Archivo

Posts Tagged ‘furia’

Extractos. La región más transparente.

La región más transparente fue un libro bastante interesante, me dejó muchos extractos interesantes que quería compartir con ustedes, el problema fue que no tenía celular a la mano, por un “pequeño” accidente tuve que prescindir de él una temporada. Sin embargo no evitó que dejará pequeños papeles entre las hojas del libro, para así recordar a donde tenía que acudir cuando pudiera fotografiarlos. Además era parte de una idea interesante; al ser libros de la biblioteca municipal, no me atrevía a escribir sobre ellos como últimamente hacía con mis libros, pero eso no quita que pueda dejar pequeños papeles donde sí escribo lo que pienso al respecto. No sé, algún día pueda encontrarme de nuevo con ellos o… no sé, simplemente no sé porque lo hice, tal vez la búsqueda de la inmortalidad de esa manera.

Pues bien, ya recopilada la información y con la reseña completa, me dispongo a colocar todos los extractos juntos, intentando seguir el mismo procedimiento de otras veces; la imagen, el texto al que hago referencia y mi peculiar punto de vista al respecto.

Leer más…

Anuncios

Fantasía – Perifoneo.

Nueva ciudad para mí. Abandonada hace poco más de 6 años, y en estos meses he intentado adaptarme a tan peculiar ritmo de vida. Es complicado. Tiene un fuerte defecto, hay mucho ruido. Ya ha provocados múltiples dolores de cabeza y un nivel estrés que pocas veces he sentido en mi vida.

Decidí hacer algo productivo con ello; ponerme a escribir al respecto.
Estoy intentando formar parte del equipo de trabajo del periódico local, así como lo fui en la anterior ciudad. Para lograrlo además de mostrar mi anterior trabajo añadí un par de ideas nuevas, entre ellas lo que verán aquí.
En dos secciones explicar la problemática local, una fantástica que, además de mostrar los extremos imaginables, atrape al lector y lo obligue a leer. Tomando en cuenta que en esta generación el exceso de información nos obliga a ser rápidos y concretos, escaneamos eso que buscamos y nos interesa en lugar de leer un articulo completo. Pues con está modalidad la idea es atraparlos en el relato para después, en el anexo a realidad manejar el asunto de manera más “seria”… más aburrido pero hay gente que así lo prefiere.

Así que les presento la primera propuesta lanzada al periódico local (aún no aceptada), tomadlo como un relato más de los que escribo aquí. Y como siempre espero sus comentarios, críticas y sugerencias. Solo soy un aficionado que le gusta esto y así, destrozandome, es la única manera en que aprendo a ser mejor. Espero contar con sus comentarios. Gracias.

Leer más…

“En el cuarto” Enrique Espejo Aguila.

¿Puedes creerlo? ¡Necesitaba su cuarta pelea! Realmente la necesitaba.
No sé de donde llego, quizás estaba ya ahí cuando llegué, nunca presto atención a los detalles, solo estaba cansado y quería un lugar para poder tomar. Entonces se me acerco, me comenzó a hablar. Decía que lo necesitaba, que estaba jodido, totalmente jodido, lo sabía porque él estaba igual. Oye no sé de donde salió pero me estaba jodiendo ahí, yo no quería hablar, quería sentarme y tomar, solo, pensando.
Pero él quería pelear, le hacía falta, lo necesitaba. Contó que había tenido 3 peleas en su vida, dos de ellas cuando niño. Una la detuvieron antes de arrojarse el primer golpe, un maldito profesor. La segunda, la gano por default, nunca se presentó el cobarde y nunca lo volvió a buscar. La tercera la había tenido con su esposa hace dos noches y desde entonces vagaba por la ciudad. Pero necesitaba su cuarta pelea, él quería una más, y me insultaba, ¡me hostigaba! ¿Qué debía hacer? Callar y largarme, no, esa era mi mesa.

Lo empuje, estaba cansado de escucharlo. Los vasos cayeron y seguido de ellos nosotros, empujados por el grandulón de la barra que nos miraba hace horas.
El aire era fresco, viejo. Sentir la sangre en mi boca por la caída me hizo sentir muy bien, no recuerdo haber peleado en mi vida, pero ese bastardo me hizo sentir que era el momento. Saltaba eufórico, gritaba y me señalaba, ¿qué más podía hacer? Solté el primer golpe que dio de lleno a su cara y comenzó a saltar alrededor de mí, buscaba golpearlo pero estaba vez no podía. Había bebido más de la cuenta y no podía. Pude hacerlo tropezar con mi pie y cayó de lleno al suelo. ¡No metió las manos!, viejo. Entonces estuvo sobre él, le rompí el rostro. Se sentía bien, esa fuerza desconocida, la sangre brotando, mi ropa empapada y mis nudillos ardiendo.

Y el no dejo de sonreír nunca, es más, se fue sonriendo, nunca supe cuando se largó. Uno de sus dientes fue el que me despertó y lo vi ahí…no sé qué veía, pero me sentía bien, viejo. Corrí, durante 3 días corrí y luche, se sentía bien. Nada importaba, tenía dinero el bastardo, sirvió para encontrar a otro y pelear, al día siguiente otro y fueron 3, viejo. Necesito mi cuarta pelea.

Pero la euforia se fue. El tercero corría, no luchaba, no reía, no se enfurecía, solo corría. Eso me mató, viejo. Me trajo de nuevo todo. Y no tenía dinero. No podía seguir tomando, no podía hacer nada. Solo buscar, buscar, pero no había euforia, se había largado, corriendo con él. Viejo, necesito la cuarta pelea. Él sonrió, ¿por qué?, ¡necesito mi cuarta pelea! Pero no debo, estoy volviendo a sentir.

Comenzaron a correr al unísono, la furia invadía sus ojos, sus puños se cerraron y se lanzaron adelante, las piernas cansadas de tanto caminar dieron lo último de sí y gastaron sus últimas energías en un salto hacía el frente. Se sorprendió por lo certero de su puño chocando justo frente al del enemigo. Y la imagen se fragmento en un destello brillante, miles de luces rebotando la luz de un único foco en la habitación. Su cuerpo lacerado por miles de pedazos de vidrio atravesó el espejo con que cubrió la ventana. Antes de tocar el suelo con su rostro sonrió, solo él lo supo. Se desfiguro, nadie pudo reconocerlo y fue a parar a la fosa común.

 

Enrique Espejo Aguila. “Esagui”

Fin. El Álamo.

Aunque creí que encontraría más “extractos” (o aunque sea uno), ninguno fue digno de esa denominación, al menos ninguno resalto lo suficiente. Y es que es un libro histórico tal cual, no hay alguna historia o novela de fondo, son datos y más datos y más datos, sobre cómo se llevo a cabo la independencia de Texas para después ser anexada a Estados Unidos.

Y esto no quiere decir que el libro sea aburrido o este tan cargado de datos que decidamos dejarlo, al contrario, es una lectura sencilla y fácil de seguir, en la cual nos vamos picando cada vez un poco más.

Comenzamos desde cómo se comenzó a conformar una idea de “independencia” o quizás más certeramente de cómo se comenzó la idea de que los negocios son primeros, así se tenga que llevar a grandes conflictos con tal de seguirse llevando grandes tajadas de billetes. Llegamos a pasar por la personalidad, por de más peculiar, de Antonio López de Santa-Anna y su gran decisión de formar un ejército y hacerlo atravesar medio país para llegar al lugar del conflicto. Hasta llegar a como estúpidamente perdió una guerra que prácticamente ya la tenía en la bolsa.

Debo mencionar que termine realmente molesto al terminar este libro, no tanto por el libro en sí, fue más por la historia mexicana que está plagada de historias similares, donde por pequeños errores, banalidades, estupideces, ingenuidades, errores que han causado el México actual, historia de la cual no hemos aprendido y estamos condenados a repetirla una y otra vez.

Una excelente lectura para todo mexicano que se enorgullezca de serlo y también para aquellos que no, pues se analiza desde la manera más objetiva posible (incluso analizando historias alternas a ciertos hechos), pues en una historia como la que es El Álamo, plagada de vicios, invenciones, heroísmos, es muy difícil conseguir la verdad absoluta, sin embargo Paco Ignacio Taibo II, nos dan un excelente análisis dejando al aire ciertas inconsistencias donde el lector podrá elegir la que crea más adecuada a su punto de vista.

En lo personal aprendí mucho, me genero enorme curiosidad y sobre todo mucho nacionalismo, que me parece a nadie le sobra en estos días tan complicados donde necesitamos llenarnos de un poco de amor a nuestro país. Repito, además de terminar enormemente enojado con Santa-Anna, que la tuvo, era suya y simplemente la dejo ir.

Las lecturas de Guillermo

Los mejores libros para todos y muchas cosas más.

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.