Inicio > Libro Finalizado > Fin. El club de la lucha.

Fin. El club de la lucha.

Contraportada - El club de la lucha(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

La primera regl… no, no voy a caer en los lugares comunes para esta reseña.
Bien ¿y ahora? Lo único en claro que tenía sobre la reseña del libro era lo anterior, no quería ser como los demás, y luego de escribir esas líneas estoy aquí, seco, sin ideas. Carajo debí pensar mejor esto.

Bien, tratemos de nuevo. ¡Es una maldita joya! Así de simple.
Gracias al blog he tenido la oportunidad de reseñar varios libros que dieron el salto a la pantalla grande, recientemente esa actividad creció bastante gracias al reto #KingProceso, sus libros son tan buenos que salían productores dispuestos a apostar por el producto. Por ello me he encontrado con muchos trabajos que son dignos de lanzarlos desde un acantilado para que la humanidad no los pueda encontrar. Pocos aquellos que hacen una correcta adaptación, esto sin sacrificar (mucho) la trama ¡pero! Son muy pocos aquellos que lograron superar el libro, ya sea por un nuevo guion o algunas mejoras a la obra del escritor.
El club de la lucha no se encuentra en ninguna de esas categorías, ¡hace una nueva! Película y libro que se complementan, puedes disfrutar de un material en lo individual sin problema alguno, sin embargo, lo magnifico se logra cuando disfrutas de ambos, incluso sin importar el orden.
De eso y más intentaré hablar en esta reseña. Ya la tenía muy retrasada, por ello una disculpa a perezpepito31416quien estaba detrás de la pantalla, aguardando ansioso este material. Espero sea de su agrado y del de todos ustedes.

Con lo que puede ser un tercio de vida recorrida, encerrado en un trabajo ingrato, consistente en ver decenas de siniestros y ser quien valorice si se deben impedir más acontecimientos similares al retirar esos vehículos defectuosos del mercado o, por el contrario, es más económico mantenerlos ahí y luchar contra las indemnizaciones solicitadas, en caso de haberlas. Viajando de manera constante y, al igual que Villa (me encanta tratar siempre de meter tintes nacionales en todo) dormir en un lugar y despertar en otro. Todo para forjar un micro-cosmos propio, un hogar que lo identifique y grite en cada uno de sus artículos que es él; sillón vintage, mesa en forma de yin yang, vajilla fabricada por indios de algún extraño país latinoamericano, bla bla bla, basura de catálogo o programas de ventas por la madrugada. El consumismo en su máxima expresión, obtenido bajo los únicos medios posibles pues, no hay tiempo entre el trabajo, viajes y los momentos destinados para el sueño.

Club de la lucha 1

Eso no es vida, y nuestro narrador sin nombre (a lo largo de la novela nunca lo sabemos) lo descubre en la reacción de su inconsciente; insomnio.
La solución (al más puro estilo norteamericano) le es negada por el médico que le sugiere respuestas sin fármacos, y una solución involuntaria es la que más peso toma.

Club de la lucha 2La creciente expectativa de vida nos ha llevado a conocer nuevas y peligrosas enfermedades. De algo debemos morir y la naturaleza (por llamarle de alguna manera a ese hecho) nos lo recuerda de maneras cada vez más crudas. Esto nos lleva a nuevas luchas contra esos nuevos males, para poder seguir viviendo más y retar, una vez más, a la naturaleza.

En un grupo de apoyo para personas con cáncer testicular es donde nuestro narrador descubre a Bob; los grandes y reconfortantes pechos de Bob (víctimas del radical cambio hormonal provocado por su cáncer). Bajo la instrucción de “dejarse ir”, lo consigue al fin, logra llorar y después car rendido; dormir, descansar bajo el sueño de los justos, dormir como un bebé, confiesa el narrador.

Todo entra en sintonía de nuevo, el mundo es perfecto… hasta que aparece una extraña mujer; Marla. Imposible que ella esté ahí, imposible que ella padeciera cáncer testicular, él lo sabe, la saber impostora.
No funciona más, viéndola a ella se ve él, se sabe impostor, y no viene el llanto, no llega el sueño. Grupo tras grupo nada funciona, siempre está ahí haciéndolo sentir mal, regresándole el insomnio.

Terminan enfrentados, ella gana, negocian y dividen la semana en los distintos grupos de ayuda a los que ambos asistían. Al fin dejará de verla y todo tomará el curso “normal”. Entonces aparece Tyler Durden y es cuando… ¡comienza lo divertido!

Club de la lucha 3

 

PARÉNTESIS… GRAN PARÉNTESIS.

Me tomé tantos días para escribir esta reseña porque no sabía por dónde abordarla, que información meter y cual debería de ser eliminada. No quería, aunque terminé haciéndolo, contar todo lo anterior; de que va el libro, parte de la trama y como llegó al punto cúspide. Pero es imposible, sin el debido contexto, lo que sucede a continuación pierde sentido. No me quedó más que escribir sin ver, sin pensar y dejando que las cosas fluyeran. Espero no haber resultado como los demás.

Sigamos…

La aparición de Durden lleva a nuestro narrador a lugares insospechados; un bar… bueno, lo lleva a hacer cosas que nunca pensaría; beber… no, me refiero al final; salir abrazados… a veces me odio tanto, esto de escribir sin pensar no es tan genial como creía *guiño guiño para los que ya disfrutaron la lectura o la película*… ¡al final pelean! Eso nadie lo esperaba, tal vez Durden, él quizá lo planeó todo pero el narrador, se lleva la sorpresa de su vida, se descubre pésimo para luchar pero encuentra una satisfacción gratificante en ello.

El narrador termina siendo alojado por Durden y comienza a conocer su peculiar vida; trabajos nocturnos mal pagados que le permiten cubrir los escasos gastos necesarios, una casa que ni él sabe de quién es pero que ahora habita; a punto de caerse, con fallas de todo tipo y llena de revistas que vez con vez hojea nuestro narrador, y claro, una pasión por luchar que nació desde el momento en que se conocieron. Escena que se repite con más frecuencia, pelear fuera de los bares, lo que atrae gente, al principio solo por lo divertido de la situación, después con ánimos de pelear y, al final, siendo partes de un club; El club de la pelea.

Club de la lucha 4

Los hombres somos salvajes por naturaleza, seres primitivos obligados a evolucionar y controlarse conforme crecemos. Sin embargo, algunas veces la evolución actúa de manera peculiar, da un salto primitivo hacía atrás y uno en inteligencia hacía el frente; Durden. Una máquina de conocimientos, capaz de crear jabón, organizar planes increíbles, construir dinamita, nitroglicerina, tener conocimientos de psicología básica y un sin fin de cualidades fácilmente discutibles entre los lectores. Pero, tras de esas grandes capacidades, existe un cuerpo, moldeable, en constante proceso de perfeccionamiento para el club; ejercitarse, moldear las uñas, recortar el cabello, esas pequeñas cosas en las que nunca pusiste atención y que ahora son tan importantes.

Juntos, aunque algunas veces pareciera que arrastrado por Durden, nos sumergen en las maravillas de un club que te saca de la rutina, de la monotonía establecida por una sociedad que te quiere domesticado y bajo control. Un lugar que saca lo mejor de ti; te obliga a destrozar a quien tienes enfrente, para al final levantarlo y verlo como un hermanoEl sitio que te marca, puedes reconocer a sus miembros en la calle; el jardinero, mesero, cocinero, abogado, taxista, ese personaje que tiene marcas frescas; un moretón, una fea cortada o le faltan varios dientes, marcas llevadas con orgullo cual si fueran medallas.

La vida no es quien eres o quien crees que eres al comprar X cosa o ser vestido por X marca. No, eres lo que tú quieras ser, ven, da un golpe y descubramos juntos quien eres.
Club de la lucha 5Pequeña divagación parafraseada pero que explica un poco el sentido filosófico del libro. Pues no todo se centra en narrar como se forjó, lo que sucede, y a donde llega El club de la luchaTyler Durden es un estuche de monerías y conocimientos, la contraparte de todos nosotros, ese renegado loco que se deja apalear con tal de seguir teniendo el sótano para sus peleas pero que tiene ideas tan locamente interesante que te hacen dudar de ti mismo, incluso te lleva a creer en ti.
Su humor ácido-negro-delirante no lo mencionaré pero es estupendo. Toda una personalidad que no sorprende se convirtiera en una figura de culto a raíz de la película, y en menor medida por los libros.

Debemos recordar que aunque en Estados Unidos el libro cosechó mucho éxito, a nivel mundial alcanzo el reconocimiento solo por medio del estupendo trabajo logrado con la adaptación cinematográfica, lo que llevó inherentemente a la búsqueda del libro del que nació todo. Un interesante circulo que ojalá se repitiera con más frecuencia.

 

El resto de la historia es difícil de abordar sin caer en spoilers o arruinarles una excelente obra. Por ello trataré de dejar hasta aquí la narrativa.

El club de la lucha se complementa muy bien en ambos formatos al llevar al espectador las dudas existenciales y los dilemas morales de ambos personajes. El conocer las distintas vidas y ponerlas en contraste nos orilla a pensar más allá, a decantarnos por uno de los dos y pensar “que tal si…” es ahí donde gana la obra, cualquier formato, nos obliga a pensar y ver otras realidades que tenemos dormidas.

La obra completa es una crítica al consumismo desmedido, a la identificación de objetos a cambio de perder individualismo. Ya no somos YO, somos lo que usamos, lo que tenemos, lo que queremos comprar. Huy, eso me recordó un video, sí, es muy fresa y pop pero el video en sí es genial y la letra me pareció estupenda.

Respecto a los problemas mentales a raíz del conflicto entre la realidad vivida y las nuevas alternativas abiertas ante nuestros ojos, no lo tocaré, me gustaría esperar a ver la respuesta de ustedes lectores. Si encontramos aceptación, voluntad y paciencia (soy lento para escribir en estos días) podré hacer una entrada especial, marcada claramente para que los ajenos a la lectura no entren y poder deshacernos en spoilers y comentarios… “complicados” para aquellos “novatos”

 

LA PELÍCULA

Club de la lucha 6Una obra maestra. No solo por la perfecta adaptación, pues se tomó algunas libertades creativas. Es un complemento perfecto para una lectura un tanto difícil de seguir, pues, mientras en el libro pasamos de la cabeza del narrador a una visión periférica y luego a ser parte de la historia de Durden. En la película por más complicado que pareciera, logran unirlo sin descubrir (tanto) el hilo negro secreto que mantiene todo junto.

Sobre los actores sería deshacerme en elogios de manera individual. Por ello me sigo de paso, no sin antes dejar en claro que todos y cada uno de ellos, incluso los secundarios, lleva adelante un proyecto que toma alturas magistrales. Las interpretaciones son creíbles, dramáticas al punto de… crees realmente que aquello fue parte de algo real, una historia verídica que…

¡No lo fue! Es una historia nacida de un pequeño cuento de no más de 7 páginas, el cual tenía tanto potencial que se expandió hasta el libro que tuve en mis manos. Y fue tan bueno que generó innumerables clubes réplicas del narrado entre sus páginas, con la salida de la película es número creció aún más. Llegando al punto de acosar al autor, periodistas cazadores de buenas noticias así como de “entusiastas” de la historia; querían saber dónde encontrar un club así, como los había encontrado él y que más podía decirles al respecto, algo más, algo que no se pudiera escribir o mostrar en pantalla. Aquello era real y todos querían ser parte de él.
Un punto y aparte en la cultura POP. Una película de culto. Un libro que todos debemos de leer.

 

Pensaba no decir lo siguiente pero mientras repasaba mentalmente lo que quería eliminar, me di cuenta que es posible atraiga más lectores a la novela, así que aquí vamos.

 

El final es diferente, en ambas obras. Mientras uno se queda en el “qué tal si…”, el otro se queda en “¿y ahora qué?”. No pregunten cual corresponde a cual, creo quedó claro no lo diré.
Las pequeñas diferencias son algo estupendo, la película mostraba las partes complicadas de seguir en la lectura, el libro dejaba luces sobre ciertas pistas que en la película son pasadas demasiado rápidas como para atrapar nuestra concentrada atención (requiriendo una segunda o tercera vez ver la película), logrando así una fusión completa, en el final tenemos el cierre de oro. Los dos posibles destinos a un proyecto llevado en conjunto y, sin embargo, nos deja muchas más dudas, sigue provocando en el espectador la pregunta clave ¿cómo será el mañana? Y entonces, si eres demasiado curioso, podrás preguntarte “¿cómo será mí mañana?”

 

Una obra (hablando de la película y el libro) que toca fibras sensibles, y no me refiero a situaciones emotivas, intenta desentrañar al individuo, mostrarnos el potencial del que somos capaces y como nos frenamos o las alturas que podemos alcanzar si no lo hacemos. Se mueve, suavemente, quizá para no perturbar al espectador, sobre filosofía, existencialismo, individualismo, psicología… caray, son tantos los tintes y temas a tocar, tantos que creemos toca y que, tal vez, no son así. El autor (se me pasó mencionarlo líneas atrás) narra en un capítulo introductorio que le han atribuido más cualidad que las que el generó; se ha desarmado, rearmado, transformado y desfigurado tanto su obra como él nunca imaginó, muchos de los guiños o sutilezas dejadas en el camino si fueron descubiertas mientras otros entusiastas le asignan algunas que nunca pasaron por su cabeza… al menos de manera consiente.

Sea de esa manera o no. Es un trabajo que da para mucho más, como pocas obras en esta vida. Ahí radica la principal y mayor virtud del trabajo.
Y, volviendo a letras pasadas; es una película de culto que se debe de ver en la vida. Un libro estupendo que debe pasar por nuestras manos una y otra vez. Un conjunto único en la corta vida de éste que escribe; nunca había gozado un proyecto tan bien manejado y que se conjugara de manera sutil pero directa… caray, es complejo, miren lo tardado que fue para mí escribir esto, lo difícil de explicarlo intentando atraparlos, invitarlos a… ¡Tan solo léanlo! Y si lo hacen brinquen a la película. Si no han visto la película ¡háganse un favor y véanla! Y de ahí salten al libro. Son obras que de manera individual o en conjunto tienen que pasar por nuestras vidas.

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 10 julio, 2015 en 4:52 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: