Inicio > Libro Finalizado, Libro Nuevo > La región más transparente. Carlos Fuentes.

La región más transparente. Carlos Fuentes.

La región más transparente(La entrada inicial y reseña a este libro es esta única entrada)

Un libro muy extraño que recién terminé hace unos días. Una lectura que de no ser por estar casi completamente desconectado del mundo seguro hubiera abandonado a las primeras páginas. Pero ahora agradezco esas horas de abandono en un café, obligado a leer para no ver el lento transitar del reloj.

El “problema” surgió cuando tuve que acompañar a una dama a una ciudad vecina para ir de compras. Como no tenía la menor intensión de estar detrás de ella en la búsqueda de algo que ni siquiera era para ella acordamos vernos en 3 horas en la plaza pública donde me dejó. Con el libro bajo el brazo y la primera taza de café, de varias que se consumirían esa tarde, comencé, y desde inicios aborrecí el lenguaje, los personajes, las actitudes y esas acciones tan… me adueñaré de un término recalcado en el libro y que desde ahora haré uso constante en mi vida… tan popoff.
Ese primer largo capítulo me costó mucho. La manera de narrarlo tan extraña, los diálogos tan mamones, las divagaciones absurdas, el lenguaje complejo que, para mí, una persona que adora la escritura sencilla y clara, me causaron una repugnancia casi intolerable.

Por fortuna el siguiente capítulo era diferente. Y las tazas de café se siguieron una a otra, y pasaron más de 3 horas, y me metí en problemas por no estar atento al reloj.

“No había una novela de la ciudad de México (…) ¿por qué no tenemos una novela de esta ciudad que está clamando por ser escrita y descrita? Entonces escribí “La región más transparente” y a partir de entonces, mira que sí hay novelas de la ciudad de México…”
Un fragmento de los argumentos de Carlos Fuentes con que explica el origen de esta obra. Una ciudad importante, una ciudad cosmopolita que a raíz de las grandes guerra en Europa recibió a un sin fin de personajes, y creció, con ellos y para ellos. Fuentes fue quien conoció esa ciudad primigenia, aquella que se podía recorrer a pie, en la que todos (o casi todos) se conocían, ese mundo que estaba a punto de cambiar.

La región más transparente fotoY viéndolo así (para mi desgracia hasta el final del libro) tiene toda la razón, grandes autores de la literatura mundial han dejado en sus obras huellas de esas ciudades por las que han transitaron. Para México la literatura llegó tarde o quizá su fanatismo con el pasado lo aferró a un siglo atrás, en la época de las interminables “glorías”. Carlos Fuentes hizo un estupendo trabajo en heredar al mundo esa ciudad que se podía abarcar con la mirada, la denominada por Humboldt La región más transparente del aire.

La novela comienza con una reunión de nuevos intelectuales, jóvenes herederos del nuevo cambio social, quienes discuten filosofía, identidad… ¡bah! Banalidades sin sentido, que no comprendo y detestaré por la manera de hablar tan rebuscada. Soy un ser más terrenal y afín a lo sencillo, a aquello que cualquiera puede comprender y de ahí, de ese amalgama básica, forjar algo más complejo. Fuentes se explayó en ese lenguaje y casi logra que arrojé el libro a la basura.

Terminada la reunión, se dispersan por los diferentes puntos de la ciudad, y es ahí donde la lectura comienza a captar mi atención. Dejando de lado lo lineal, el autor da saltos en todas las formas posibles; nos lleva al pasado con personajes que desconocemos casi del todo (cierto apellido nos es familiar) y nos narra una historia. Luego da paso al presente pero en otra geografía, en otro estrato social y vuelve a narrarnos algo. Nos adentra en algún personaje y salta de nuevo, de la conversación ingresa a la introspección, al pensamiento de… alguien, cuesta trabajo entenderlo, necesitamos seguir leyendo para tomar ese punto, esa ancla que relaciona “algo” con tal personaje y así entender de quien va el pensamiento, y seguramente (al menos a mí me pasó) retomar la lectura para entenderlo del todo.

pecado1Son eso difíciles saltos los que confunden y provocan conflicto en los lectores. Muchas de las críticas tienen como ángulo central ese aspecto del libro. Lo admito, me costó mucho trabajo seguirlo; tenía que seguir leyendo, ignorar mi confusión y esperar a ese “algo” que aclaraba el asunto. Tengamos en cuenta que la cantidad de personajes se amplía con el pasar de las páginas pues, ya no son solo los personajes centrales, también son los amigos, familiares, antepasados y hasta los conocidos… incluso, ahora que lo recuerdo, hasta personajes solo colocados ahí para dar más contexto, un mayor matiz a la ciudad, no a la historia.

Es difícil, un libro pesado, con una prosa que… ¡puff! Acostumbrado a leer rápido, pierde encanto.
En mi investigación para escribir esta reseña tuve la oportunidad de disfrutar varios documentales al respecto, en ellos, de fondo, leyendo con voz calmada, suave, deliciosa, recitan fragmentos del libro, con ayuda de la música dulce logran una armonía poética. Entonces recordaba ese fragmento y me llenaba de culpa y vergüenza por no haberlo leído, vivido así. Adelantándome a las conclusiones finales, es un libro de re-lectura obligada, uno de esos que creí no existían o que nunca encontraría; aquellos que tienes en la biblioteca y puedes recurrir a cualquier página, cualquier fragmento y pasar un momento agradable.

Narrativa confusa, aceptémoslo. Un lenguaje complicado para leer de corrido, ¡no se debe de leer así!
No soy consumidor asiduo de la poesía, he querido intentarlo pero siempre fracaso, hay muy poca poesía que es de mi agrado. Sin embargo, en mi afán por aprender más de ella, me he rodeado de excelentes personas que me han dado muy buenos consejos: “Léela en voz alta. Gózala. Disfrútala. Vívela”. Aunque La región más transparente no es una poesía, no es ese género como tal, si debería leerse así. Con paciencia, con deleite.

Ahora bien, no quiere decir que sea un libro imposible o que, en lo dulce del lenguaje pierda el objetivo. Hay una historia detrás, una gran historia: fraccionada en los distintos “saltos” y es solo al final cuando tenemos el panorama completo, la red de intrigas, historias, personajes, acontecimientos pasados y presentes se confabulan en un solo fin; la cimentación final de la nueva clase en el poder, al final, todo cae por su propio peso, todo toma el rumbo ¿natural?

revolucion16_1Lo anterior va en referencia a algo que puedo comentar sin hacer spoilers, y parafraseando a Zunzunegui “toda revolución es hecha para deponer a un tirano y poner a otro”. La mexicana no fue la excepción, a la salida de Porfirio Díaz, los poderosos, la clase alta de la ciudad, salió despavorida por lo revoltosos, los mugrientos que, a caballo, venían a mancillar la hermosa ciudad de los palacios. Fueron ellos los que ya en el poder, se adaptaron, se amoldaron al cambio y pasaron a ser los nuevos ricos, desprestigiando a los existentes antes que ellos, creando su nueva aristocracia.
Esa “revolución” plagó de historias la ciudad: perdidas de grandes herencias, terrenos rematados por unas monedas y revendidos, casi al instante, al triple o mucho más del valor pagado, el desprecio por el antiguo poder del pasado régimen, la creación de una nueva imagen; dejar al indio fuera, blanquearse como el antiguo general y ser, ahora, el nuevo rico, el “socialité” más importante de la ciudad.

 

Todo eso y más es este libro, páginas con retazos de una enorme ciudad, historias de diferentes clases en busca de un lugar, gente, su gente, nuestra gente que lucha por vivir, por respirar en La región más transparente aunque ya sea imposible por la contaminación, aunque resulte imposible ver los volcanes por los edificios cada vez más altos, aunque ya no quepamos… “aquí nos tocó ¿qué le vamos a hacer?”

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 27 junio, 2015 en 10:58 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: