Archivo

Posts Tagged ‘Borracho’

Cantinero. Primera parte.

Una historia que llevaba pensando desde hace días. En un viaje un tanto largo e inservible donde tuve que estar pegado al volante unas 3 horas, di repaso a muchas nuevas y viejas canciones, entre ellas una que siempre intento recordar cuando mi tío toma la guitarra y en ese momento nunca puedo dar bien con la letra. Por eso, cada que la escucho, la repaso y la intento grabar en mi memoria, espero esta vez tenga éxito.
Una historia un tanto divertida y medio lúgubre que me dio pauta a más, no, mejor dicho quise imponerle una extensión mayor a manera de ejercicio y obligación a escribir y ejercitar la imaginación.

No sé a donde me lleve, no se que tantas entregas me tome pero trataré de llegar al final de la canción, todo sea por escribir y ejercitar eso de lo que algún día me gustaría vivir.
Aquí tienen la primera parte de “Cantinero”.

Leer más…

Anuncios

Shakespeare nunca lo hizo. Bukowski.

Shakespeare nunca lo hizo(La reseña a este libro la puedes encontrar aquí)

La situación es sencilla aunque todo es un poco a “quema ropa”, acabo de adquirir un libro de King, una serie de publicaciones que hace la revista Proceso, en próximos días haré una publicación al respecto para tenerlos al tanto a ustedes queridos lectores, hoy no, el día está muy cargado de trabajo.
Continuando con el hilo conductor, los libros aparecerán cada dos semanas y me pareció bastante interesante adquirirlos y leerlos en ese lapso de tiempo, acto seguido ver la película (si hay de ese libro) y al final compartir la reseña con ustedes. Parecía un buen plan de trabajo pero Violetta me compartió los planes de mi cuñado, visitarnos pronto y traer un nuevo cargamento de libros y claro, llevarse más de los nuestros. ¡Carajo! Esto me obligó a aplicarme de lleno a los libros pendientes que tengo de su propiedad, así que me lancé sobre el gran Bukowski y éste me atrajo por el contenido de la contraportada; un viaje a la inversa del que ya viví con La vuelta al mundo en 80 díasen esta ocasión de Norteamérica a Europa de la mano de las “travesuras” y peripecias de ese gran borracho escritor. ¡Buena idea! ¿Por qué no? Y aquí estoy a punto de sumergirme, nuevamente, en una de las mentes más divertidas de la literatura, veamos que le aprendo en esta ocasión jajaja

 

Domingo en la playa.

La cerveza se ha acabado. Carajo esto no hubiera pasado de estar con alguien.
Al vecino le da por barrer su propia jaula y tengo que simular que bebo, no pretendo dejar de darle la espalda, ni siquiera por la vital necesidad del vital líquido, que regresaría la vida a este lugar.

 

-Sí, un cartón de cuartito. Sí, preparado, mucho hielo. A mi depa cabrón pero… a la azotea, busca el cuarto 10… ah mmm me lo apuntas ¿no? Ando bien quebrado.

 

Dejo que me escuche, creo haber impreso el tono suficientemente alto con tal de lograrlo. Ambos podemos estar enjaulados, prisioneros a la voluntad de una maquina pero yo estoy en la playa, con agua salada a mis pies, una última cerveza en mi mano, vacía, espero aún no lo sepa, y un cartón más en camino. No, no somos iguales. Ahora música. El celular comienza a sonar estridente, tan bajo como solo él puede, maldito.

 

Se fue, gané el juego de ignorarnos. 3 años en los departamento y sigo siendo el campeón invicto. Se largó en el momento justo, la espalda ardía, la garganta seca y yo como un idiota refrescándola con vapores alcohólicos ardientes ¡y la maldita agua ya no refresca!
¡Qué se pudra!
La maquina hacía tiempo que había terminado, ahora puedo liberarla de su carga y reemplazarla. Será un día largo cariño.
El vapor se eleva por el suelo al tocar el agua, húmedo, mojado, colores vivos en el suelo y una fresca brisa retoma la fantasía. Busco una nueva sombra, relleno la tina y la endulzo con dos puñados de sal comercial. Aquí es el momento donde tocan la puerta y mi tarde se vuelve perfecta. Culera vida, llevas años jodiendo mi realidad.

 

Edificios altos, más que yo. Encerrados dentro de sus cuartos acondicionados. ¿Acaso vas a la playa y no sales del hotel? Imbéciles.
Me levanto y frente a ellos, sosteniendo la mirada a la hermosura que descansa del sexo mirando por la ventana, para ella, por ellos, dibujo una línea con mi orina, la frontera de mi nación, prohibido pasar… cuando logro terminar una impresionante “S” la “P” y la “U” han desaparecido. Le sostengo la mirada al sol y su soberbia, levanto mi fría y deliciosa cerveza y le espeto “Puto”

 

La tercera carga finaliza y ya era hora, las palmeras perdían la batalla y su sombra se bate en retirada, se volvía necesario sembrar muchas más.
Mezclilla, mojada y aun escurriendo, el cartón va por la mitad y solo falta una lavadora más. Esto es vida.

