Inicio > Libro Finalizado, Reto "King-Proceso" > Fin. La larga marcha.

Fin. La larga marcha.

La larga marcha - contraportada(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

¿Miedo? ¿Quién dijo miedo? Sensaciones conocidas que generan escalofríos pero ¿miedo? King me quedó a deber un poco con esta novela. Y no estoy adelantando que sea mala o la peor que he leído hasta ahora entre su repertorio pero esperaba más, tenía una buena racha y quería volver a sentir ese fervor devorador de hojas para saber qué pasa, aquí no. Algo raro pasó.

La larga marcha es solo eso, una marcha que parece interminable para llegar al final de los participantes. Recordemos que trata sobre una competencia donde 100 concursantes deben mantener un ritmo de velocidad y quien lo baje será sancionado, luego de 4 llamadas de atención ¡boom! Un disparo, un competidor menos, un paso más cerca de ganar. Aquí la meta no está a la distancia, el objetivo es la resistencia, la sobrevivencia a los demás.
Ahí, donde esperábamos conocer más sobre este endemoniado evento terminamos descubriendo poco, a cambio nos entrega divagaciones, introspección, análisis de la vida y claro, la muerte pero, o es por analizarlo desde mentes jóvenes, cosa que dudo, o el autor no pudo con el paquete y solo dio destellos de genialidad desperdigados entre las páginas y el constante caminar.

Con un inicio estupendo, ¡hey! nos encontramos con un juego bastante macabro y que lleva el morbo a niveles insospechados. Da paso al conocer de los personajes y adentrarnos en sus mentes todavía frescas, descubrimos al cabrón, el cobarde, el toro, el ingenioso y los soñadores, esos ingenuos que… no entiendo como carajos llegan a construir semejantes castillos en el aire.
El lector se ve atrapado por este nuevo mundo que permite la masacre de 99 jóvenes ante sus ojos, haciendo de ello algo más grande que una fiesta, es ¡el gran acontecimiento! Todos quieren ser parte de ello y tener un recuerdo para la posteridad; un pedazo de excremento, ropa de los concursantes, abrazar, tocar, besar a ese que consideramos el ganador o el que caerá un par de metros adelante, un zapato desgastado para colocarlo en alguna linda repisa, ¡lo que sea!

Una insensibilidad asombrosa que en cierto punto, luego de leer el marchar, marchar y más marchar de los jugadores, gana atención y se genera el deseo de conocer más de ellos, una flecha mental apunta a las distopías y espera lo mejor porque, de verdad ¿cómo carajos llega una sociedad a aceptar y alentar a jóvenes a seguir marchando, festeja los decesos y aún requirir más, mucho más?

Sin embargo el camino no es ese, no podemos salir de lo establecido o nos arriesgamos a recibir un disparo sin ver venir antes un solo aviso… *guiño guiño a los que ya lo leyeron* Aquí lo que atañe son los concursantes y su trastornada mente, no, su tostada mente; desgastada como los músculos, castigada por las inclemencias y torturada por su mundo, el pequeño mundo dentro de esos ya menos de 99 compañeros. La vida se reduce a poner un pie delante de otro y la muerte es tan simple como sentarte a descansar. Ya nada importa, ya nada vale.

Tenemos en la mesa muchas hojas por delante, distancia incierta por recorrer y pocas distracciones, la introspección y búsqueda de respuestas será el fuerte del libro. Y King afloja, no profundiza lo suficiente y los temas son tan irrelevantes… o las respuestas ya las hemos visto en otros lugares que hubiéramos preferido conocer el otro tema morboso; la sociedad.

Los primeros “caídos” impresionan, los siguientes duelen, después… después son solo números (¡Huy! me acordé de Stalin). Las divagaciones se vienen una tras otra, pensamientos inconexos, algunos redirigidos con apoyo de otros personajes y al final no importa, solo queremos llegar al final y saber porque carajos pasa eso. No les diré que pasa.

La profundidad en los personajes no es tan grande como en otros libros, ni lo necesita, ni se requiere pero creo se llega a extrañar. Tal vez la cantidad de nombres a memorizar, lo difícil de ponerles rostro o personalidad, algunos destacados pero siempre un grupo muy cerrado, lo más quedan en el olvido, son solo un recordatorio al momento del tronar de los rifles. Pese a ello, no impresionan ni cobran relevancia.

Pero no todo es pesimismo o crítica desmedida.
Me gusta correr, cuando me es posible asisto a competencias y aunque no he ganado nada importante, mis avances me enorgullecen y me motivan a seguirlo haciendo. Esto viene al caso pues mucho de lo dicho aquí duele, se trasmite y estruja en lo más profundo de nuestra memoria muscular.
Calambres, ampollas, cojeras, dolores extraños, pensamientos pesimistas, el “segundo aire” tanto físico como moral. Son muchos y muy variados los sentimientos expresados ligados al deporte, caminar, correr en este caso. Leerlo en voz de un extraño y en una situación tan drástica trae al cuerpo ese recuerdo y te llena de miedo estar en los zapatos de quien lees.

Es ese aflorar de sensaciones es lo que rescata al libro, aunque estoy seguro hablo en lo personal y de un limitado circulo quizá (ya platiqué un poco de él en mi grupo de atletismo y todos se mostraron interesados en leerlo ¿quién lo diría? jajaja)

Un libro más de Stephen King sí, así tal cual. Teniendo un tema social muy interesante lo deja de lado. Un prefecto espacio-tiempo para “LAS PREGUNTAS” termina por no ser trascendental. Con personajes que se pierden en el grupo y que no logran enganche. Y muchas historias inconexas y que poco aportan a… ¡a algo!
Lo recomiendo solo a aquellos deportistas, ellos lograran la empatía necesaria para sufrir con el pasar de las páginas, el resto de la gente, lo encontrara como una larga marcha que no parece terminar.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 28 septiembre, 2014 en 11:43 AM
  2. 20 diciembre, 2014 en 10:57 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: