Inicio > Libro Finalizado > Fin. Los tres mosqueteros.

Fin. Los tres mosqueteros.

Los tres mosqueteros(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

Todos a leer la reseña y la reseña para todos. Bah, creí que quedaría mejor pero ahora que re-leo suena fatal jajaja pero alguna “graciosada” tenía que inventar para ganar su atención. Los tres mosqueteros es un clásico de la literatura universal, por lo cual no es difícil saber cómo será esta reseña; sencilla, clara, agradable. Tal como es el libro, aunque ahora que lo pienso con detenimiento, no creo tener la capacidad de Alejandro Dumas para expresar así mis ideas. Pero no veo porque no pueda quedar, al menos, en un buen intento.

Tomando escenarios y acontecimientos reales, Dumas nos narra las aventuras de Artagan (Que sigo sin entender porque algunas veces aparece con ese nombre y en otras lo nombran D’Artagan. ¿Alguien lo sabe?) al emprender la aventura, estimulado por su padre, de ir a París con el objetivo de volverse mosquetero. Su padre no solo le hereda un buen caballo y una carta para que inicie con las mejores oportunidades, le da una serie de consejos… un tanto agresivos, sí, así tal cual “hijo, tienes que ser agresivo, buscar problemas, demostrar tu valor y nunca poner en duda que eres un digno mosquetero.”  Esto le causará infinidad de problemas a lo largo del libro pero, para nuestra fortuna, nosotros nos divertiremos de lo lindo al leerlas.

Los consejos de su padre lo persiguen a lo largo de todo el libro. Es gracias a ellos (para paradójico que suene) que conoce a los que serán sus inseparables amigos. Para luego de establecida la unión y demostrado su valor, meterlo en muchos más problemas con tal de demostrar que no es un cobarde y que debe ser, espera en el corto tiempo, un digno mosquetero del Rey. Ese ideal lo confronta con la otra fuerza dominante de Francia; el cardenal y su grupo de escoltas que rivalizan constantemente con los mosqueteros; grupo de élite del Rey.

Nuestro héroe se ve afectado por la lucha de poder a en la que se ven enfrentados el Rey y el Cardenal, el primero sin siquiera saberlo y el segundo moviendo infinidad de hilos para lograr su objetivo; controla Francia, así sea manipulando al propio Rey.
Artagan devoto al Rey muestra una privada aversión al cardenal, aunque en público se le reconoce y alaba por sus logros… pura doble cara al más puro estilo aristocrático. Y aunque pareciera que eso se queda en los plebeyos (las clases inferiores), en los más altos estratos también se ven lo más raros (tal vez “raros” para nuestra época) actos de hipocresía.
El rey de Inglaterra está enamorado de la Reina, esposa del Rey de Francia. Ese amorío que no terminé de entender si era correspondido o no, lleva a las dos naciones al filo de la guerra. Y el cardenal, como no podía ser de otra manera, se le descubre moviendo los hilos para que esto pase, ¿con qué objetivos? Nunca lo pude dilucidar, me divertía mucho más con los enfrentamientos en las calles, las ideas y personalidades de los cuatro mosqueteros y sus inevitables aventuras.

Creo es lo más que puedo ahondar en la trama sin desvelar algún posible spoiler. Lo sé, una reseña algo escueta pero así es el libro y merece se le trate y recomiende de la misma manera. Es una novela que atrapa por lo divertido de los acontecimientos, pone cierto grado de tensión y curiosidad al ir descubriendo los cientos de secretos hilados en la historia… ¡y el mayor secreto, ahora lo recuerdo! ¡Nunca… nunca… carajo, ¡nunca había odiado tanto a un personaje! No os quiero decir más sobre ese odio y la cantidad de maldiciones que vertí sobre ese personaje pues revelaría ciertos secretos de la trama, pero si quieren conversar y maldecir junto a mí, podemos hacerlo en los comentarios, claro, dejando marcado como SPOILER lo que se mencioné y así no arruinar la historia a los demás.
Continuo, perdón por el desenfreno. Los personajes son entrañables y se cuelan rápidamente en nuestro corazón, logrando la empatía y una sutil seducción que nos mantiene al pie del cambio de página, pues, aunque es un poco largo, el pasar de las hojas vuela con la misma velocidad que las estocadas lanzadas por los mosqueteros.
Considerando que es una historia sencilla pero con ramales de historias entrelazadas a lo largo del libro, lo que obliga a acelerar la lectura para poder descubrir al fin que carajos es lo que pasa, se vuelve definitivamente una recomendación absoluta, bajo el sello de una de las mejores obras de la literatura de todos los tiempos. Lo que me recuerda a Shakespeare y la razón por la que me gusta tanto “Es, sencillamente hermoso y hermosamente sencillo.” Así lo es este libro.

Ilustración los tres mosqueteros

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 18 septiembre, 2015 en 11:06 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: