Inicio > Libro Nuevo > Física para poetas. Robert H. March.

Física para poetas. Robert H. March.

portada-fisica-para-poetas(La reseña a este libro la puedes encontrar próximamente)

De nueva cuenta me di una escapada a la Feria del Libro Usado y Antiguo que se organiza en la ciudad de Guadalajara. Un lugar interesante donde encontrar a buenos precios algunos libros que ya se encuentran en desuso o, como fue mi caso, encontrar a poco más de mitad de precio libros que ya tenía en la mira y bajo condiciones aceptables: Palinuro de México, de Fernando Del Paso fue mi más grande descubrimiento, pero hablaré de él en otra ocasión. En esta entrada se hablará de física desde un punto de vista un tanto diferente… suena genial.

La física, al menos “la clásica”, junto a las matemáticas… sin adentrarme mucho al cálculo, siempre fueron mi pasión. El problema fue cuando entré a dimensiones mucho más complicadas: con la física fue el descubrimiento del átomo y sus manera diferentes de entender ese mundo; ¿acaso nada de lo que había aprendido tenía sentido o utilidad ahí? Con las matemáticas fue el temido cálculo y sus aproximaciones a una respuesta, en matemáticas siempre se me dijo que eran exactas y todo tenía una respuesta tangible ¿qué carajos pasó?… y podría agregar aquí la misma pregunta que con la física.

En la universidad encontré otra pasión, las computadoras y su manera exacta y precisa de manejarlas. Todo es “tangible”, se puede descomponer el programa más sofisticado a su mínima expresión, y a partir de ahí llevarlo a lo que es, incluso algo mucho mejor, la capacidad del individuo es el límite.
Esa pasión que había descubierto en mis primeros estudios la veía de nuevo y la reconocí como el camino a seguir para el futuro. Aunque me topé de nuevo con algo de física y mucho de cálculo, y aunque tuve miles de discusión con los profesores por mi peculiar manera distinta de hacer las cosas, ¡aunque llegara al mismo resultado! Pues fue un trago amargo que pude sobrellevar para seguir en lo que quería: las benditas máquinas tan fáciles de entender. ¡Hail Skynet!

Con la llegada de la física cuántica, y las incontables posibilidades que se abrían ante ella, incluyendo la computación, me tuve que sumergir de nuevo en ese tema fangoso que tanto detestaba. No lo entendí en un principio, sigo sin entenderlo y, más por amor al conocimiento que por mi fijación con las máquinas es que quiero comprender. En mi cabeza no puede entrar algo que, cuando antes era 1 y 0, y le hagas como quieras pero todo se reduce a 1 y 0, de repente, sin previo aviso, ahora puede ser eso ¡o los dos al mismo tiempo! ¿¡Cómo carajos es posible esto!?

Internet y su vasta recopilación de conocimientos fue mi primer intento por comprender el asunto. Fallé de manera atroz, entre más profundizaba, las cosas se complicaban más al punto de rozar con filosofar sobre datos y cálculos que solo podemos suponer. ¡Eso raya en lo hippie! Bueno, está muy cercano a la filosofía y, aunque en pequeñas dosis me parece una rama del conocimiento estupenda, sumergirme ahí me parece tedioso y hasta insoportable ¡soy un apasionado de lo tangible!… por decirlo de alguna manera.

National Geographic vino a mi rescate. Luego de haber dejado el tema aparte, revisando y dándole pequeñas oportunidad muy de vez en cuando, vi una serie de libros que intentaba acercar la ciencia a la gente de a pie. Una saga de libros bastante interesante pero que concentró mi interés en ese gran incomprendido para mí: Einstein.
Me arriesgué. ¿Por qué no? Lo compré y decidí darle una oportunidad a uno de los personajes fundadores de mis quebrantos de cabeza. Para mi sorpresa el libro fue de lo más agradable. Con una manera sencilla relata los acontecimientos más importantes de su vida, llevándonos por sus descubrimientos, aplicaciones, complicaciones, y, sin darnos apenas cuenta, nos vemos enfrentados a sus mismos dilemas, claro ya entendiendo (básicamente, claro está) todos los obstáculos presentes.

Gracias a ese libro que no reseñé aquí pues pensé no me gustaría y lo dejaría a las pocas páginas, comprendí muchos de los aspectos que “me hacían ruido”, resolví problemas y me adentré mucho más al tema que me confundía más. Con el segundo que creí complementario, el gran Heisenberg terminó por motivarme más, y, aunque no comprendí del todo la primera parte, la segunda fue maravillosa. Aunque claro, algo chocante a las ideas pre-establecidas por mí: la física a esos niveles va muy apegada a la filosofía. Por ello comencé a leer un poco de filosofía, aunque la abandoné muy rápido.

Regresando a esta realidad… guiño guiño, ya juego con cosas que antes no comprendía del todo ¿ya las comprendo ahora? Bah, voy a comenzar a divagar muy cabrón… Vagando entre los estantes colocados por la Feria del Libro Usado y Antiguo un título saltó a mi vista y de inmediato me prendí de él: Física para poetas, autor totalmente desconocido para mí pero que…

 

…No aspira (éste libro), por supuesto, a dar un cuadro completo de la física, pero si a comunicar algo de su carácter como actividad humana, que no resulta tan incomprensible ni tan alejada de la cultura general como suele pensarse. 

 

¡Con eso me ganó! Estaba precisamente en ese momento de la vida en que quería ver el tema desde otra óptica. Heisenberg me enseñó que la filosofía era vital para ello ¿por qué no los poetas podrían tener otra perspectiva interesante? Un nuevo frente para esa guerra personal que tengo contra el tema ¡bienvenido sea!
Sin pensarlo mucho lo tomé, pagué por él un precio bastante accesible, junto a otro montón de libros que ya conocerán, y me muero por comenzar a leer. Me debatía entre leer algo de historia, pero opté por seguir, ahora que lo tengo fresco, con el tema de la física. Ese tema que no sé si algún día me servirá de algo pero que se siente muy bien aprender.

Nos vemos en la reseña.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: