Archivo

Posts Tagged ‘independencia’

Charlas de café con…

Charlas de café con(La entrada inicial y reseña a este libro es esta única entrada)

Hace ya algunos años tuve mi primer acercamiento a estos libros. Charlas de café con… fue un interesante descubrimiento histórico en un lugar icono de la historia nacional; la alhóndiga de granaditas.
En lo posible me gusta recorrer el país al margen de mis posibilidades económicas y Guanajuato es un lugar que tenía que visitar tarde o temprano. Fue en mi primera visita que, en la sección de recuerdos, encontré estos libros. Una interesante manera de acercarme a esos personajes de la nación que solo conocemos muy por encima y que pocas veces nos detenemos a profundizar en ellos. O dicho en palabras más “Esaguistas” acércanos y descubrir que hay matices, los personajes no son negro o blanco; al igual que el lector, tienen cualidades, defectos, virtudes y son capaces de cometer grandes errores o increíbles aciertos que, a diferencia de nosotros, ellos logran dejarlo marcado en la historia. Nosotros somos (deberíamos de sentirnos obligados) los responsables de entender sus acciones, aunque tristemente en México y en el mundo, solo nos quedamos con la versión oficial. ¡Por eso compré mis primeros libros de Charlas de café con…! Una serie de libros impresos y distribuidos por… el gobierno… ¡carajo! Ya vamos mal.

Leer más…

Anuncios

Fin. Los mitos que nos dieron traumas.

Zunzunegui es un autor que me impresiono bastante con su última trilogía, me parecieron unas excelentes novelas que se apoyaron en datos reales, para contar su historia fantástica, siempre respetando a “raja tabla” los datos históricos y cuadrando “su historia” con la historia “oficial”, si a esto le sumamos que el nunca hizo llamar a sus libros como “libros históricos”, si no como lo que es, una “novela histórica”, me termino de parecer un excelente autor. Ya que poco antes de conocer al autor, había tenido pésimas experiencias con otros autores como Francisco Martín Moreno…que de eso hablare en otra ocasión.

Este libro llevaba un par de meses en las librerías, sin embargo con la cercanía de la FIL me negaba a adquirir el ejemplar, pues me hubiese gustado comprarlo en ese evento y de paso conseguir la firma del autor. Pero una visita relámpago a Guadalajara y el hecho de quedarme muchas horas solo y abandonado en casa ajena, me hicieron pensar en adquirir un libro pequeño, sencillo y que me gustara, que mejor elección que este. También debemos agregar las “presiones” de Vi0letta quien también se a convertido en admiradora del autor y que ahora que lo recuerdo, la firma del libro sera para ella (¡maldita!). Vi0letta deseaba adquirir este libro, por la temática psicológica que manejaría, ya que sería un excelente ejercicio para el blog, quizás el primero que mostremos, donde yo manejaría la critica y los comentarios sobre el libro desde la perspectiva literaria e histórica, mientras que ella se movería por la zona psicológica y claro también su opinión literaria.

México es un país derrotista, no me cabe la menor duda, tengo la esperanza y casi certeza que a cualquier persona que lea mas de 3 libros por año tendrá opiniones similares, pero claro, mezcladas con el optimismo de que podremos salir adelante. Pero aún así, la gran mayoría nos sentimos conquistados, somos derrotistas, celosos y desconfiados, y claro alguna explicación deberá de tener este comportamiento. Esa es la idea de este libro, analizar estas situaciones y ver cuales más se desprenden para estudiarlas, analizarlas y darle solución en sesiones psicoterapeuticas…puff desde ahí mal, desde mi punto de vista (psicología muy…pero muy básica, dejare Vi0letta hable mejor sobre el tema) las “sesiones” son de lo mas básicas y sin sentido, llego el momento en que me sentía en una escenografía y guión de “novela de televisa”, se ven venir los diálogos, las respuestas un poco forzadas e incluso hasta repetitivos, algunas veces me sentía en un deja vu, como haber visto ese “sketch” en algún otro lugar. Pero insisto, ahora que me siento mas vigilado, dejare ese tema a los que saben.

En los datos históricos, como siempre en Zunzunegui, bien fundados y respetados al pie de la letra, incluye ciertas opiniones personales que no tergiversan los datos crudos, por lo cual no pude estar más contento al respecto, debo admitir que ciertas páginas me causaron conmoción  pues eran datos que desconocía o de los cuales no había profundizado lo suficiente, pero luego de una investigación comprobé que todo estaba en orden. Aún así, quedan en el aire dos o tres datos más que aún sigo en investigación, todos referentes a lo “buena onda” de Hernán Cortes, estoy de acuerdo en que el padre de México no es el hombre malvado que la SEP nos quiere pintar, sin embargo, la lucha a favor los derechos de los indígenas, su vida “pasiva” después de establecida la conquista, y ciertas problemáticas que tuvo en España con el Rey (conozco muchas de las mencionadas, pero algunas de las mencionadas en el libro me parecen algo exageradas), me lleno de dudas, me hacen repasar los libros de Hugh Thomas, pero hoy por hoy, sigo con la duda, y hasta no encontrar datos que refuten o afirmen lo dicho ahí, me seguirán pareciendo exageraciones por parte del autor.
De ahí en más es bastante interesante la perspectiva que toma a la hora de contar la historia, no hace reflexionar y entender algunas de las conductas que tenemos hoy en día, y el porque tenemos semejantes lastres que no nos permiten seguir adelante, buen trabajo en este sentido.

En lo literario, puff…me desespero bastante el sentimiento de deja vu que vivía a cada instante y me molesto mucho mas comprobar que no era solo sentimiento. Algunos párrafos fueron literalmente copiados y pegados en distintas partes del libro, unos íntegros mientras otros con palabras más, palabras menos. Muchos temas fueron repetidos constantemente, es decir, le dio la vuelta al mismo tema, una y otra vez, en diferentes secciones, incluso cuando ya hablaba de la independencia o de la revolución tocaba temas de la conquista, con los mismos argumentos, repitiéndote, supongo que por si no te quedo claro, la misma historia. Ser el pueblo conquistador, no el conquistado, fue el argumento preferido, lo ves cada dos o tres páginas y te hace cansado estar escuchando las mismas razones tantas veces, me sentía como dialogar con un borracho, francamente fue frustrante, a tal punto que llegue a sentirme como leyendo a Francisco Martín Moreno, pues él tiene la manía de repetirte constantemente en todos sus libros y en todas sus páginas, que la iglesia es la culpable de todos los males que aquejaron y aquejan a este país, pues bien, Zunzunegui cayo en el mismo problema, defendiendo repitiendo a cada instante sus argumentos, ya no una idea, si no, eso que el considera se nos debe grabar en la mente cual si fuera piedra.

¿Lo recomendaría?

Claro.
Que mejor que el autor para dar publicidad y así fue. Estuve checando algunos tuits de Zunzunegui, donde retuiteaba a personas que ya lo habían leído  y hubo uno en especial que se me quedo muy grabado, menciona que este libro se quedo ya como su biblia. Mmm…no comparto esta opinión, es muy bueno no cabe duda, pero también tiene sus grandes fallas, los psicológico queda a un nivel muy básico, los datos estas interesantes pero hasta ahí, siento que falta demasiada información para poderle dar un correcto contexto y el hecho de hacerlo repetitivo termina por matarlo.
Sin embargo, sería ideal que todo Mexicano lo leyera alguna vez en su vida, tiene ciertos argumentos que quizás puedan cambiar nuestra forma de ver la vida y el futuro como nación y como individuo, sin caer en ser libro de auto ayuda. El Mexicano tiene grandes complejos históricos que lo frenan a sacar todo su potencial y esta es una genial obra ayudar a superarlos.

Revista

image

Haciendo un descanso a las lecturas fantásticas, me dedico de lleno ahora a las revistas históricas y es por ellos que les hago la gran pregunta, ¿que deberíamos celebrar 1810 o 1821?

Extracto. El General en su laberinto.

“Pues la muy noble y heroica ciudad de Cartagena de Indias, varias veces capital del virreinato y mil veces cantada como una de las más bellas del mundo, no era entonces ni la sombra de lo que fue. Había padecido nueve sitios militares, por tierra y por mar, y había sido saqueada varias veces por corsarios y generales. Sin embargo, nada la había arruinado como las luchas de independencia, y luego las guerra entre facciones. Las familias ricas de los tiempo del oro habían huido. Los antiguos esclavos habían quedado al garete en una libertad inútil, y los palacios de marqueses tomados por la pobrería soltaban en el muladar de las calles unas ratas tan grandes como gatos. El cinturón de baluartes invencibles que don Felipe II había querido conocer con sus aparatos de largavista desde los miradores de El Escorial, era apenas imaginable entre los matorrales. El comercio que fuera el más florido del siglo XVII por el tráfico de esclavos estaba reducido a una cuantas tiendas en ruinas. Era imposible conciliar la gloria con la hedentina de los albañales abierto. El general suspiró al oído de Montilla:
<¡Qué cara nos ha costado esta mierda de independencia!>”

Aquí es cuando comprendo que una revolución de sangre, armas y fuego nunca podrá funcionar, necesitamos ser consientes, seguir construyendo y no dar un solo paso atrás…y me sigo preguntando, ¿como carajos hicieron los gringos para hacer lo que decenas de naciones no pudimos?

Fin. Las revoluciones hispanoamericanas 1808-1826.

Un excelente libro, explica de manera sencilla y sin complicaciones como es que las pequeñas cosas fueron generando grandes cambios. Y como grandes comodidades impedían pequeños cambios.

El autor nos explica de la manera mas sencilla posible como se van desarrollando los acontecimientos que forjaron el continente Americano tal cual lo conocemos, intenta tocar todas las motivaciones que generaron estos cambios, desde las revoluciones en el viejo continente, políticas de la madre patria, acontecimientos dentro de las nuevas naciones, políticas que afectaban intereses, así como caudillos que fueron incomprendidos o quizás solo se adelantaron a su época.
Cuando llegue a la parte de mi nación llegue a sentir que se le escaparon algunas cosas, que otras las omitió y desestimo muchas mas, sin embargo es comprensible cuando se trata de un libro que habla sobre las independencias de TODA América Latina, sin embargo hace muy buen trabajo al describir como se llevo la independencia. De igual manera supongo paso con todas las distintas naciones, pero, algo que me encanta y pocas veces lo puedo ver, el autor logro hacer que nos interesáramos por temas individuales (a raíz de estos temas generales) conforme iba leyendo, buscaba datos sobre ciertos personajes, sobre situaciones especificas, así como acontecimientos que convulsionaron Europa, ahora me veo plagado de aun mas curiosidad y animo por investigar mas, quiero saber mas sobre Simón Bolívar, creo que deberé buscarme a la brevedad una biografía de Napoleón y sobre todo un buen libro sobre la revolución francesa. Me agrada enormemente quedarme con esta sensación de satisfacción mezclada con hambre de mas!!!.

Es un libro de historia ¿como les puedo describir algo así? les puedo contar mi experiencia y recomendarlo ampliamente, estoy seguro que después de leerlo se quedaran como yo, con ganas de mas, con conocimientos suficientes para poder tener una buena charla sobre esos acontecimientos y con un excelente sabor de boca por haber degustado tan excelente libro.

Las lecturas de Guillermo

Los mejores libros para todos y muchas cosas más.

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.