Archivo

Posts Tagged ‘Charles’

Fin. La senda del perdedor.

Contraportada la senda del perdedor(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

¿La historia de su vida? ¿Qué tanto podemos considerar como fidedigno? ¿Será acaso éste un libro totalmente descriptivo?

Con un comienzo difícil; el entorno de un niño bajo la “protección” de unos padres bastante peculiares, por no usar la palabra “raros”, añadiendo a ello la descripción de su llegada al país y el contexto familiar adecuado, tíos, abuelos y sus peculiaridades. Es decir algo bastante aburrido.

Comencé las primeras páginas con la impresión de haber cometido un error, extrañando mucho al Bukowski que ya había leído en otras ocasiones, algo pasaba que no me terminaba de gustar. Todo mejora con la llegada de la adolescencia; los choques  hormonales y la crudeza de tener frente a un mundo negro y triste, aun mayor para el personaje principal de la novela, sus padres, gran influencia en él, lo sumergen en un extraño abismo.

El entorno social e histórico es una etapa difícil en Estados Unidos, la economía no es la mejor, llevando el desempleo a todos lados, las necesidades apremian y mantener las apariencias es ley. La mano dura de un padre que vio frustrados sus sueños y los impone al pequeño, espera, inconscientemente que él lo saque adelante aunque el medio tan estricto para ese fin no es el mejor.

Solo ahí comenzamos a ver los primeros destellos de Bukowski como persona, como escritor, el reflejo de sus palabras.

Leer más…

Anuncios

Fin. El capitán salió a comer y los marineros tomaron el barco.

Lo que creí que sería un libro más de aventuras de un anciano, alcohólico y medio loco, termino siendo…bueno precisamente eso, pero de una manera un poco más reflexiva. Mientras en un libro anterior se trata más de su imaginación, de una historia inventada, plagada de anécdotas claras, pero fuera del contexto totalmente vivencial. En este encontramos a un Bukowski más reflexivo y filósofo. Aquí encontramos un constante análisis de una vida ya avanzada, plaga de monotonía y lucha constante con ella. Buscando ese lugar donde se pueda sentir libre, pero a salvo, sin las constantes miradas, sin las odiosas voces, sin el contacto total con la gente.

Una especie de diario, totalmente personal, siguiendo la rutina en que se convirtió su vida, la cual pese a tantas oportunidades de verse destruida aún sigue ahí, y busca recién ahora, aguantar lo más posible aquí y joder a los demás. Su pasión por la escritura es palpable y más que obvia, el único escape a esas noches de soledad, que significan el cierre de un nuevo día, en el cual siempre inicia preguntándose ¿Y ahora qué?

Leer más…

Fin. Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones.

Si una persona “normal“, correctamente adaptada a la sociedad, intenta leer estos libros como lo que es; alguien en estricto apego a las convenciones sociales, entonces no entenderá el punto ni la razón de estos escritos. Al menos eso quiero comprender.

Ahora que lo leo puedo aseverar la siguiente afirmación, quien me presto este ejemplar, cuadra perfectamente con la personalidad de Bukowski. Y es por eso que ahora entiendo todas las platicas durante la entrega de los libros, donde me describieron al personaje; un anciano, alcohólico sin remedio, feo por opinión propia, que simplemente escribe sobre la vida tal cual el la ve. Y debo admitir que es cierto. Sin embargo, retomando el tema central, si su obra no es vista desde esta perspectiva, es decir, comprender que todas las historias que cuenta ya sean anecdotistas, apoyadas en vivencias o simplemente extraídas de su retorcida imaginación, es bajo su peculiar óptica de la vida. Una vida despreciable a la que con gusto le da la espalda, con tal de seguir siendo quien es y solo porque se le antoja. Es por eso que cualquier lector que odia lo socialmente establecido o lo socialmente aceptado encontrara en Bukowski su bandera de guerra.

Leer más…

Extracto. Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones.

“¿tu hija? ¿es que no ves esa boca que tiene? como la mía. ¿esos ojos? exactamente iguales que los míos. tu hija..solo porque salió de tu agujero y mamó de ti. ella no es hija de nadie. ella es su propia niña.”

Charles Bukowski. Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones.

Interesante  extracto, ya había intentado analizar algo parecido, claro también entre alcoholes, disparates y dejando el sentimiento de lado. Aquí mucho más crudo, pero interesante. Solo que para entenderlo, debemos saber de quién viene, si consideramos a Bukowski un ser normal y así lo leemos, no entenderemos el “chiste”.

Las lecturas de Guillermo

Los mejores libros para todos y muchas cosas más.

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.