta de los hechos, no dude. Apoyándose en datos reales encontraríamos al final un giro interesante, muchas pequeñas historias con el remate de un “qué tal si…”, ¡interesante!

Leer más…

Anuncios

Extracto 2. Ficciones de la revolución mexicana.

Extracto 2. Ficciones de la revolución mexicana De Álvaro Obregón:

…Se lo colocó en el muñón y le dio cuerda. En una ocasión le preguntaron por qué no lo usaba en el brazo bueno, el izquierdo, y contestó: “¿Y quién le va a dar cuerda, su chingada madre?”

Ignacio Solares. Ficciones de la revolución mexicana.

jajaja lo siento, no es “muy relevante”, si acaso entraría en dato curioso, pero eso no le quita que sea divertidísimo. Ya había leído en alguna otra ocasión sobre el ingenio de Obregón, aunque me falla la memoria y no recuerdo donde lo leí, la anécdota va más o menos así: por la tarde, luego de la gran batalla donde el General Obregón perdió la mano, todos los intentos por recuperar el brazo perdido fueron en vano. Decenas de soldados se dedicaron a este menester, sin éxito. Al caer la noche se consideró perdido. Fue su secretario quién al escuchar la noticia salió rápido de la casa de campaña. El pasar tanto tiempo cerca del General lo llevó a conocerlo bien, fue por ello que lanzó una moneda de oro al aire y la mano salió de entre los restos humanos a atraparla antes de que tocará el suelo. El General siempre fue un tacaño y avaricioso, dijo el secretario al regresar con el brazo.

Una historia contada, según el libro, por el mismo Obregó. Sumada a ésta no puedo más que sentir admiración por el genial humor negro del general.

Las lecturas de Guillermo

Los mejores libros para todos y muchas cosas más.

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.