Inicio > Cosas del ESAGUI > Feria del Libro y los Lectores. Tepatitlán.

Feria del Libro y los Lectores. Tepatitlán.

Con ésto me enteré por medio de Facebook.

Con ésto me enteré por medio de Facebook.

3 días de fiesta, imposible saber sí el mes de noviembre fue elegido para servir de impulso a la FIL en Guadalajara que comenzara al finalizar este mes, o simplemente nos encontramos con una agradable coincidencia. Dejando de lado mis paranoias, es magnífica la labor por parte del gobierno en curso por motivar la cultura, en otras ocasiones fue cine, teatro, danza y diversos espectáculos, esta vez fue el momento de los libros.

Una primera feria con buenas intenciones pero con grandes defectos. Miércoles 6 de noviembre, primer día. 10 A.M. Inauguración del evento y 10:30 presentación de los expositores. No era algo que llamara especialmente mi atención sin embargo bien valía la pena ser parte de este magno evento desde sus inicios, así me costara escapar una hora de mi trabajo.
El problema se presenta por la falta de respeto al tiempo ajeno. Práctica común entre casi todos los mexicanos, la puntualidad es ignorada e incluso despreciada, que pasé lo mismo con nuestros servidores públicos molesta bastante.
Supongo los retrasos de debieron a la espera del Presidente municipal, también quiero suponer que teniendo media hora de retraso era claro que no se presentaría. Así fue como dio inicio el evento, tarde, apresurado, muy desorganizado y sin la presencia del Presidente que está “muy interesado en apoyar y fomentar la cultura”

Este municipio goza con dos plazas contiguas, algo que debería enorgullecernos, pues hasta donde sé no hay constancia de otro pueblo/ciudad que gocé con este atractivo. Una de esas plazas prestó su espacio para la colocación de 4… bueno tal vez 5 editoriales que decidieron participar, francamente pocas, pero en su defensa la variedad de libros presentados eran bastante buenos, los precios no brillaban por sus descuentos espectaculares, sin embargo, rebuscando bien se podrían encontrar uno o tal vez dos libros a precios excelentes.
Para una feria que pretende fomentar la cultura de los libros, en una época donde la economía no es de las mejores y en un país donde se leen tres libros al año, lo mejor hubiera sido apostar por precios, descuentos, concursos o alguna mecánica para aprovechar y hacerse de algún buen ejemplar. Se prefirió apostar por los eventos.

11 A.M. simplemente “títeres” es lo que se podía encontrar en los anuncios repartidos en internet y algunos pegados en pocos lugares públicos. ¿Qué pasa con la difusión?
Encontrarme a esa hora con alumnos llevados por escuelas fue genial, elevó mi moral respecto a lo poco y mal que ya había visto. Al menos se podrá “golpear” al sector más influenciable de la sociedad, los niños.
Lane Smith y su obra “Es un libro” fue la elegida para la presentación. “Una estupenda elección” me dije, aunque no he tenido la oportunidad de leerlo, sé de él gracias a las redes sociales y a un divertido vídeo en YouTube: “una presentación” del libro donde un burro amante de las tecnologías descubre (al parecer por primera vez) lo que es y hace un libro, todo de la mano de su amigo gorila quien desesperado no puede hacerle entender que ¡es un libro!
Si el vídeo es genial, la obra de teatro estaría a la altura. Se hicieron pedazos esos pensamientos. La obra consistió en dos recortes con los animales mencionados, una computadora y un libro, los chicos detrás de esas marionetas se dedicaban a mover de arriba abajo o a los lados esos mal hechos recortes.
¿Por qué tanto miedo a las nuevas tecnologías? ¿Los viejos organizadores no son capaces de aprovechar las nuevas oportunidades? Estoy seguro que ponerles el vídeo hubiera causado un fuerte impacto, los niños lo hubieran disfrutado más y lo habrían entendido. En lugar de eso tenemos a una persona leyendo un libro, sin voces, sin expresiones, sin pasión, para un montón de niños que no entendían lo que pasaba y prefirieron jugar entre ellos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Luchar contra un puñado de niños y lograr su atención es muy complicado, lo sé, pero aprovechando todos los recursos a nuestro alcancé se puede lograr. En esta ocasión solo quedó demostrado la máxima de “te actualizas o mueres”, los encargados de la biblioteca pública están perdiendo la batalla.

Excelente presentación y por desgracia poca participación de la población.

Excelente presentación y por desgracia poca participación de la población.

4 de la tarde “Teatro callejero (La época cristera). Debó admitir que no soy fanático del tema, pero asistí esperando encontrar cosas agradables. Me encontré con un concierto de piano fabuloso, que me permitió relajarme por las malas aventuras sufridas por la mañana. Escuchar prácticamente solo pues, tristemente, en ningún momento (fuera de los alumnos “acarreados” a los eventos) hubo gran participación de la población. Dejando de aprovechar oportunidades asombrosas como la que me tocó vivir, un “concierto” que hipnotizaba. La magia generada por esos dedos hábiles me hizo preguntarme una y otra vez “¿por qué carajos no estudié piano?”
Cuestionar a uno de los organizadores, por el evento programado para ese momento me llevó a más dudas “mmm… no sé. Ya no tardan. En un momento más. Déjame ver que paso.”
La magia del piano duró media hora más, esperar unos minutos más fue una pérdida de tiempo y estando a punto de terminar mi hora de comida en el trabajo, decidí abandonar el lugar, con hambre, enojado por la falta de seriedad, pero por fortuna no fue un exceso, ese piano hace milagros.

Por ese día fue suficiente, ya no quería más decepciones. Esperaba que el día siguiente tuviera mejor suerte, quizá ese fue mi mal día.
A las 10:30 puntual ya estaba con mi café en la plaza esperando la presentación de los cronistas de la ciudad. 10:45 se acerca el organizado del día anterior para disculparse por los problemas con el teatro “hoy sin falta a las 4 podrás verlos” Caray, no sé si mi fama de “peleonero” ya se corrió o fue un formalismo de su parte.
Con esos pensamientos de hicieron las 11 de la mañana, de nuevo tarde, con escasas 5 personas comenzó la plática del cronista. Repasamos un poco de la historia de Tepatitlán hasta que un par de minutos después, con la llegada de un nuevo camión escolar comenzó a tomar valor el cronista y se metió en temas escabrosos.
La sociedad tepatitlense siempre se ha caracterizado por su elitismo y al parecer ahora queda claro donde comenzó todo. En palabras de Francisco Gallegos Franco aquí no hubo mestizaje, los indígenas aceptaron sin problemas la dominación española y ambas partes decidieron no mezclarse, por lo tanto Tepatitlán es “criolla” y no tiene nada que ver con el indigenismo. Esto origina el desprecio por parte del cronista a la tradición de “los altares de muerto” “una costumbre meramente indígena, y como aquí no hubo, pus no se debe celebrar” sin embargo sí apoya y fomenta las “calaveritas literarias” y los disfraces de “la catrina” para las señoritas.
En algún punto algo le falló, estoy seguro. Donde le perdí la fe definitivamente fue cuando menciono la invasión de los Aztecas a esta zona, donde fueron apaleados por los indígenas locales, algo de lo que sentirse orgulloso. Mmm… entonces ¿sí o no a las costumbres y méritos de los primeros pobladores?

Un cuenta cuentos maravilloso se presentó poco después y, para hacerlo aún más interesante, acompañado del pianista del que ya he hablado. Fenomenal, un excelente libro narrado por un profesional y música qué, aunque no estaba planeado supo organizarse y acompañar la historia. La única falla aquí son los padres de familia: hacer partícipes a los hijos de eventos culturales o un intento por fomentar la cultura en ellos, no es llevar a los chicos, sentarlos y esperar a que los entretengan. No señores, los niños responden a la máxima de “El mono ve, el mono hace” dejarlos ahí mientras ustedes se distraen en el celular, eso no es apoyarlos. ¿Es tan difícil sentarse con ellos y ser parte de la aventura de un cuenta cuentos? ¿No es eso parte de su trabajo como padres?
Logró salir airoso, aunque con muchos problemas, fuimos los pocos mayores reunidos ahí quienes disfrutamos con el evento, lastima, en esta ocasión ningún camión llegó para aprovechar esa oportunidad.

Para el tercer día de una feria venida cada vez a menos, la presentación de los “clown escuincles” vino a poner muy en alto el estandarte de calidad.
Un grupo de 4 jóvenes payasos, ante la mayor audiencia infantil reunida ahí, logró enfrentárseles, contarles historias de una manera diferente, hacerlos parte de ella, sumergiéndonos así a todos los presentes en ese mundo mágico que construían con sus peculiares narraciones. Diversión al por mayor, entre los pequeños y los adultos, fomentando la lectura y la imaginación que se desborda con esa actividad. Lo que ningún evento había hecho, unos jóvenes procedentes de Guadalajara vinieron a demostrar cómo se hacen las cosas de calidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta feria del libro fue… ¿en realidad fue una feria? ¿Cómo se fomentó la lectura? Caray, eventos musicales, teatro para pequeños, plática con cronistas, teatro “cristero” que nunca pude ver y demás cosas que simplemente no llamaron mi atención, no fomentó en nada la lectura.
Claro, todo eso ayudó… no, eso provocó que la gente se acercara a ese lugar de donde provenía tanto ruido, pero ¿quién estuvo ahí para ayudarles a elegir un buen libro? ¿Quién les ofreció descuentos, les prometió algún regalo, o los invitó a leer para así predicar con el ejemplo?
Es la primera ocasión de este evento, soy amante y visitante todos los años de la FIL en Guadalajara y está totalmente en otro nivel. Quizás ahí pueda encontrar la respuesta a mis dudas y frustraciones.
Ésta fue una feria desangelada donde los más pequeños obligados por los gritos de sus maestros (sí, muchos maestros gritaban como si estuvieran en su salón de clases) fueron los más influidos, al menos eso quiero pensar. Aunque es de admitir que había momentos de “trafico” de gente buscando y comprando libros, con eventos como estos y la muy mala organización dejan muy mal parado al intento por hacer leer a la población.

No queda más que aplaudir la intención. ¡Bravo! Todo intento por promover la lectura merece eso y mucho más.
Nos queda exigir más y mejor organización. Apoyar los eventos de calidad, localizar y traer a más de ese tipo. Vigilar y restringir aquellos, que con sus viejas formas no son aceptados por los jóvenes quienes demuestran su despreció al no encontrar esas nuevas tecnologías que tanto les gustan.
Ahora queda esperar el próximo año, rogar porque los recortes económicos a la cultura no nos afecten y que esta feria, nuestra feria de Tepatitlán siga creciendo y mejorando.
¿Y ustedes estimados lectores serán capaces de luchar contra el promedio mexicano? ¿En un año podremos asistir y decir orgullosamente que ya leímos más de 3 libros? Pocos fuimos los que levantamos la mano este año, espero el siguiente seamos mayoría.

Anuncios
  1. 10 noviembre, 2013 en 7:15 PM

    !Muchas gracias por los comentarios! nos sentimos muy contentos y agradecidos de haber formado parte de La Feria del Libro y los Lectores 2013 y haber tenido un publico como el de Tepatitlán,

    Me gusta

  1. 12 noviembre, 2013 en 12:04 PM
  2. 23 noviembre, 2013 en 12:44 PM
  3. 15 abril, 2014 en 7:12 AM
  4. 18 abril, 2014 en 7:36 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: