Inicio > Libro Finalizado, Libro Nuevo > Fin. El documento R.

Fin. El documento R.

Contraportada de El documento R(La entrada inicial y reseña a este libro es esta única entrada)

¡Irving Wallace, el autor que tanto busqué! A raíz de su obra La isla de las tres sirenas, un libro que adoré y el cual obtuve a manera de prestamo (me costó bastante desprenderme de él para regresarlo a su dueño). Por ello lo busqué en todas las librerías, una nueva edición o libros de segunda mano daba igual, lo quería para mi biblioteca personal, pero la suerte no estaba de mi lado.
Cuando al fin lo encontré (en una edición reciente) no pude más que reseñarlo para este blog y, obviamente, darle una segunda lectura, cosa que hago con pocos libros; ¡así de bueno es!

En mi más reciente visita a la librería de usados me volví loco; encontré libros del autor, incluso (un poco tarde ¡maldición!) una edición idéntica a la que me prestaron.
Podría leer un poco más del autor ganador del nobel, no lo sabía cuando leí su libro pero cuando me enteré no pude negar que se lo mereciera.
Yo seguía en la búsqueda del autor pero en especial de un libro titulado “La palabra”, no recuerdo bien a bien de dónde vino la recomendación pero está muy arriba en mi lista de libros pendientes por comprar. Para mi desgracia ese libro no se encontraba ahí pero sí tenía muchos más entre los cuales elegir. Era una lástima no poder comprar todos, tuve que usar Goodreads para elegir los mejor valorados, entre ellos El documento R que, aunque me sonaba bastante diferente a lo escrito por él… ¡solo había leído uno de sus libros, claro que sería diferente! Lo tomé sin más y llegó el momento de reseñarlo.

Los Estados Unidos de Norteamérica se encuentran infestados por el crimen y desorden general entre la población, los números lo respaldan, la situación se está volviendo caótica. Siguiendo la máxima “situaciones extremas requieren medidas extremas”, se confabula la enmienda XXXV; un prospecto de ley federal presentada a los estados de la unión para su ratificación, bajo esta nueva ley se garantiza la seguridad y control de la población ante situaciones extremas al suprimir la Ley de derechos de manera temporal mientras la amenaza es neutralizada.

En palabras más sencillas; los derechos y libertades básicas quedan anuladas en casos de conspiración o terrorismo más allá del control del gobierno federal. Una ley prohibitiva, tiránica si se le quiere desprestigiar más, pero que se espera nunca sea invocada; es mejor tenerla y no necesitarla, que necesitarla y no tenerla. Aunque no olvidemos que esto solo será de manera temporal y el poder no recaerá en un solo hombre (por si pensaban en la Alemania de Hitler, la Rusia de Stalin o Italia con Mussolini) ¡no! Existirá un pequeño grupo bajo el liderazgo del director del FBI, quien suplirá los poderes federales; al propio presidente.

El problema con todo lo anterior (quiero pensar que mis lectores lo consideran como problema… el cual no lo sería sí el tío Esagui estuviera al poder ¡¿verdad!?) es el gran poder conjunto en una sola persona, un plan maquiavélico que… ¡resulta muy obvio a las primeros intentos de profundizar en él!
Así es como Wallace nos presenta este thriller político-americano que tanto me recordó, para mi desgracia, al fallecido Tom Clancy. A él le debo un parte de mi pasión por los libros, pero es también a quien desprecio sin miramientos por el género en que escribe pero sobre todo por su personalidad. Para más información al respecto pueden leer el link que compartí.

Los problemas del libro se vienen en cascada, un plan terrible que a los primeros análisis (cuándo se explica a detalle le enmienda) deja una gran pista de por dónde va a ir el autor. Los personajes detrás de ella son ridículos, aquellos que la quieren imponer son malos como Satán, los que están en contra son buenos, alejados de ese mal para no manchar su blanco plumaje, mientras que los engañados son tan ingenuos cual niño de 5 años.

Me hace pensar que Wallace decidió apostar a lo social en lugar de a los personajes profundos. Cosa que me sorprende pues, en la isla de las tres sirenas, escrito una década antes, consiguió un gran equilibrio entre ambos aspectos.
Llegué a pensar que aquí tal vez se adentraría en las dictaduras, el cómo los personajes malvados llegan al poder y cómo lo logran, al igual que demostrar como los buenos siempre luchan por no caer en esos tropiezos de la historia. Claro, de paso hará un análisis cultural de ese peculiar país, así como de su gente. ¡Esto será interesantísimo!
No, no lo fue.

La política de los 70’s (década en que se desarrolla el libro) se lee muy anticuada, tal vez porque así lo sea o porque series como House of cards muestras que lo leído es un juego de niños comparado con la crudeza de la realidad actual.

Me decantó por la ignorancia y el desgano de la obra. Ignorancia remarcada en un único y repetitivo aspecto; ¡una mujer embarazada fumando y bebiendo en más de una ocasión a lo largo del libro! ¿¡Qué carajos le pasa!? ¿Acaso los hippies sobrevivieron los 60’s y se disfrazaron de políticos?
Y quizá eso también es parte del desgano, la nula preocupación por investigar más y hacerlo creíble, todo es tan fácil tanto para el “malo”, como para el “bueno”, ninguno da muestras de talento al momento de los conflictos del libro. Me llegué a asombrar tanto de esa inocencia, que desconocí a los gringos ¡ellos definitivamente no son así! ¿O quizá así fueron los 70’s, no sé, demasiadas drogas?

En fin, la trama nos muestra un intento de convertir al país de la democracia en una dictadura como tantas nos ha mostrado la historia. Una nueva e interesante, eso sí, dictadura empresarial. ¡Y eso sí que estuvo interesante! Aunque no profundizo mucho en ello.
Nos mostró como las empresas en el país de las libertades pueden llegar a convertirse en dueñas de una población entera, imponiendo leyes, orden y control, todo a cambio de la libertad y seguridad. Ejercicio que terminó siendo ejemplo para ser llevado a cabo a nivel nacional, un país enteramente controlado por una gran empresa, y ella bajo la mano firme de una persona.

En las pocas divagaciones al respecto se nota la pasión del autor al escribir, se llega a sentir esa fuerza del anterior libro pero, no hay comparación, se diluye tal como llegó. Me hace intuir que así nació el libro; con una noticia o reportaje sobre esas empresas y sus ambiciones, un poco de imaginación y mucho de conspiración dieron a luz a El documento R.

Cuando los personajes en el libro conocieron una de esas comunidades dio pauta a un profundo análisis de ello, desentramarlo y mostrarnos el peligro de lo que podría ser el futuro de las dictaduras. Lo deja pasar y pierde todo peso la historia. Nos quedamos con el misterio, con seguir las pistas que siguen apareciendo tan fácilmente y es tan solo seguir leyendo para descubrir lo que pasará; los buenos ganarán, los malos se van y ¡la democracia siempre triunfa! Insertamos llantos de niños orgullosos, un águila volando, un par de aviones de combate y de fondo la bandera Norteamericana. Fin de una película más de gringos siendo los reyes del planeta.

Un poco fuerte, lo sé, pero para mi tristeza así es. Wallace decepciona mucho.
Personajes acartonados y nada creíbles, una situación interesante pero que no se desarrolla en análisis profundos y una época histórica que ya no es la nuestra, mostrada tan deslucida que… simplemente la hace ver como película barata de domingo por la mañana. Mejor vean los dibujos animados.

Obviamente no la recomiendo. Me sigo quedando con su genial La isla de las tres sirenas y a la búsqueda de la recomendación La palabra, tengo otro libro del autor que maneja una manera distinta de escribir; parece será un documento periodístico, lo que me genera interés pero al cual le daré tiempo, leeré otras cosas para despejarme y después llegar de lleno a un autor que me fascinó tanto y del cual ahora soy testigo de un gran tropiezo. Espero toda su carrera literaria no sea así, y lo quiero creer pues, tiene un nobel y… ¿eso significa algo, no?

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: