Inicio > Libro Finalizado > Fin. Dos crímenes.

Fin. Dos crímenes.

Contraportada Dos crímenes(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

La literatura en español, al ser mi lengua materna, siempre me atrapó. Perogrullesco pero cierto. Sin embargo hago mención de ello ya que no toda las letras en español nos saben igual. Puede ser una obra de otro idioma traducida al español, la cual se verá influida no solo por las palabras del autor original, las libertades del lenguaje tomadas por el traductor pueden variar de una edición a otra. Por ello, un mismo libro nos puede gustar más que otro que, se supone, es el mismo.
Tal vez aquí la respuesta es aprender el idioma del autor original jajaja
Además la infinidad de material en español que podemos encontrar proveniente de otras latitudes, con otras palabras, modismos y significados, incluso diferencias de una misma palabra.

Lo anterior muchas veces me generó la nostalgia por ver literatura en “mexicano”; ese lenguaje que escucho en la calle, en el mercado, con el que charlo con mis amigos, el que endulzo con mis padres o el que “sofistico” en mi trabajo, escuela o con esa chica inteligente con la que quiero conversar.
¿Cómo resolví esa necesidad? Buscando autores mexicanos que valgan la pena y, de preferencia, que fuera “actuales”. Ibargüengoitia resaltó en todas mis búsquedas al respecto. Un gran acierto haberlo encontrado.

Jorge IbargüengoitiaYa son varios los libros reseñados aquí del autor, basta una simple búsqueda para dar con ellas. Así como lo dije en la entrada inicial no quiero gastar palabras en como llegué al autor pues en esas entradas podrán encontrar información primigenia y no tan rebuscada. Por ahora me quiero centrar en este libro que, para enojo de algunos; pienso en un amigo chilango jajaja, este libro no me gustó del todo y en este momento puedo decir que los anteriores leídos fueron mucho mejores.

Dos crímenes trata sobre las desventuras de Marcos González y la Chamuca (no recuerdo el nombre de ella, pero es tan genial el apodo que no quiero recordarlo), un pareja de “Defeños” salidos de provincia y que luego de mucho esfuerzo han logrado conseguir un trabajo para medio sobrevivir (historia común en los 70’s-80’s para los habitantes del DF). En es una fiesta, para despertar a la vida y mejorar las ganas de hacer lo mismo día tras día, todo se va al caño.
Ambos se ven involucrados en una investigación policíaca al más puro estilo mexicano; primero apresamos, después denunciamos y, como siempre, desde el principio son culpables. Y al más puro estilo mexicano, ambos deciden huir mientras las cosas se calman. Con las pocas pertenencias que traen consigo deciden dividirse y escapar con sus familiares a diferentes partes de la república. La idea básica es que la Chamuca se esconda con su prima mientras Marcos va con su tío millonario para “conseguir” dinero y así poder escapar a la playa de la Media Luna para vivir ahí una temporada mientras deciden que hacer con su vida de prófugos.

1902_d2008_FamiliaGarciaFlores-1Es en el viaje de Marcos donde descubrimos al México que tan bien sabe dibujar Ibargüengoitia; lleno de polvo, olvidado y sin cambios visibles, si acaso en los rostros de los que ahí sobreviven.
En la aventura de Marcos para encontrar a su tío descubre la “tragedia” familiar, una a la que él es totalmente ajeno pues en cuánto pudo abandonó ese pueblo que no le ofrecía nada de crecimiento, con ello también abandonó a su familia, su historia y su derecho a la herencia de un tío rico. Herencia que claro, como debe ser en este país, está cuidada por familiares oportunistas que ven en Marcos ya no la perdida de la herencia, aunque es posible, Marcos es una rebanada más que se tendrá que repartir del pastel que representa la fortuna del tío.

Y esa es la excusa que necesitaba el autor para plasmar las complicadas relaciones familiares en un país como el nuestro. Personas unidas generalmente por el interés, con crecimiento personal gracias al influyentismo o, en este caso, las conexiones de la familia.
Una constante muy común en nuestra sociedad; padre rico, hijo pobre. Y es que el tenerlo todo a la mano destruye, ya sea por la facilidad con que todo está al alcance de la mano o por la mala educación provista a la sociedad mexicana. Mientras el tío luchó y tuvo la capacidad para hacer desde el solo nombre de su padre como garantía, una fortuna que se reparte ahora en haciendas, empresas, empréstitos y demás cosas que, como el tío ya está viejito, deben cuidar esos intereses los sobrinos porque ¿para eso está la familia, no? Claro, deben ir pensando como van a repartir ésto antes de que él falte, no debe haber problemas en la familia.
Pero no solo eso, hay más de fondo; como en la vida real hay un pasado que pocos conocen, si acaso solo aquellos que lo vivieron, pero hay muchos resentimientos en base a ese pasado que afecta incluso hoy a esos que no lo vivieron pero lo resienten como si les hubiera pasado, así sea que no entiendan las razones, mentiras o embustes que generaron eso que sienten. La vida es compleja.

Marcos es solo un personaje que viene a mezclarse y causar desequilibrio en esa monótona vida que tiene un tío cautivo al que no se le permite nada, imposible dejarlo vivir como antes, él ya está anciano y no puede morir como vivió, pero ojala se nos vaya pronto porque ya resulta una carga.

Con un lenguaje sencillo, muy mexicano, Ibargüengoitia nos muestra la dinámica familiar de casi cualquier familia en el país, y seguramente en muchos otros, el dinero es cabrón. Y no solo eso, la “picardía” mexicana en muchos sentidos, desde los ventajosos que esperan la muerte del familiar, hasta Marcos que, por más buenas intenciones que pueda tener, también busca la manera de “chingar” ese verbo tan genial que inmortalizó Octavio Paz y que nos es tan difícil definir pero que se aplica con una soltura sin igual.
Marcos viene a chingar al tío, los primos llevan rato chingandolo y esperan chingar bien y bonito cuando se muera. El tío se los chinga cada que puede y busca cualquier excusa para chingarse un buen ron. Marcos termina en un lío de faldas chingandose a más de una. Alguien se chinga al tío. Otro más se chinga al que no es familiar directo, y él solo quiere la oportunidad de chingar en venganza, al final, termina chingandose él solo por andarse creyendo el muy chingón. jajaja y yo que creí que no me divertiría con esta reseña jajaja

Jorge Ibargüengoitia es bueno retratando con palabras, lenguaje, paisaje o demás cosas difíciles de explicar, al mexicano y su entorno. Ahora que lo pienso, cada obra de él es un buen ejercicio para comprendernos un poco más y la lectura no termina siendo tan mala viéndolo de ese modo. Sin embargo, y pese a que me sacó más de una sonrisa y me mantuvo interesado en la trama de los crímenes y buscaba encontrar al culpable, no sentí me gustara de todo. Algo le faltó. Un poco más de intriga, quizá más violencia, alargarlo un poco más; lo sentí muy fugaz. O tal vez, solo tal vez, me faltó tomarme un tequila mientras lo leía.

No es la gran novela que recomendaría por lo anterior dicho. Pero sí es un libro sencillo y relajante, con una buena aventura para alguien que solo quiere leer y pasar un buen momento. Claro, dejar clara la recomendación total del autor, tanto para ese mexicano que como yo nos queremos descubrir y comprender como sociedad, así como para el extranjero que nos ve como un completo enigma; el cual somos, no lo neguemos. Ibargüengoitia es un buen comienzo para descifrarnos.

Anuncios
  1. 4 febrero, 2016 en 2:39 PM

    Chingar.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: