Inicio > Libro Finalizado, Libro Nuevo > El guardián entre el centeno. J. D. Salinger

El guardián entre el centeno. J. D. Salinger

El guardián entre el centeno(La entrada inicial y reseña a este libro es esta única entrada)

Tarde, siempre tarde. Sigo con las mismas quejas, incluso yo en este punto me estoy cansando de siempre escribir lo mismo, por ello no quiero ni imaginar lo que pensarán ustedes al leer mis constantes quejas. Así que pasaré de largo. Es posible que si lo sigo meditando más pasé lo que tanto temo, dejar esto abandonado.

El guardián entre el centeno es un libro al que llegué con mucho prejuicio. Demasiada ilusión que bajó un poco (solo un poco) a raíz de un capítulo de South Park donde hablan sobre el libro. La serie es una de mis favoritas, y para mi fortuna justo en el lapso de “descanso” que tengo para salir a comer puedo verlos en la televisión, uno o dos capítulos dependiendo de las ocupaciones del día. Fue así como vi el capítulo lleno de emoción pues ¡trataba de un libro al que le tenía muchas ganas! Y claro, ¡el libro de los grandes asesinos! Que además fue prohibido en muchas escuelas de Estados Unidos… ¡sería maravilloso!
Los personajes de la serie y yo, ahora puedo decirlo, nos llevamos la terrible sorpresa; es muy decepcionante.

El comentario anterior tenía que ir aquí. Tal vez algunos lo consideren innecesario pero era vital el correcto contexto para entender las ansias por leerlo y la alta estima en que lo tenía. Y lo que lo llevó a grandes alturas terminó en una gran caída a la decepción tras leerlo. Y no, el libro no es malo, pero carajo, esperaba algo más. Lo resumiré en las palabras del gran Eric Cartman: “nos está diciendo que es un libro sucio, inapropiado e hizo matar a un hombre al rey de los hippies..”
¡Carajo! ¿Con eso quién no esperaba más?

El libro trata sobre Holden Caulfield, un adolescente que recién recibe la notificación de ser expulsado de un nuevo instituto, ¡uno más! Y que sus papás recibirán la correspondiente dentro de unos días más.
Sabiéndose muerto (no literal pero es lo primero que nos pasa por la cabeza a todo adolescente cuando nos descubrimos en semejante embrollo) decide escapar a New York (ciudad cercana) y pasar los pocos días de libertad que le quedan lejos de todo.

Son esos pocos días en la ciudad lo que nos narra el libro, viviendo aventuras tanto dentro de su cabeza como con el entorno que lo rodea. Nada extraordinario, nada más allá. Las vivencias de un joven al que nada le gusta, todo lo detesta, las pequeñas cosas lo deprimen y las grandes le son negadas, pero cuando las tiene, impulsivamente las aleja, busca la peor cara de ellas y las detesta, le deprimen… todo es deprimente sabiéndolo mirar.
¡Un maldito absurdo!

Lo anterior lo dice un “adulto” que, aunque ya pasó por esa época y se sintió identificado con un par de cosas, ahora, con una visión diferente de la vida, me molesta tanto la actitud y su falta de acción ante lo que lo rodea. Las reacciones viscerales que lo divierten y las acciones pensadas que lo frenan, que se detiene el mismo con tal de… ¿no cambiar nada?

guardián entre el centenoHolden es un chico que no encuentra su espacio en el mundo. Lo bueno es demasiado bueno para él. Lo malo, lo detesta y ve la hipocresía del mundo en cada aspecto de esa maldad.
Lo que lo lleva a alejarse de aquello que considera hipócrita o negativo (salir del instituto) y “buscarse” a sí mismo, solo en la ciudad, intentando recolectar nuevas amistades que le desprecian (¡malditos hipócritas!), buscando la cercanías de las viejas compañías que luego le aburren o le aterra acercarse (¡horrible depresión!).
Raro y con problemas, sensaciones comprensibles y llenas de empatía con lectores de su edad, el resto lo encontramos detestable ¿o solo me pasó a mí? ¿Ya me estoy haciendo viejo?

Para un libro escrito a inicios de los años 50´s toca temas un tanto escandalosos; sexualidad, prostitución, pensamientos suicidas y depresión al por mayor… ¡momento! Quizá lo más criticable para la época: una rebeldía de los jóvenes hacía los adultos ¡el peor pecado! (entiéndase que me metí al contexto de los 50´s)
En nuestros días todos los temas “prohibidos” son de dar risa. Lo que cuál puede ser factor para el “desprecio” hacía el libro, aun así, la manera de pensar del joven Holden y la forma de afrontar eso problemas que, aunque anticuados, todavía siguen vigentes en nuestro tiempo es de una universalidad que… también podría ser el factor por el cual se le considera un libro de culto.
Quiero de manera ferviente creer eso. Otorgarle ese título solo por la muerte del rey de los hippies sería una gran decepción.

Comencé el libro con mucha emoción; algo debería haber ahí que toca las fibras más violentas del ser humano y los orilla a situaciones “complicadas”. Los primeros capítulos (muy cortos, ideales para lecturas rápidas) pasaron veloces; pese a las muletillas jodidas del personaje (comprensible si nos metemos en el personaje adolescente que los narra) son llevaderas, mientras que la narración es ligera, lo que llevó rápidamente a poco más de la mitad del libro y es entonces cuando sucede; ¡no pasa nada!
Es en ese momento en que estoy como los personajes de South Park; sigo esperando las maldiciones, lo malvado, lo prohibido. Continuo leyendo esperando a que al voltear la hoja pase. Llego casi al final y sigo pensando que está por llegar, todos nos prepara para eso y, es entonces, después de tantas páginas, que sí, decido matar ¡pero al maldito de Holden!

Terminé la historia y ahí murió mi esperanza de declararlo un buen libro. Fueron las aventuras de un par de días de un chico suelto en New York, nada más, nada menos. Cubriendo todas las páginas con sus pensamientos nada profundos pero sí muy sinceros y confusos.
Entonces me quedé pensando en que carajos había leído.

Lo maravilloso de mi generación es que tengo internet a la mano, sería mucho más gratificante una charla con otra persona pero… ¿quién en estos días lee? ¿Quién en estos días llega a libros como éste? ¡Oh bendito internet!
Primero recurrí a varios Booktubers, como aún tengo la espina por ser parte de ese mundo, pues ¿por qué no darles la oportunidad?
Bah, la mayoría un asco.
Decidí buscar personas mayores. Tal vez la poca empatía con la edad del personaje me afectó, necesitaba opiniones de alguien que tuviera mi edad. Ahí hubo un éxito considerable. Me orientaron y me llevaron a pensar un par de cosas que había pasado por alto. Seguí escuchando y leyendo más al respecto. Al final, apoyado en todos los argumentos, pude forjar un propio, una mezcla peculiar de todos. Como siempre.

 

El guardián entre el centeno hace un interesante análisis sobre lo complejo que podemos ver la vida, una vida tan distinta como la percepción con que es apreciada. Aunque el libro fue escrito hace más de 60 años, muchas situaciones, emociones y pensamientos son tan “de hoy” que facilita la comparación; la perspectiva de un joven atacado por las hormonas contra la de un lector al que las hormonas se le van muriendo. Me ayudó a recordar fases de mis hermanos pequeños, los cuales hacían cosas… “no sé porque las hago, pero a la mierda todo”
Ese pensamiento me pasó más de una vez por la cabeza; sentir que leía/veía a mis hermanos.

Es entonces cuando comencé a entender la grandeza del libro, dibuja muy bien la apatía del autor sobre la sociedad moderna vista desde los ojos de un joven rebelde; el mejor espectador para la época ¡de ese y éste entonces! Aquel que no se deja vencer y ser como los demás, que todavía no cede a un cambio que, no sabe cómo es ni cómo llegar a él, pero que lo desea pues, esta vida apática es una mierda.
Las hipocresías de los sectores sociales, el miedo a la convivencia con iguales, el pánico por no encontrar iguales y el terrorífico descubrimiento; las cosas cambian, incluido nosotros.
centeno_i_niñoHolden se siente muy cómodo en los museos, en esos lugares donde todo es igual, donde nada cambia, junto a las personas que mantienen su status quo. Pero, al final, cuando intenta cambiarlo todo de manera radical (¿de qué otra manera podría ser?) y descubre que ese cambio no será solo en él, será de alguien más, lo aterra.
Dejo de ser ese niño que corría entre el centeno, perdido, confundido, cerca del borde del barranco. Para al fin ser lo que alguna vez deseó; ser el guardián entre el centeno. Ese que cuida de los niños perdidos como él. Se aceptó confundido, se acepta perdido, quiere ser quien oriente a los demás. ¿Mensaje del autor para sus lectores o una elegante manera de madurar por parte de Holden?

Es un libro de recomendación complicada. En algún punto de la re-lectura llegué a pensar en los libro de Demian El lobo estepario esas obras geniales que impactan en el lector, pero que liberal el gran poder transformador en una joven mente, en un joven lector.
Éste libro puede tener la misma fórmula. Sí, me lamento por no haberlo leído en mi juventud para después re-leerlo a éstos años. Sin embargo, creo que ahora que observe diferentes opiniones, viniendo de diferentes edades de lectores, puedo volver a él y dar una lectura más profunda.
Un libro que compraría (lo tomé de la biblioteca municipal) siempre y cuando la edición fuera bastante accesible, tanto, tanto, como para desenbolsar una fuerte cantidad en él, pues no, no me gustó tanto.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 16 enero, 2016 en 10:44 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: