Inicio > Libro Finalizado, Libro Nuevo > Posesión. Stephen King.

Posesión. Stephen King.

(La entrada inicial y reseña a este libro es esta única entrada)

Me ahorraré unas líneas y pasaré por alto por qué tantos libros de King en este blog; cuestión de repasar viejas entradas y se podrán dar cuenta sin mucha dificultad.
Stephen King me agrada bastante por su estilo sencillo y nada pretencioso. Con una narración básica es capaz de desarrollar muy buenas historias, en algunos casos excepcionales, verdaderas pesadillas que te acompañan durante la vida. Sí, quizá un poco exagerado, pero sus imaginativas situaciones se impregnan tanto en la piel que se quedan para siempre hibernadas en el inconsciente. En el más reciente caso, pues ya no puedo ver a un niño con algún problema mental sin revisar, espero que discretamente, sus ojos en busca de “algo” que me diga que todo está en orden, que la pesadilla no está a punto de desencadenarse.

Cual cliché de película dominguera: en una placida ciudad, un barrio muy tranquilo, el clásico referente norteamericano, durante un verano de ensueño, la vida se desarrolla con la normalidad rutinaria; vecinos disfrutando la tarde en el porche, lavando el auto de la familia, jugando con la mascota, críos buscando dulces, y el típico niño que reparte el periódico arrojándolo desde su bicicleta.
Rompiendo el esquema, una camioneta de color peculiar, asciende por la calle con parsimonia. En un principio no llama la atención, el mundo es perfecto y nadie quiere salir de su ensueño. Hasta el momento en que suena un disparo. Algunos son capaces de observar el cañón, aún humeante, aunque son más los que pueden ver el objetivo del disparo: periódicos dispersados, una bicicleta atrofiada y un pequeño sangrando profusamente. El horror comienza en el vecindario.

Así, aunque con mejor narrativa, es como comienza la novela de King, un poco lento y hasta cansado pues suena demasiado al cliché de Hollywood. Debemos sumar (al más puro estilo de Carrie) el intercalado de la narración con recortes de periódicos, cartas y extractos de un diario. Todo en confusión fatal, tal como el acontecimiento sucintado. No hay razón aparente. Carece de lógica. Y le lectura parece cansar un poco, lo que dificulta el tomar ritmo. Un pequeño punto negativo.
Sin embargo, son los pequeños guiños, propuestas medio escondidas en las líneas insinuando el camino a seguir; el responsable de lo que vimos y lo que falta por sufrir. Es en ese momento que se destapan las dudas, que la curiosidad se adueña de nosotros y, en lo personal, solo quería leer más para ver si eran acertadas mis conjeturas.

Todo el libro se desarrolla en un pequeño barrio que nos es presentado desde las primeras páginas con un dibujo, lo que ayudaría para ubicar mejor a todos los personajes y situaciones que se presentan ante ellos. Francamente lo pasé por alto. Toda la atención la vertí sobre el villano y sus motivaciones, además del misterio, dejando que los nombres y descripciones de situaciones del resto de los personajes pasaran sin dejar una huella considerable. ¡Y es que no es necesario! Poco a poco se convierten en marionetas que solo se mueven para desarrollar la trama, ser presa del villano y seguir dando lectura a más páginas. Esto no es un punto negativo del todo; dejarlos con tan poco contexto da oportunidad a escudriñar otra historia que requiere más intereses.

Entre tanto documento (noticias, diarios, cartas, narrativa), las piezas van tomando lugar y podemos observar un panorama general de la situación. Con saltos al pasado para explicar “eso”, posibilidades de un futuro desastroso y un presente que no tiene sentido.
Y es curioso, yo me sentía confundido y buscaba racionalizar lo que leía, sin embargo los personajes no tenían la misma energía, sin apenas esfuerzo lo daban por hecho y dejaban de buscar entender que pasaba. Quizá el pequeño detalle de luchar por su vida tenga algo que ver.

Lo anterior es muy interesante, pues aunque no logra conseguir un ritmo trepidante, sí acelera la marcha y llega a transmitirnos destellos de esa ansiedad y confusión. Cumpliendo muy bien con el trabajo de trasmitir sensaciones; miedo, angustia, claustrofobia, ataques de ansiedad, miedo, confusión.
Es lo que busco en los libros, que me transmitan sensaciones que por razones diversas no puedo vivir en el día a día, creo es lo que buscamos todos los lectores.
King es muy bueno en eso, aunque, como dije al inicio, son tantos sus libros que pocos logran destacar por conseguirlo, lo cual no demerita al resto que se quedaron en intentos. Las anécdotas o historias narradas por King estoy seguro afectan de manera distinta a cada lector, sus miedo o pasiones tiene mucho que ver en ello.

 

Una recomendación obligada. No se pone al nivel de Carrie, El resplandor, Misery, pero llega a ocupar un lugar honorario apenas debajo de ellos. Tal vez el profundizar más en los personajes secundario y hacerlos más cercanos al lector hubiera ayudado a aumentar las emociones y encumbrar a lectura unos escalones más.

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: