Inicio > Libro Finalizado > Fin. Lo bello y lo triste.

Fin. Lo bello y lo triste.

Lo bello y lo triste(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

 

Llegué al libro bajo el comentario “…sí, es el título perfecto para el libro, pues, al terminarlo me quedé con la sensación de ser lo más bello y lo más triste que he leído en la vida…”
Sí, comparto un poco la opinión. Un poco pues las considero palabras muy fuertes y no me parece haberme conmovido a ese nivel. Admito que muchos de sus párrafos y fragmentos de historias ahí plasmadas me llevaron a un pasado similar a la lectura, lo que ayudo a crecer más las sensaciones trasmitidas por el autor.
Sí, fue un libro que por leerlo en el trabajo tuve que, al finalizar, decidir volver a leerlo; con más calma y en un entorno sin interrupciones. Es el único libro que a provocado eso en mí.
Así que… para ser concretos, sí, es un gran libro, plagado de cosas que te llevan a lo bello de tu pasado, y también a lo más triste de tu vida.

Oki Toshio con una edad avanzada, cerca del medio siglo, se ve llevado de manera irrefrenable a un viaje a Kioto, para cumplir una efímera necesidad. Al menos eso es lo que le hace creer al mundo, en realidad quiere reencontrarse con un viejo amor. Una simple necesidad de un amor no olvidado.
Ueno Otoko es quien motiva su viaje, una dulce joven en aquel pasado amoroso que compartió con Oki y que luego se convirtió en una afamada pintora al huir de la ciudad, de él.

Ese viaje lleno de dudas y de sorpresas para un Oki que descubre que no todo salio como cabía esperar, es el inicio de una venganza, nuevos amores fugaces he imposibles, el repaso a un pasado que se creía enterrado y una serie de circunstancias que ponen de nuevo a prueba a la familia de Oki.

Y lo mejor sería compartir alguna breve reseña en internet pero hacerlo es lo mismo que leer el libro. La historia es tan sencilla y corta que 216 sobran para ello. Y no se malinterprete lo anterior como algo negativo. Kawabata logra ramificar una historia de amor en muchas variantes de ese sentimiento, dejando mucho espacio para dibujar un Japón lleno de paisajes hermosos, pacíficos, trascendentales. Con sus breves pausas para el arte; la literatura y la pintura.

Y aquí quiero hacer una pausa para compartir algo que, seguramente, pueda ayudarles en la lectura si deciden tomar la recomendación de estas letras.
The last Samurai es una de mis películas favoritas, la manera en que retrata al Japón de esa época, con el que todos, casi de manera inevitable soñamos cuando el tema sale a flote, es dibujado magistralmente en la película. Tal vez lo pueda resumir en algo dicho en la película y que me permito parafrasear: “Desde el momento en que despiertan se entregan a la perfección sea cual fuere el propósito que persigan. Jamás he visto tanta disciplina.”
Entre las espectaculares imágenes y la no menos increíble música, logran transmitir… ¡algo! Algo raro, algo apasionante. The last Samurai es mi principal referencia al momento de pensar en Japón.
Fue por eso que decidí probar suerte al leer mientras ponía de fondo el Soundtrack de la película ¡y wow, fue un efecto maravilloso! Se empalman bastante bien y te sumergen aún más en ese entorno japones descrito en el libro.

Todo suena maravilloso, pero decidí, como siempre, leer durante el trabajo, aprovechando esos momentos perdidos. En está ocasión fue un fiasco, con cada interrupción y reinicio de la lectura sentía que me perdía algo, se me escapaba algo vital, importante, y no sabía definir qué. Poco importaba retomara la lectura un par de líneas o párrafos atrás, algo se había ido. Así que cuando llegué a la última página no dude, tenía que volverlo a leer; ahora en la comodidad de mi habitación, con la misma música de fondo y sin interrupciones, claro, también cuando tuviera la seguridad de poder leer una hora o más de corrido. Quería disfrutar como se debe el libro. ¡Fue una delicia!

No quiero decir que la historia pasa a segundo plano, pero en mí tuvo un efecto de viaje al pasado, de recordar viejos amores, los nuevos, esas maneras difíciles vividas con la juventud, esa tranquilidad obtenida con el tiempo (que ya quisiera tener) y esa confusión/frustración que encontramos en la madures, donde, cual si fuera nuestra juventud, nos volvemos a preguntar si vamos bien por el camino que llevamos nuestra vida o, si acaso, será el momento para dar algún giro. Y es que Kawabata nos habla de muchos tipos de amor y maneras de amar: amor en la familia. Pasión por un pasado que queremos recuperar y, sin embargo, algo nos dice que ya fue, pero lo intentamos capturar de nuevo bajo los mismos errores. Juventud, furia y rebeldía. Contra el desdén, la pasividad de vivir en un pasado, en un “tal vez”.

Podría, y no quiero, narrar más del libro. Quizá compartir experiencias de mi pasado que vinieron a mí. La relación de los personajes y tratar de entender sus motivaciones. Pero me parece que todo sería en vano. No me gusta compartir mucho de mi vida privada, soy muy celoso de ella, y creo que para cada lector, para cada edad en que sea lea el libro tiene diferentes lecturas. Lo que lo hace una verdadera obra maestra pues, no solo te deja pensando al final del libro, como pocos, cada ciertas páginas te detienes a meditar y asimilar, te fundes en la lectura y los dibujos de ese Japón.

Es una recomendación total por parte del blog. Es un libro que de verdad me gustaría discutir con muchas personas pues, estoy seguro tiene muchas lecturas y cada quien podrá aportar nuevas vértices desde donde apreciar en su justa magnitud la lectura. Espero podamos hacer una conversación larga y tendida en los comentarios.
Por lo pronto, si no lo haz leído, toma nota, no solo del libro y el autor, prueba a escuchar el soundtrack mencionado o algo de música tradicional japonesa, estoy seguro que te hará disfrutar mucho más la lectura. Eso sí, trata de tener tranquilidad para deleitarte con cada palabra pues, fiel a la tradición japonesa, Kawabata genera la sensación de que cada palabra, cada línea, cada párrafo, fue pensado con mucho detenimiento, pulido y perfeccionado con una paciencia como solo ese pueblo lo puede hacer para, al final, presentarnos algo que perdurará muchas más que nuestra corta existencia pero que sin lugar a dudas dejará una marca para toda nuestra vida.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 1 febrero, 2017 en 11:05 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: