Archivo

Posts Tagged ‘niños’

Fin. Arrancad las semillas, fusilad a los niños.

Arrancad las semillas, fusilad a los niños(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

Un libro que decidí adquirir por las similitudes que manejaba con El señor de las moscas; un grupo de niños abandonados a su suerte, lo que los lleva a organizarse por cuenta propia para sobrevivir. Sirviendo esto como excusa para poder dibujar a nuestra sociedad, alguna sociedad utópica/distópica, o un simple ejercicio para demostrar que el hombre es bueno/malo por naturaleza. Para ello ¿qué mejor que un grupo de niños que no han sido dañados por los “errores” del hombre?
Sí, creí que sería un gran libro. Tenía todo el potencial para serlo.

Leer más…

Anuncios

Arrancad las semillas, fusilad a los niños. Kenzaburo Oé

portada-arrancad-las-semillas-fusilad-a-los-ninos(La reseña a este libro la puedes encontrar aquí)

Francamente no he podido recordar donde leí sobre la recomendación de este libro. Hasta hace poco comencé a ampliar mis notas al respecto, tomando fotos de los textos, referencias de las revistas o el link de la página de internet en donde leo sobre libros interesante. Por desgracia para este libro no estaba en ese momento.

Por más que me exprimí el cerebro no pude saberlo, pero logro recordar que es una interpretación japonesa, o la menos juega con la misma idea, de El señor de las moscas, aunque claro, puedo estar totalmente equivocado.

Así que no se a quién agradecerle la recomendación, no puedo recordar bien a bien porque fue, pero sí tengo la seguridad de que será un buen libro pues está en la fotografía maldita donde dijeron que aparecen puro libros depresivos, los que harían que me alejara un poco de la literatura por un tiempo. No lo sé, comencé con Kawabata y, aunque ya lo terminé, estoy en proceso de re-lectura y sí, si tocan fibras sensibles. Por ello, y para seguir con los japoneses, elegí este libro. Espero no me vaya tan mal.

Fin. Flores en el ático.

Contraportada Flores en el ático(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

Por situaciones inesperadas cuatro niños se ven obligados a vivir en un pequeño espacio en lo alto de una gran casa. Un ático que representará su mundo por tiempo indefinido y donde tendrán que aprender a vivir y sobrevivir con las consecuencias de sus actos maléficos de los que su abuela está segura harán. Resistiendo a base de roles que no les corresponde y aprendiendo a tomar los papeles que no les agradan pero, tienen que hacerlos, mamá los tiene olvidados.
Una gran villana, según Disney. Un pequeño entorno claustrofóbico que no se trasmite al lector. Un tiempo… que vuela sin apenas darnos cuenta. Un libro que… no termina de gustarme pero que tenía las mejores intenciones y todo el material para ser algo mejor. Al menos eso creo desde la comparación, otra cosa hubiera sido de no haber tenido ese otro gran libro.

Leer más…

Kame Hame Ha. Teatro.

IMG_20150824_075326507El destino es curioso. Meses atrás tuve la oportunidad de llevar a mi hermano por primera vez a una obra de teatro. Mi hermano, un personaje de personalidad peculiar que ve en la “cultura en general” una puerta para mejorar al país y de paso, aunque no lo acepte, mejorarse como persona. Alguien con quien puedo destinar noches enteras de conversaciones diversas, interesantes y muy satisfactorias a nivel intelectual. Siendo hermanos, compartiendo gustos y teniendo ambos a nuestro alcance pocas personas que nos estimulen así, pues es inevitable que nos busquemos de manera inconsciente.
Esa primera obra le dejó una fuerte impresión y, me aventuro a decirlo, cierta pasión por el teatro, al menos se queda con la curiosidad por seguir disfrutando la experiencia.

Ahora sí, lo del “destino”. A media semana, entre mis momentos de silencio; cuando no tengo nada que hacer, nada importante que leer, recién terminadas las labores matutinas del trabajo, vagué por las redes sociales y me encontré un tuit interesante “@jornadajalisco: Tenemos 1 pase doble para la obra “Kame Hame Ha” en el Estudio Diana. Si los quieres, sólo anota tu nombre completo en esta publicación.”
Y ahí va el tío Esagui a poner su nombre completo. ¿Por qué? No sé, era teatro, era gratis, fue un “por no dejar”
Gané, me lo notificaron por privado y me dieron instrucciones para recoger mis boletos. Genial, interesante pero ¿de qué va la obra? Me lancé a investigar un poco y di con el “link” oficial. Sonaba muy interesante y a las pocas líneas sabía a quién invitar. No, no fue mi hermano en quien pensé.

Leer más…

Juego de niños.

Una semana atrás conocí una interesante anécdota sobre los jóvenes de hoy, y carajo ¡me sentí muy viejo! Me sorprende las facilidades que tienen y la ceguera ante los problemas de sus acciones. Me tomó una semana asimilar, pensar, digerir todo lo que conllevaba esa peculiar e “inocente” anécdota. Esto es un destello de lo que pasó por mi cabeza, supongo será fácil distinguir lo real de lo imaginario, no me preocupe por maquillarlo mucho, quería sacarlo de mi sistema. Aquello, lo más trabajado sigue en mi cabeza a que me llene de paciencia y me ponga a escribir esa larga historia que estoy maquinando. Por lo pronto os dejo el siguiente relato, espero sus comentarios.

Leer más…

Fin. Los niños bien. Fernando Nachón.

Los niños bien. Fernando Nachón

Desde hace algo de tiempo tengo contacto con uno de los encargados en el sector cultural del gobierno de mi ciudad, el intercambio de información y pláticas generó esto, comenzar a intercambiar libros. Los niños bien sale a raíz de la charla sobre Bukowski y el comentario sobre Nachón y su estilo “similar”. Yo recién había leído a Fadanelli y era mi medida o mi “campeón” para mexicanos con un estilo similar a Bukowski  pero me juraban que Nachón no se quedaba atrás y con el préstamo del libro llegó el momento de ponerlo a prueba.

Apenas he podido terminar los libros pendientes y que urgían, así que hasta esta mañana pude darle la oportunidad. Curiosamente tenía tramites que hacer y sin pensar en que perdería media mañana lo llevé a todos lados como es mi costumbre ¡me salvó de una mañana de aburrimiento! Cuatro horas perdidas en la clásica burocracia mexicana.
Es por eso que esta entrada es diferente a las demás, en una misma nota fusione los dos estilo del blog, una entrada sobre como recibí el libro y la reseña final.

Un libro que aporta un nuevo enfoque, nuevas e interesantes ideas pero que no llegan a buen puerto. Me da la impresión de que es mucho lo que quiere hacer, tanta la pretensión, que no logra salir airoso de esta aventura. Tiene sus momentos, algunas frases y situaciones interesantes pero nada que pase a la inmortalidad o siquiera digno de mencionarse.

Leer más…

¡Es un libro!

Es increíble que aquello que comenzó como una simple grieta hace un par de años, ahora podamos considerarlo como una brecha, una verdadera brecha generacional y que cada vez se va haciendo más notable entre las “generaciones” escasas diferencias de edad.

Por fortuna no he tenido un caso directo donde viva alguna situación como en el vídeo, por culpa del poco amor a la lectura tal vez, sin embargo en otros aspectos se va notando este fenómeno y es algo que llego para quedarse.

Excelente sugerencia la que presenta este vídeo, me la apunto en mi lista de libros pendientes por comprar pues, siendo consciente del amor que tengo por la tecnología, mis hijos sufrirán de este desconocimiento, y no entenderán qué… o_O’ ¡Es un libro!

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro