Inicio > Libro Nuevo > Sin novedad en el frente. Erich María Remarque.

Sin novedad en el frente. Erich María Remarque.

Portada Sin novedad en el frente(La reseña a este libro la puedes encontrar aquí)

Soy un germanófilo por excelencia. Debo admitirlo desde inicios o de lo contrario no se entenderá todo lo que en mi mente revolotea y quisiera plasmar aquí.
Mi primer acercamiento a esa peculiar filia fue por la Segunda Guerra Mundial, por el sector de los videojuegos. No sé si fue por empatía con el perdedor, el pequeño gigante que logró poner en jaque a medio mundo o la personalidad interesante del líder de los “malvados”. El detalle fue que cada vez consumía más productos de ese periodo histórico, poco a poco fui conocedor de batallas, nombres de personajes importantes, países, geografía, blah blah blah. Uno nunca sabe de dónde vendrá el conocimiento, gracias a esos juegos conozco tanto a Europa.

Cuando los libros llegaron a mi vida era obvio que el tema me apasionaba y lo consumía con voracidad, fue por ello que leí sobre Hitler, Rommel, Churchill, la Alemania Nazi –mucho de ellos- y sobre la segunda guerra en general.
En la primera guerra nunca me sumergí, no sé si fue por considerarla parte de la segunda, un conflicto aburrido por el estancamiento o desangelado en comparación con los grandes avances tecnológicos de la segunda guerra. Pero entre más conocimientos adquiría del viejo continente, más me interesaba por ese periodo que pasaba por alto y, cuando era necesario buscar información al respecto, siempre sobresalía “Sin novedad en el frente” de Remarque.

Mi pasión por la historia, germanofilia y la guerra, no fueron suficientes para obligarme a salir corriendo a comprarlo, buscaba siempre referencias rápidas a la primera guerra, solo aquel dato que necesitaba o un aspecto global que me ayudara a entender algún detalle importante. Uno de los pecados que nos ha dejado internet, supongo.
Sin embargo no desaparecía de mi lista de libros pendientes por comprar y fue, no recuerdo con exactitud cuándo, pero sé que hace pocos meses, que logré toparme sin querer con una edición bastante económica. ¿Destino? Me obligué a pensar que así fue y lo compré.

Pasó otro lapso de tiempo en mi pila de libros pendientes por leer. ¡Es la primera guerra, la segunda es genial, la primera aburrida! Pensaba. Siempre. Jajaja.
Sin embargo, en estos días los documentales sobre ese acontecimiento pululan por todos lados. Unos más parciales que otros coff coff History Channel y su apoyo desmedido y descarado a los gringos coff coff pero interesantes al fin y al cabo. Más en el contraste, un ejercicio que siempre aplaudo, la oportunidad de comparar distintas versiones o incluso, las maneras de contar una historia, inevitablemente nos llevan a una mejor opinión. Es por ello que no comparto la idea de prohibir los libros… bueno ya me estoy desviando, pero creo deje algo clara la idea.

Tanto dolor, sangre, sufrimiento, muerte absurda e ideas tan, tan… bueno, de la época .No quiero decir que sean estúpidas, aunque rayan en ello pero debo contextualizar para entender. Fue por ello que, donde los documentales no aportan la información necesaria, recurro a los libros.

Una obra alabada por todo el mundo -menos por los camaradas del premio Nobel ¡no entraré en dilemas sobre eso!- y referencia obligada en el tema.
Tanta información gráfica ahora requieren algo de primera mano, desde la primera línea del frente, desde un soldado; Erich María Remarque.

Sé que es una novela que me fascinará y conmoverá, con la que sufriré un poco por la mala traducción, pues seguro encontraré muchas palabras “españoletas” pero, siempre me han ayudado a meterme en el mundo del libro, escuchar en mi mente “español Europeo” ayudan a recrear la fantasía, así me cueste un poco más de trabajo seguir el ritmo.

Sin más os dejo… sabía que se me pegaría jajaja ¡joder! Jajaja me lanzo a la aventura de la primera guerra y espero regresar con bien. Regresar como con todas las novelas de guerra dignas de ser premiadas, con aborrecimiento a la guerra y ganas de no repetir el pasado.
Un silbato suena, es hora de salir de este hueco lleno de agua en la cual flotan los cadáveres de las ratas. Al fin dejó este lugar de los mil demonios en busca de mi enemigo, a morir o matar, a no regresar o encontraré la muerte a manos de mis amigos, a morir, es el mejor destino.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 15 noviembre, 2014 en 1:03 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: