Archive

Posts Tagged ‘guerra’

Fin. La ciudad que el diablo se llevó.

Contraportada La ciudad que el diablo se llevó(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

Insistiré en esta entrada también; David Toscana fue un grato descubrimiento en El ejército iluminado, un libro que considero de los más tiernos, y a la vez plagados de un humor negro que lo hace… mmm… adorable a su propio modo de ser. Una recomendación obligada.

En La ciudad que el diablo se llevó también encontramos esa peculiar escritura repleta de acidez y un humor negro y simplón que inevitablemente te hacen reír, volver a releer y de nuevo sorprenderte por las actitudes o comentarios de los personajes. Algo único y que poco a poco va marcando su peculiar estilo (es el segundo libro que leo del autor).

¿Qué pasa en una ciudad arrasada por la guerra? Una ciudad violentada y destruida por los Nazis. Liberada y ocupada por el ejercito rojo. Una población donde hay más muertos que vivos, donde tan solo vivir es motivo de una celebración, donde… no hay nada que hacer, lo único posible se hace de manera involuntaria y no es muy satisfactorio; respirar. Oh claro, también se puede beber, y beber por litro y litros, acabar con el alcohol del mundo si es preciso. Amanecer un día más aquí es una celebración, y en esos días, no se puede desperdiciar cualquier oportunidad para hacer… lo que sea… como beber, por ejemplo.

Leer más…

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Philip K. Dick.

Sueñan los androides con ovejas eléctronicas(La entrada inicial y reseña a este libro es esta única entrada)

Trataré de hacer reseñas breves, pues ya voy atrasado en dos y tengo muchas ganas de seguir leyendo; tengo en puerta una serie de libros bastante interesantes.

Éste libro ya lo tenía en la mira desde hace tiempo, apareció en mi lista de pendientes por leer y no puedo recordar la razón por la que fue agregado ahí. Sin embargo eso no se interpuso cuando lo vi, de reojo, en la biblioteca municipal; título atrayente y curioso, mi mente divaga en que me sonaba de algún lado y, generalmente cuando pasa eso hago lo mismo; recurrí al teléfono para revisar mi lista. ¡Ahí estaba! Insisto, no sabía la razón de estar ahí pero debió ser una muy importante, pocos libros se cuelan a mis listas. Lo tomé, evitando dudar más.

Leer más…

Fin. Sin novedad en el frente.

Contraportada de Sin novedad en el frente

(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

Luego de décadas de paz en Europa, bajo el manto de la industrialización, la alegría y el crecimiento proliferó entre las naciones. Las máquinas suplían la fuerza animal, las distancias se acortaban, las ciudades crecían y las naciones les quedaban pequeñas a sus pobladores. Los diversos avances tecnológicos en cada nación, los crecían, se consideraban únicos y por ello dueños del mundo. Un mundo del que queda cada vez menos por repartir y del que se le exigía más.

Cada vez es más frecuente entender lo absurdo de la versión “oficial”; la muerte de un archiduque. Dependiendo del autor o analista a escuchar, encontraremos los múltiples factores a los que se achaca este acontecimiento. En lo personal, me quedo con mi peculiar y simplista versión; el crecimiento desmedido y la falsa seguridad en la tecnología fue lo que provocó la primera guerra mundial.

El crecimiento y los años de paz llevaron a millones de personas a buscar las viejas glorias, a luchar por LA NACIÓN. Fue la tecnología la que los acribilló con todo y sueños, y los terminó hundiendo en un agujero. Estancados, inmóviles. Fueron tantos que, ¿qué más da? “Lancemos cientos, una y otra vez, de frente al enemigo, que importa si destazan a miles, con los pocos que lleguen lograremos capturar la trinchera del enemigo”. Era el mismo plan del otro lado, recapturar lo perdido y tratar de ganar una trinchera enemiga aprovechando el vigor de la ligera victoria.
Un cuento de nunca acabar, solo frenado por la tecnología; las metralletas -invento recién aparecido- delimitaron el frente de batalla y, por si no fuera poco, los ataques con gas complica el movimiento, los aviones  surcando por primera vez el campo de batalla, señalando y hasta atacando los puntos claves. De fondo, la artillería que nunca se cansó de rugir. La apabullante tecnología aniquilando al humano que la creo, al servicio, del “enemigo”.

Leer más…

Sin novedad en el frente. Erich María Remarque.

13 noviembre, 2014 1 comentario

Portada Sin novedad en el frente(La reseña a este libro la puedes encontrar aquí)

Soy un germanófilo por excelencia. Debo admitirlo desde inicios o de lo contrario no se entenderá todo lo que en mi mente revolotea y quisiera plasmar aquí.
Mi primer acercamiento a esa peculiar filia fue por la Segunda Guerra Mundial, por el sector de los videojuegos. No sé si fue por empatía con el perdedor, el pequeño gigante que logró poner en jaque a medio mundo o la personalidad interesante del líder de los “malvados”. El detalle fue que cada vez consumía más productos de ese periodo histórico, poco a poco fui conocedor de batallas, nombres de personajes importantes, países, geografía, blah blah blah. Uno nunca sabe de dónde vendrá el conocimiento, gracias a esos juegos conozco tanto a Europa.

Cuando los libros llegaron a mi vida era obvio que el tema me apasionaba y lo consumía con voracidad, fue por ello que leí sobre Hitler, Rommel, Churchill, la Alemania Nazi –mucho de ellos- y sobre la segunda guerra en general.
En la primera guerra nunca me sumergí, no sé si fue por considerarla parte de la segunda, un conflicto aburrido por el estancamiento o desangelado en comparación con los grandes avances tecnológicos de la segunda guerra. Pero entre más conocimientos adquiría del viejo continente, más me interesaba por ese periodo que pasaba por alto y, cuando era necesario buscar información al respecto, siempre sobresalía “Sin novedad en el frente” de Remarque.

Leer más…

Fin. Guerra en el Paraíso.

Contraportada - Guerra en el Paraíso(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

La vida es un círculo virtuoso donde se repite el pasado y quienes aprendieron de él no lo repiten. Tenochtitlan, Anáhuac, México, no ha aprendido a entrar y siguen cayendo en los mismos errores del pasado.
Desde tiempos de escaso registro hasta la era de los 15 minutos de fama de todo el mundo, México se ha mantenido en la ingrata necesidad de vivir en el presente; ignora el cruel pasado (que nos deshacemos en glorificar cuando sí lo recordamos) y se intoxica para no pensar en la responsabilidad del futuro.
El futuro de una nación se cimienta en su pasado. México no piensa en ello y solo se descubre “nación” -una parte de un todo- en el lamento, en la tragedia que el conocerse hubiera evitado.

Guerra en el Paraíso llega con la recomendación… con el puro objetivo de no olvidar. De manera lamentable y diciéndolo con dichos -la única manera que al parecer tenemos de aprender- “ahogado el niño, tapemos el pozo” es como somos y debemos cambiarlo pronto o vendrán más tragedias a probar nuestro temple.

La situación en Ayotzinapa lleva los reflectores nacionales -y muchos internacionales con el pasar de los días- a un pueblo que en el nombre lleva su espíritu: Guerrero.
Osamos olvidarlos y hoy su dolor, el desgarro en sus lamentos nos advierte de lo que pueden ser capaces. Estas palabras cobran sentido ahora después de leer un gran libro, lo que me llena de lamento pues, recuerdo que somos un país de pocos lectores y por ello, somos aún menos los capaces de reconocer lo mencionado.
Guerrero es cuna de grandes luchadores, militares, guerrilleros, ¡maestros! Enclavada en una de las zonas más verdes del país, el paraíso ante sus ojos se convierte en un cruel encierro, un aislacionismo asfixiante, murallas de vegetación que los separan de las grandes urbes, de la “modernidad”.

Perdidos, encuentran en ellos el único apoyo para seguir adelante. La intervención, el desequilibrio ha venido siempre de la mano del gobierno: poderoso puño generador de tropelías, destrucción y muerte.
La ayuda mutua, la unidad cerrada de los pueblos es la que gesta a los grandes héroes del oprimido quien, a base de lucha, de regresar el mismo golpe mortal con más muerte, se consagra como la esperanza del cambio, una luz de libertad entre la oscuridad de la tupida selva.

Leer más…

Guerra en el paraíso. Carlos Montemayor.

Portada Guerra en el paraíso(La reseña a este libro la puedes encontrar próximamente)

Mi rutina matutina es ampliamente conocida; un café y actualizarme en internet. En ese pedazo de rutina diaria del cual me cuesta desprenderme, me extiendo hasta los blog’s de wordpress en busca de notas interesantes, lecturas o simplemente idea para el entretenimiento del día a día.

En una mezcla de actualización noticiosa y literaria encontré una entrada por demás interesante, no solo me trajo al presente sangrante de este país, me llevó a un pasado absurdo donde, yo joven, no entendí una lectura y la dejé para mejores tiempos venideros.
En una suma de factores interesantes ya llegó ese día. Con la tragedia aún fresca de Ayotzinapa y las constantes e infinitas peticiones en busca de respuestas, encontré en esa nota una interesante razón para retomar la lectura, una de las grandes máximas que tanto me han gustado y repito de manera incasable; quien no aprende de la historia está condenado a repetirla. Leer más…

Fin. Amarás en guerra.

Fin. Amarás en guerra.(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

Generalmente cuando tomas lecturas “a ciegas” las caídas o los éxitos son estruendosos; entiendes porque esos libros abandonados, usados o los de la pila están ahí, o tal vez encuentres una maravillosa joya recibida sin recomendación o comentario alguno, un tesoro descubierto por ti al más puro estilo de las historias de los abuelos.

Éste no fue un descubrimiento en una tienda de libros usados, fue una experiencia totalmente nueva, algo más para el anecdotario del blog.
Una rara invitación a una más rara boda de la cual no tenía ni idea. Un trabajo de marketing interesantes que funcionó pues yo caí en él, me llevó a conocer el blog, descubrir esta obra mexicana y unirnos para un esfuerzo por promover la lectura mexicana; #SiembraUnLibro. Con semejante apoyo no pude más que ofrecerme pagar favor con favor, dar a conocer su obra y mostrarles todo el apoyo posible, esto generó en el envío de varios ejemplares, entre ellos el que ya devoré y del cual me quedé con ganas de más.

Leer más…

Amarás en guerra. Arturo B. Loranca.

Amarás en guerra(La reseña a este libro la puedes encontrar aquí)

Un “libro” que obtuve de manera bastante curiosa. Hace algo de tiempo recibí un tuit un tanto peculiar, se me invitaba a una boda (0_O’) y para poder obtener más información debía de acceder al link que ahí adjuntaban. Revisé el link y aunque soy medio paranoico me ganó la curiosidad, todo parecía estar en orden así que me aventuré al blog de este material AMARAS EN GUERRA.

Interesante, un trabajo mexicano, una nueva aventura que estaba buscando el apoyo de más personas para sacarlo adelante ¿por qué no ayudar? Luego de revisar el blog me comuniqué con ellos y les ofrecí mis servicios y apoyo, sin ningún compromiso me comprometía a ayudarlos en la difusión de su producto, incluso les comenté la idea de que me enviaran una ejemplar de su obra aunque solo fuera en formato digital para así poder comentarlo en este blog y darle más publicidad. Aceptaron y comenzaron las comunicaciones para organizar el envío de algunos ejemplares.

Sumado a lo anterior como buenos mexicanos en busca de un cambio, participaron, apoyaron y se sumaron al proyecto #SiembraUnLibro dando a conocer así aún más su obra. Su participación generó en mí una enorme gratitud y me obligo a acelerar la comunicación para obtener su ejemplar y hablar de él. Es aquí donde comienzo a pagar mi deuda.

Leer más…

Fin. Pensativa.

Otro libro menos.

Otro libro menos

(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)
El más reciente y al parecer último libro sobre la guerra cristera que leeré. En mi montón de libros pendientes ya no hay más sobre ese tema, así que dudo seguirme ilustrando sobre esa guerra tan complicada, oscura y olvidada.

Pensativa es un libro del que nunca escuche hablar y me sorprendió el gran éxito que tuvo, generando así una impresionante cantidad de ediciones desde su origen en 1944. De todo esto y más información literaria me enteré en el magnífico prologo que da inicio al libro, además de tener noticias de una película montada a raíz de este libro. Película que no pretendo buscar, no soy fanático de las películas antiguas mexicanas, mucho menos cuando tienen pésimas críticas, en este caso por parte de mis amigos que ya la vieron motivados por la lectura; todos quedaron con una horrible sensación y gritando a quien le preste oídos sus fatales críticas. Así que prefiero ahorrarme la enojada y solo quedarme con la versión escrita.

Aunque la historia tiene un fuerte contexto con la guerra cristera logra mantenerse al margen e inmiscuirlo lo menos posible al menos en sus inicios,  la historia principal es un romance entre una pareja de desconocidos, que ven nacido su amor a primera vista y va creciendo de forma natural, sin embargo existen grande secretos detrás de ella, la apodada pensativa, una casi santa según palabras de los pobladores y un ángel según su enamorado, un joven recién llegado al pueblo natal, sumido aún en la oscuridad a raíz de la fatídica guerra.
El misterio, la desolación, el secretismo y los espíritus del pasado lo plagan todo, para un citadino esto no tiene significado pero es imposible mantenerse ajeno a tan poderosa atmósfera.

Leer más…

Extracto. Pensativa.

Extracto. Pensativa. Extracto. Pensativa.

 

“-Mire usted: aquí los de ambos bandos, hablando con verdad, merecíamos lo que nos pasaba. Tan fanáticos y tan salvajes éramos los pintos como los colorados. El presidente municipal le había entregado las monjas a la caballería, y… bueno, pues había hecho muchas cosas más. Los regidores también tenían sus pecadillos. Todos éramos deudores y acreedores y yo por eso digo: maldita sea la guerra civil, que rompe todas las leyes y que hace al hermano verdugo del hermano.”

Jesús Goytortúa Santos. Pensativa.

Exacto, en cualquier guerra confrontación es imposible tomar una postura sin que eso signifique no demeritar al bando contrario, mucho menos cuando formas parte de ese bando o intentas hacer una investigación sobre el conflicto. Es vital, aunque complicado buscar referencias neutrales e intentar hacer nuestra toma de decisiones de igual forma, aunque pocas veces se logra esto con éxito.
Y tal como dice el extracto, en esta guerra no hubo buenos o malos, hubo dos bandos que se enfrentaron y en ambos hubo actos terribles, así como actos de buena fe.

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro