Archivo

Posts Tagged ‘monarquía’

Extracto. Relatos e historias en México. Año VI. Número 62.

Revista de Octubre 2013

“El país había vivido bajo la tutela española durante tres siglos; era momento de separarse. Pero el nuevo país cometió un gran erro al no mantener las viejas estructuras políticas y pretender aplicar otras que le eran totalmente desconocidas. Si México fue siempre una monarquía, ¿cómo podía de un momento a otro convertirse en una república?”

Lucas Alamán.

Primero que nada una disculpa por no poner imágenes propias de lo que estoy leyendo, me quedé sin celular por culpa de Telcel y su pésimo servicio, así que durante dos o tres semanas (así de eficientes son) tendré que usar imágenes ajenas o prescindir de ellas.

Ahora sí. Luego de dejar de lado las constantes y repetitivas versiones de nuestra historia nacional, cuando al fin tuve acceso a otras fuentes de información, fue cuando pude forjarme opiniones un tanto diferentes a aquellas que intentaron cincelarme en el cráneo. La frase compartida con ustedes fue una de mis primera “visiones” sobre esa “transición” de gobierno. Agustín de Iturbide I (no olvidemos el “I” primero, nos guste o no, fue emperador de esta nación)no tenía otra opción para apaciguar la guerra que se extendió por más de 10 años, no había otra manera de controlar a una población que nunca se gobernó así misma, no existía mejor opción que la monarquía, de ser preciso total y absoluta. Después ya analizaríamos la manera de hacer una transición de gobierno.

En una nación tan inculta, tan compleja, con poca o nula cocción social, una república, un gobierno del pueblo para el pueblo, controlada por hombres “ilustres” ¿funcionaría? La historia ya nos mostró que no. Esta nación siempre a necesitado la mano de hierro para poder avanzar.

Anuncios

Fin. Modernidad e independencias. Ensayos sobre las revoluciones hispánicas.

Adoro este tipo de libros, que pese a ser “ensayos” y tener algunos fragmentos de difícil comprensión, amplían aún más el restringido panorama que tenemos sobre ciertos acontecimientos de nuestra historia. Y es que la educación pública no ayuda mucho al respecto. Si me hubiera quedado con la versión que ellos me dieron acerca de las independencias latinoamericanas creo que podría explicarlas más o menos así:

Sí lo sé, es un tema totalmente diferente, pero para el ejemplo es perfecto (y no quiero denigrar el trabajo de los bullymagnets, quienes al contrario, hacen una excelente labor por difundir la historia entre todos los cibernautas) pues maneja una muy SIMPLE linea de tiempo, con una perspectiva muy polarizada, es decir hay malos muy malos representados por los gachupines que no quieren liberar al pueblo Americano que son los buenos, intachablemente buenos.

En lo personal eso es lo que me deja la deficiente educación en este país, una versión sin claro-oscuros, donde solo existen dos alternativas y las cosas son tan obvias que es increíble que se pasaran tantos años con el mismo problema. Cuando nada más alejado de la realidad.
Leer más…

Extracto. Modernidad e Independencias…

“Elemento muy tradicional (religión) en la definición de la personalidad de la Monarquía hispánica, que heredará después los insurgentes americanos, pero con la gran dificultad de declararse al mismo tiempo católicos, independentistas y republicanos.”

François-Xavier Guerra. Modernidad e independencias. Ensayos sobre las revoluciones hispánicas.

Gran problema en aquel entonces, los “Españoles Americanos” eran considerados Españoles de segunda. Mientras en la península se buscaba conformar un “gobierno” provisional ante la ausencia del Rey, en América este mismo proceso era censurado y se intentaba mantener en el mismo estatus de “colonia” a esta porción del imperio.
Grave error considerarlos así, habiendo demostrado su patriotismo, apoyo en igual o mayor medida que el de los peninsulares a la causa independentista. Y me refiero a la independencia Española de de Francia, pues en los territorios Americanos todo movimiento, apoyo y avance a la “modernidad” iba de la mano con la península, bajo los mismos preceptos, solo distintos en la mayor autonomía para la elección de sus autoridades.

Petición que se les negó y pese a la advertencia de mirar a sus vecinos del norte; que ante la opresión y segregación sufrida optaron por las armas. No fueron escuchados, sin embargo en el mundo hispano el uso de las armas siempre se considero como última instancia. Es sorprenderte el amor, devoción y fidelidad hacía su rey, al cual muchos de sus súbditos no conocían más que en pintura.
España se enfrento a la cuestión de adaptarse o morir. Y al preferir el Status Quo puso al Imperio donde no se pone el sol debajo de la guillotina.

Extracto. Modernidad e Independencias…

“Los vínculos recíprocos que existen entre el rey y el reino -o la nación- no pueden ser rotos unilateralmente. Si el rey desaparece, el poder vuelve a su fuente primera, el pueblo… Estos razonamientos emplean a veces el vocabulario de la neoescolástica española o el de la moderna soberanía del pueblo, otros las referencias jurídicas a las antiguas leyes medievales, otros muchos las mezclan todas…
Lo que la Revolución Francesa había obtenido contra el rey, se obtiene en su nombre y sin combate en la Monarquía hispánica. Ciertamente, para la inmensa mayoría no se trata entonces más que de algo provisional en espera del retorno del soberano, pero, de hecho, desde entonces la política se abre a todos los actores sociales.”

François-Xavier Guerra. Modernidad e independencias. Ensayos sobre las revoluciones hispánicas.

 

Aquí comienza el doloroso parto (para algunos más sangriento y doloroso) de muchas nuevas naciones.
Y sí, aunque Francia en su momento no logro contagiar con “su espíritu” al resto de las naciones Europeas, “la vida se abre camino” y son acontecimientos tan peculiares y poco esperados los que hacen que…a fin de cuentas, sigamos sus pasos.
Lo que España consiguió a base de fuego, hierro y muerte, España lo logro luchando por “su libertad” y por su Rey…por demás curioso.

Extracto. Revista. Relatos e historias de México.

“…El unviersal respondió afirmando que el discurso de Olaguíbel era una filípica contra el partido conservador, carente de lógica e ideas. Comentó que si hubiera un motivo para esgrimir la necesidad de una monarquía, sería precisamente el hecho de que ese régimen no convenía a Estados Unidos, país que se oponía a todo lo que pudiera hacer a la nación mexicana fuerte, respetable y protegida de su “rapacidad insaciable”, y deseaba lo que la mantuviera débil e impotente. Los conservadores dejaban entre ver su inclinación por un régimen monárquico, ya que éste podría frenar el expansionismo estadounidense.”

Escrito extraído del periódico “El universal”, 16 de septiembre 1849.

 

Analizándola de este lado del tiempo, creo podría decir “¡Cuanta razón tenían!”, sin embargo, dos sentimientos diametralmente opuestos ocupaban al mexicano. Aquel sentimiento infantil de fragilidad, de necesitar la mano de la madre para seguir avanzando, pues nosotros no podemos hacer nada por nuestra cuenta. Y ese sentimiento revanchista, de mirar el pasado, sentir que “todo tiempo pasado fue mejor” y el querer cambiarlo, o si quiera repasarlo, cae en pecado, porque hacerlo crea dudas y produce incredulidades, y el que comienza a dudar, termina por negar.

Es increíblemente estudiar la historia, pero sobre todo, la historia no oficial, aquella que nos cuenta los matices y las circunstancias, por las que hoy “eso” es historia.

Extracto. El General en su laberinto.

“Me admira que un hombre tan común como Iturbide hiciera cosas tan extraordinarias, pero que Dios me libre de su suerte como me ha librado de su carrera, aunque sé que no me librará jamás de la misma ingratitud”.
Enseguida trató de moderar su aspereza, y explicó que la iniciativa de implantar un régimen monárquico en las nuevas repúblicas había sido del general José Antonio Páez. La idea proliferó, impulsada por toda clase de intereses equívocos, y él mismo llegó a pensar en ella encubierta bajo el manto de una presidencia vitalicia, como una fórmula desesperada para conseguir y mantener a toda costa la integridad de América. Pero pronto se dio cuenta de su contrasentido.
“Con el federalismo me sucede al revés”, concluyó.
“Me parece demasiado perfecto para nuestros países, por exigir virtudes y talentos muy superiores a los nuestros”.

El General en su laberinto. Gabriel García Márquez.

Tengo opiniones muy similares, antes y ahora, hace falta una absolutismo ilustrado, que deje las cosas en orden para entonces si, dar paso a una democracia. Aunque aun así me da miedo la fragilidad humana, y lo tentador del poder absoluto.

Las lecturas de Guillermo

Los mejores libros para todos y muchas cosas más.

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.