 

Pizza, cerveza y… la muy perra en la playa. Aquí tiene a su pendejo. 3 días de pizza, de la misma pizza. No es record pero podría ser el comienzo de algo bueno. ¿Cuántos cartones debo? ¿A los cuántos se pierde el crédito? ¿Yo lo sabía? ¿Y la comida?

 

Otra invasión, en el folleto decía claramente playa privada. Al menos la visión no es tan obesamente desagradable.
Ya son un par de días que no se dejaba ver, vecinita… Cuando más la necesitaba, vecinita… Imagínense; una cama enorme, una soledad tremenda, una mano juguetona y una cortina que se niega a abrir, vecinita… Ya media semana y usted tan… solita… vecinita…

 

Ah que cabrona es la vida, todo llega en su momento y a veces hasta al mismo tiempo.
La lavadora, una idea, una erección, la culpa, la deducción, el olor, la inspiración y el valemadrismo siempre achacado al alcohol.

 

-Que bien huele. Apuesto que es de su cocina. Le cambio un taco por una cerveza, vecinita…

 

Enrique Espejo Aguila “Esagui”

Sí, la imaginación es cabrona, los últimos actores son más cabrones y te dan buenas ideas, perdido y encerrado en una azotea, solo faltaba papel y lápiz para que resulten una raras lineas.
Destrozadme señores, solamente así aprendo, dejen sus comentarios, críticas, opiniones, sugerencias, denme con todo.

 

El capitán salió a comer y los marineros tomaron el barco. Bukowski.

El capitán salió a comer y los marineros tomaron el barcoBien, después de una larga ausencia desde mi última entrada aquí estoy de nuevo y en esta ocasión de la mano de Bukowski.
Ante todo explicar que este fin de semana largo se los debo a las fiestas de pueblo. Y para mi fortuna éste y otros libros del autor también. En una visita bastante divertida con motivo de las fiestas, en la cual asistió mi cuñado me trajo un par más de su colección de novelas del personaje, y al tener ahora ya una buena cantidad de pendientes por leer de este autor, me decidí rebajar un poco esa pila de libros y elegí éste. ¿Porqué? no lo sé, pudo haber sido cualquier otro.

Ya había tenido ocasión de divertirme con sus entretenidas letras y divertidas aventuras, claro ya reseñado en este blog. Y entiendo, como espero que todo aquel que se atreva a leerlo, que es un autor muy peculiar. Se debe entender su vida y visión de ésta, para así poder comprender su escritura.
Bukowski es un borracho casi como cualquier otro, su magia radica en la cantidad de aventuras que tiene y la facilidad para contarlas de manera entretenida. Eso precisamente son sus libros (o al menos los que me ha tocado leer) una serie de historias …me atrevo a decir que con una gran carga anecdótica. Es decir, no podemos tomar estos libros muy seriamente, caeríamos en el error de odiarlo y ser sus detractores tan solo porque no entendemos como nos quiere contar su historia.
Pues bajo mi percepción eso es lo interesante del autor, nos muestra un mundo con una óptica diferente, que solo apreciamos en los momentos que nos invaden las copas…o ¿nosotros las invadimos a ellas?

Leer más…

Calderon de cuerpo entero. Julio Scherer Garcia.

Valla que estos días santos fueron muy redituables para la lectura. Después de dejar a un lado a los vampiros, le volví a dar parte de mi tiempo a la política, este libro llego por recomendación de la televisión e internet, mas por las personas que lo recomendaba que por el libro en sí, no sé, nunca me termino de llamar la atención, pero cuando tuve la oportunidad de verlo en la lista virtual de la pagina de mi librería favorita decidí darle una oportunidad y lo pedí.

Como me lo imagine no es la gran cosa, destaca una frase del libro (que describe totalmente al libro) “nosotros los buenos, ellos los malos”, es libro es totalmente así, comenta todos los desatinos del actual gobierno y al personaje que lleva la presidencia en este momento, sin tomar en cuenta las circunstancias, otras posibles versiones o quizás otro punto de vista.

De cierto tiempo a la fecha aprendí a comenzar a dudar de las historias que son contadas desde un solo sentido, por mas bueno que este parezca ser, aun cuando tengan la verdad absoluta comienzo a dudar inconscientemente. Y así me paso con este libro, todo va rodeado de una sola versión, de los comentarios rodeados de café  de cierto político que tampoco es una blanca palomita y sin embargo en más de un comentario pretende hacernos pensar exactamente eso. Y para empeorar mas el asunto, no solo deja escapar temas importantes, aquellos que su logra tocar, los toca muy superficialmente y con palabras de otros, que parecen más que políticos, santos recién canonizados por el papa.

Definitivamente un pésimo libro, tiende a tomar una sola vía para el análisis de un problema, se apoya solo en una visión de los hechos y se le nota lo tendencioso por todos lados, me parece increíble viniendo de un buen periodista (que no es que lo diga yo, tengo poco conocimiento sobre él, lo dicen en internet, televisión y muchos amigos que tienen mejores referencias de él), definitivamente un asco de libro, no lo recomiendo en lo mas mínimo y ni siquiera para satisfacer el morbo es bueno.

Las lecturas de Guillermo

Los mejores libros para todos y muchas cosas más.

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.