Inicio > Libro Finalizado, Libro Nuevo > Fin. Nuestro hombre en La Habana. Graham Greene.

Fin. Nuestro hombre en La Habana. Graham Greene.

(La entrada inicial y reseña a este libro es esta única entrada)

De este libro no hubo una entrada inicial porque francamente no esperaba mucho de él. Hace poco compré un libro de cuentos cubanos, esperando ver dibujada la isla de cuba, esa que según los noticieros a partir de ese momento, con la apertura por parte de Estados Unidos, sería completamente diferente al ser invadida por el capitalismo. No tuve la oportunidad de visitar antes de ese acontecimiento y quería, al menos en las letras, descubrirla.
Fue un fiasco tremendo. Sí, muchos autores de la isla, narrando poco o nada de lo ahí acontecido. No era lo que buscaba.
Por ello, meses después, vagando entre las estanterías de una librería el título “Nuestro hombre en La Habana” me capturó. Leí la contraportada y consideré que ese sí podría ser un buen ejemplar para mi curiosidad. Y fue algo bastante interesante.

Nuestro hombre en La Habana, narra la peculiar historia de un vendedor de aspiradoras en la isla. Una isla pequeña y complicada, la cual tiene problemas eléctricos constantes a raíz de las guerrillas en partes de la isla, lo que es un factor considerable para la venta de aspiradoras. Si sumamos los nuevos modelos que salen a la venta, que con el nombre no ayudan nada y que prácticamente no presentan mejoras, podemos deducir que su vida en ahí no es nada fácil.

James Wormold, no solo tiene que preocuparse por sus problemas laborales, un poco ligado a ellos está su hija, para la cual desea el mejor de los futuros y para ello es necesario una buena dote pues está llegando a la edad casadera. Aunque católica por decisión de su madre, quien los abandonó, ha comenzado a mostrarse atractiva para el mundo, y el mundo lo es para ella. Una preocupación más si consideramos que “el cuervo rojo”, capitán de la policía de La Haba comienza a mezclarse en su vida.

Es medio de esos desvelos cuando una extraña figura se presenta ante James en busca de reclutarlo como espía; su posición y trabajo en la isla lo hacen perfecto para el trabajo. Será una labor muy bien remunerada, lo que podría ayudarlo en sus apuros piensa él. Lo que no considera es lo complicado que puede ser desempeñarse como espía en una pequeña isla, mucho más para él; un personaje muy influenciable (nunca sabe bien a bien como carajos lograron convencerlo para aceptar el trabajo) y que no sabe moverse con delicadeza. ¿Ahora qué hará?

La respuesta es sencilla, le dice su compañero de copas, el Doctor Hasselbacher: invéntalo.
Y claro ¿por qué no? Es el único contacto en la isla, y tiene autonomía para contratar más personal bajo su mando, el cual también será remunerado por medio de él, es decir, puede tener “trabajadores” y desviar su salario a su cuenta personal a cambio de información “útil” para ellos… aunque no sepa quiénes son “ellos”.

Es ahí donde comienza lo divertido. Wormold destaca en la creación de personajes, apoyado claro en personas reales de la isla pero con fantásticas historias para “obtener” información valiosa.
El asunto comienza a crecer, gana credibilidad (a duras penas) y su importancia aumenta; con ello el personal bajo su mando (ahora sí, bien capacitado y venido directamente de la patria grande) y los riesgos que ello conlleva: no solo debe cuidar y pulir mejor sus mentiras, ahora sus “informantes” comienzan a sufrir ataques, esos que él inventó pero que en la vida real sufren bajo las balas ¿¡cómo carajos es eso posible!? jajaja es hilarante lo que sigue y, para su desgracia, no podré seguir narrando más.

Retomando el inicio de la entrada, sí logré conocer un poco más y mejor la Isla, pero fueron tan divertidas las aventuras de James que eso comenzó a quedar en segundo plano. Es una novela de enredos y complicaciones al más puro estilo de película dominguera en el cable, esas que parecen algo sosas y medio increíbles de suceder en la realidad pero que tienen cierto encanto que te mantienen en vilo hasta llegar al final.
En varias ocasiones vino a mí Los empeños de una casa de Sor Juana Inés de la Cruz, primero porque no creí que alguien como esa mujer fuera capaz de escribir algo tan divertido, y que logrará atraparme hasta la última página. Lo mismo pasa con Greene, con unas primera páginas que no son del todo encantadoras pero con una historia que crece con el transcurso de las risas y los acertijos que vamos creyendo resolvemos en nuestra cabeza. Llegando al punto, incluso, de no saber si lo que leemos es producto de la imaginación de un personaje, del autor o de nuestra propia ignorancia. Algo está pasando, pero no sabemos de dónde vienen los tiros, ni a donde van.

Una novela ligera y que divierte. Ahora entiendo a una de mis clientes que, cuando vio la pila de libros pendientes por leer que tenía cerca de a mí, señaló y me indicó que era una buena novela. Lo que motivó que subiera al top del montón y fuera la historia que ahora estoy intentando reseñar.

Quisiera, además, agregar otra anécdota ligada a la novela, y que está reciente, un par de horas quizá:
Otro más de mis clientes, alguien completamente nuevo para mí (y por más que intento no creo haberlo visto antes) se acercó y me dijo:
-Oye, siempre que paso te veo leyendo. Mira, yo quisiera leer más, volver a leer más, pero no tengo muchos libros, por eso quería ver si podrías prestarme uno de tus libros. ¡Y mira, yo te dejo este!
-Pues sí leo bastante. Pero ¿qué tipo de lectura le gusta? Para saber que recomendarle. Además, aquí no tengo muchos libros.

bla bla bla bla

Resultó que Espectáculo para avestruces de Imanol Caneyada le pareció un poco fuerte, y a falta de otro mejor libro porque no le gustaba nada de novela negra, libros que yo últimamente leo, le ofrecí Nuestro hombre en La Habana, al fin que ya lo había terminado y que por la historia sencilla y divertida quizá podría gustarle.
Le agradó la idea y se lo llevó. No sin antes dejarme uno de los libros que él tenía, uno de un autor oriundo de la ciudad. Aunque me llamó la atención lo último, el título y la portada me dieron la impresión de ser estafado, aun así pienso darle una oportunidad pues soy ferviente creyente de que para poder criticar/despreciar algo hay que conocerlo a profundidad. Vaya aventura en las que me meto. Todo sea por hacer leer más y mejor a la gente.

 

Así que ¿qué les pareció el libro? ¿Ya lo habían leído o les dio curiosidad por leerlo?… ¿Alguien ha escuchado algo del nuevo libro que tengo entre las manos? ¿Sobre reaccioné o comparte mi espíritu escéptico?

 

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: