Inicio > Cosas del ESAGUI > Manías de un verdadero lector.

Manías de un verdadero lector.

Si tuviera un poco de menos canas abría jurado que era yo.

Si tuviera un poco de menos canas abría jurado que era yo.

Tengo la peculiar manía de todos los días (huy, muy acorde con el tema), con un café en la mano repaso todos los blog’s de las pasadas 24 horas que me ofrece wordpress las categorías son varias lo que representa una buena manera de estar informado, incluso he llegado a pensar que esto es como la manía de mis padres de leer el periódico o repasar los noticieros matutinos.

Es de esa manera como encuentro cosas tan interesantes para compartir con ustedes, en está ocasión, de la mano de http://visionexterior.wordpress.com analizaré a mi persona sobre las 20 manías que ellos proponen están en todo lector.

La entrada original la podrán encontrar aquí.

1. Comprar: tenemos el estante o biblioteca lleno de libros por leer, pero no dejamos de adquirir uno nuevo.
Pocas veces en la vida me ha pasado, siempre es estar dos o tal vez tres libros en “lista de pendientes” pero desde la FIL pasada me surtí de tantos libros que aún hoy todavía tengo varios pendientes por leer, debemos de sumar además las constantes compras “hormiga” bajo el “uno más, al cabo los termino pronto” sí sí sí. Lo peor del caso, estamos a un par de semana de comenzar la FIL de este año.

2. Novedades: estamos al día de las nuevas publicaciones para comprarlas o descargarlas, y también para colearlas en la lista de libros pendiente por leer, para así estar de lleno en la movida literaria.
Exacto. Este mundo virtual y mi manía de leer los blog’s me hace estar… quizá demasiado al tanto de las novedades. Por desgracia salen más de los que puedo consumir, ya sea por el tiempo para leerlos o por la economía.

3. Cazadores: de ofertas y descuentos de libros. Aprovechamos al máximo las ventas de libros usados, ferias, intercambios o cambalaches.
Siempre me a gustado la sensación de perderme entre decenas de stands repletos de libros, sí son usados mejor, esto me asegura grandes descubrimientos a excelentes precios. Son los libros que más aprecio, es el símil de las aventuras de cacería, supongo.

4. Préstamo: cuando un amigo o familiar nos pide un libro prestado marcamos varias páginas con nuestras iniciales y firmamos la última página, para que se vean en la obligación de devolvernos.
Nada, nada. Se debe ser más tecnológico, así como tengo una app para llevar mi lista de libros pendientes por comprar, también tengo una donde vigilo, y muy de cerca, quién me debe libros, así en la primera oportunidad hacer algún comentario como “¡devuélveme mi libro!”, al menos eso siempre lo pienso, cuando lo vocalizo sale con otras palabras… más educadas.

5. Ojo mágico: siempre estamos pendiente de lo que está leyendo la gente en la calle, además de alegrarnos, nos hace crecer la lista por leer.
Por desgracia la sociedad mexicana todavía no se caracteriza por un “buen paladar” para los libros, sin embargo esto permite que algunas veces se preste la oportunidad para comentar sobre libros similares y ofrecerles alternativas de mejor calidad. Rara vez (tristemente) me he encontrado con buenas lecturas.

6. Recomendaciones: en cada conversación buscamos la manera de recomendar un libro, siempre estamos pendiente de hacer un nuevo lector.
Eso aplica para grandes amistades, para mis grupos pequeños ya soy como “el que siempre habla de libros”. Una ventaja extra es que siempre soy blanco fácil cuando se requiere una buena recomendación.

7. Curiosear: entrar a una librería solo para ver y oler, pero es inevitable no salir con algo nuevo.
Lo que termina anulando mis propósitos de tener pocos libros pendientes por leer, pero sí, aún con ese problema encima, siempre entro solo “para ver que me encuentro”

8. Bolsa: meter el libro que llevas en el bolso o cartera un una bolsa plástica para evitar que se maltrate.
Nunca me ha pasado, aunque si me he quitado la chamarra para cubrir mi libro bajo una lluvia torrencial. No pregunten como llegué a casa.

9. Marcalibro: buscar siempre uno adecuado para cada lectura.
Apenas me estoy dejando llevar por esta manía, sigo prefiriendo post-its en aras de no maltratar los libros, aunque cada vez me seduce más la idea de hacer marcas con pluma y agregar algunas anotaciones. Encontrarlas en el futuro será interesante.

10. Reseña: siempre revisar algunos comentarios sobre la próxima lectura para saber con qué nos vamos a encontrar.
Desde que tengo el blog no. Aunque si surge en mi revisión matinal alguna entrada sobre un libro pendiente, la leo en busca de más motivos para adelantarlo en la fila de libros.

11. Subrayar: resaltado, con lápiz, poner post-it , doblar la punticas cualquiera es válida para guardar las frases o párrafos de nuestras lecturas favoritas.
Sí, veterano con los post-it, novato con la tinta.

12. Película: nunca ver una antes de leer el libro.
Me ha pasado a la inversa, en mi defensa: estaba muy joven y no eran aún amante de los libros.

13. Autor favorito: estar a la caza de que nuestro autor favorito nos haga más valioso nuestro libro con su firma.
Por fortuna vivo cerca de una de las ciudades más importantes del país, donde cada año se realiza una importante feria: la segunda más importante en el mundo. Una oportunidad perfecta para hacer “más valiosos” mis libros.

14. Mundo mágico: asistir a eventos literarios, presentaciones, bautizos, tertulias y ferias para estar al día del este maravilloso mundo de libros y lecturas.
La sociedad no ayuda, este tipo de eventos son muy raros. Pero cuando se presentan no dejo escapar la oportunidad de asistir. Aquí un ejemplo.

15. Oportunidad: aunque sea muy difícil desprenderse de un libro es necesario donar o dejarlos en adopción para que así otros tengan la oportunidad de leer.
No me gusta, me cuesta mucho trabajo, es doloroso, pero al final termino haciéndolo. Aunque duela hasta el alma.

16. Regalo: inculcar el amor por los libros a otros, por eso siempre hacerlo el regalo perfecto.
No regalo libros porque son pocos quienes toman a bien el presente. Prefiero que ese amor que se menciona en el punto nazca de las pláticas, recomendaciones o la oportunidad para hacerles ver que “aquella lectura” puede ser la ideal para esa persona.

17. Anotar: en la agenda, el celular, post-it la página por donde voy en la lectura por si el marcalibro se escapa.
El libro termina en el suelo por un accidente, por fortuna no se dobla, rompe o maltrata, pero el separador termina a medio metro de donde está él ¡arrggg! es una pesadilla. Nunca hago lo que menciona el punto, aunque no es mala idea, prefiero ser más cuidado.

18. Lista: tener anotado la lista de libros que quiero, por leer, prestados y que leí.
Sí, ya lo dejé claro. En una app para mi celular, la cual puedo revisar desde mi computadora, lo que la hace perfecta.

19. Vitrina: pasar frente a una librería y solo quedarse contemplado los nuevos títulos y las sugerencias.
…y desearlos como perro en carnicería.

20. Lectura 2.0: usar la web y las redes sociales para estar en contacto con nuestro escritor favorito.
Seguirlos en redes sociales, blog’s, páginas de editoriales o librerías. Una buena manera de pasar el tiempo libro y estar a la caza de esa firma que falta.

 

Caray, quería hacer una lista de los puntos buenos contra los negativos, pero al ser tan arrasador el resultado mejor lo dejo pasar.
¿Qué les parece compartir sus opiniones y agregar algunos puntos? Así podremos enriquecer aún más estás preguntas tan divertidas… ¿o solo yo me divertí recordando situaciones?

Anuncios
  1. 12 noviembre, 2013 en 2:22 PM

    Yo estoy haciendo una alcancía de libro, ahí tendré dinero únicamente para mis nuevas adquisiciones.

    Me gusta

    • 12 noviembre, 2013 en 2:25 PM

      No eres la primera persona que me cuenta esa idea, es genial. Yo no he podido hacerlo pues tengo como 4 alcancías. Una para un viaje que está organizando Vi0letta, otra para todas las monedas que traiga en el pantalón, otra para… ya veré cuando la llené, y otra para emergencias. Ahí la razón por la cual siempre ando pobre jajaja.
      Y cuando necesito libros, pues a hacer otra alcancía jajaja

      Le gusta a 1 persona

  2. Lidia
    13 noviembre, 2013 en 11:41 AM

    me puedes decir donde encuentro libros de segunda mano en puebla o pachuca??

    Me gusta

  3. Lidia
    13 noviembre, 2013 en 11:42 AM

    ah.. excelente… me identifique en todas siempre llevo en mi bolso el libro para esos tiempos muertos jaja

    Me gusta

    • 13 noviembre, 2013 en 11:47 AM

      Aplico la misma, aunque desde que me estoy atreviendo a la lectura digital siempre traigo en mi celular alguna revista, artículo o libro de cuentos, para al igual que tú, aprovechar esos tiempos muertos.

      Me gusta

  4. 26 noviembre, 2013 en 7:25 PM

    aún debo leer todos los libros que he comprado en las Ferias del Libro, y como bien dices ¡ya está en puerta la siguiente! muy interesante entrada ¡gracias!

    Me gusta

    • 26 noviembre, 2013 en 10:38 PM

      Gracias a ti por pasarte por este blog.

      Me parece genial que no sea el único que sufre con estos “problemas”

      Me gusta

  5. Emmanuel
    25 julio, 2014 en 11:06 AM

    Me encanto la forma de iniciar tu Blog, con tu comentario del número 1, es algo tan cierto, tengo poco en esto de la lectura he leído unos 55 libros, pero el problema es que me ha gustado tanto leer que ya tengo 63 libros comprados y que no quiero abrir hasta empezar a leerlos, gracias a las FIL y los rara vez encontrados descuentos en librerías, tiempo es lo que me falta, para poder devorarlos los que ya compre pero sigo comprando más esto es como un vicio, habrá algún grupo de superación y apoyo de compra compulsiva de libros?

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: