Inicio > Cosas del ESAGUI > Nuevos libros. Viejas disculpas.

Nuevos libros. Viejas disculpas.

Nuevos libros

Ayer por la mañana se llegó un nuevo plazo, una nueva carrera, la segunda de un total de cuatro a las cuales me inscribí de manera impulsiva, si no lo hago así pienso demasiado y eso siempre me trae múltiples problemas.

Luego de correr unos satisfactorios 10 kilómetros, bajando además un par de minutos a mi tiempo promedio a esa distancia, las endorfinas comenzaron a hacer su función; me sentía extrañamente feliz.
El plan seguía su curso, visitar una tienda departamental en busca de unas piezas para el hogar. Curiosamente fue ahí donde encontré mi “bicho”, un divertido aparato para iluminar en zonas y situaciones complicadas. Como me causa conflicto moral gastar tanta energía con la luz de mi cuarto, consideré que ese dispositivo además de practico sería muy conveniente para mis lecturas nocturnas.

Salimos y durante el debate de a dónde ir a comer me encontré con una avenida familiar, llena de restaurantes y lugares muy “nice”. La detestaba, pero algo me decía que había algo interesante. Un flashazo después recordé que ahí se encontraba una sucursal de El sótano y comenzó mi propio debate interno ¿ir o no ir? ¿Gastar o seguir con el plan? Ya había decidido guardar la mayor cantidad de efectivo para poder disponer de él en Noviembre, en la FIL de éste año y para no dejar de leer recurrí a la biblioteca municipal, aunque tiene buen material, no hay mucho que despierte mi total interés, así que opté por un “vamos tan solo a ver”. Grave error.

Aposté por las secciones de libros económicos y ediciones de bolsillo. Y fue justó ahí donde me interceptó mi hermano; “¿Cómo escoges un libro para leer? Ya terminé el otro, el de mi mentor, y me dice que debo leer más”
Mi hermano menor está pasando una genial etapa, se dedica a trabajar su cuerpo y moldearlo a la perfección, para ello recurrió a asesoría en línea. Los planes, técnicas y lecturas que le presentaron le sirvieron bastante, a tal punto que ahora mi hermano forma parte de ellos y se está terminando de forjar para, ahora él, dar asesorías a otras personas que comenzaron como él.
Además de impresionarme el cambio ocurrido en él, me encantó la manera en que lo instruyen, incluso recordándole el mantener la mente sana en un cuerpo sano, una máxima antigua pero que muchos olvidan. Así fue como, después de terminar un libro sobre “fitness” y un par de Dan Brown (sí, lo sé, no son los mejores libros pero ¡lo atraparon y lo hicieron leer! Creo eso es lo importante) quería algo más.

Así nació la pregunta ¿qué leer?
“No sé, es complicado, necesitaría saber que te gusta o sobre qué te gustaría leer. Aunque, muchas veces me voy por el título… mira, por ejemplo éste: Instrucciones para vivir en México, al autor ya lo conozco, me gusta su estilo y sobretodo su humor ácido, muy negro el cabrón… es probable te gusté pues, tenemos un humor similar”
Mmm… No sé ¿qué otra cosa me recomiendas?
“Ok, mira, ve arriba, ahí hay libros especializados, tal vez encuentres alguno relacionado con el libro que acabas de terminar. Así, además, gano tiempo para pensar que te puedo recomendar, incluso en la casa tengo libros bastante buenos, aprovecha y no gastes en libros que tal vez no te gusten”

El resto fue demasiado rápido. Junto al de Ibargüengoitia, encontré El tren pasa primerolibro que dejé sin terminar (dar click en el título para saber que pasó). Ahí me obligué a parar: ok, me podía llevar esos pero no más, tenía que ir a la caja y salir de ahí.
Durante el camino me encontré una versión linda y económica de Los tres mosqueteros, libros que como la mayoría de las historias “populares” se conocen versiones muy diferentes a las originales, por ello tenía ganas de leer el clásico. Lo tomé y seguí mi camino tratando de volverme ciego a los estantes.

Ya en caja, un grito hizo saltar al cajero (jajaja suena fantasía pero así fue) “¡Sumisión!”. Es el libro de “moda”… bueno, ya pasó un poco de eso pero aún está en auge ¡debía de tenerlo!

Fueron 4 grandes libros, una cuenta un poco elevada pero que valía la pena. Sé que me salgo del plan ¡las malditas endorfinas me tenían muy de buenas y lo provocaron! Aun así, no me arrepiento, extrañaba mucho esa sensación; salir a la cacería de buenos títulos y sentirte extasiado al salir del lugar sabiéndote dueño de grandes trozos de sabiduría.
Si eso fue ayer, no quiero pensar cómo será cuando esté en la FIL éste año… ya quiero que llegues Noviembre.

Tuve que entrar una vez más, tenía que sacar a mi hermano de ahí. De nuevo, con ojos ciegos, logré encontrarlo. ¡Se quedó prendado de dos geniales libros! Uno sobre salud y otro sobre alimentación. Y digo “geniales” porque fueron palabras de mi hermano, en el regreso a casa comenzó a leerlos y descubrió que, aunque caros, habían sido una excelente inversión pues estaba encontrando información bien explicada que no había podido encontrar en otros lugares.
Al final, ambos ganamos. Yo cuatro libros que muero por devorar además de haber creado un nuevo lector, de libros “técnicos” pero lector al fin. Él, regresó leyendo todo el camino.

 

Ya solo queda ponerme al corriente en este blog. Al día de hoy debo dos reseñas, me disculpo nuevamente.
Algo anda mal dentro de mí, no tengo muchas ganas ni emoción por seguir con éste proyecto. Cada que me siento ante la máquina o el papel y lápiz, no salen las ganas irrefrenables de escribir.
Sin embargo, desde ayer tenía la emoción de compartirles esto, situación que no podía desaprovechar, debía ponerme detrás del teclado y dejar que las letras fluyan como antaño. Así está pasando y me siento bien. Espero que está sensación me dure lo suficiente para poder continuar con las reseñas que me faltan pues, otro detalle importante, me siento “mal” al comenzar un nuevo libro y no haber reseñado el anterior aquí. Tal vez un símbolo de que aún siento algo por este proyecto.

Espero no dejarlo morir y seguir aquí para ustedes.

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 21 agosto, 2015 en 5:10 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: