Inicio > Teatro > Valor. Teatro.

Valor. Teatro.

Imagen promocional de la obra de teatro "Valor"

Imagen promocional de la obra de teatro “Valor”

Un fin de semana ajetreado, literalmente “circo, maroma y teatro”
Sábado por la noche circo. Domingo por la mañana maromas en el centro de Guadalajara y sus calles cerradas por el desfile del mariachi. Por la noche teatro; pocos días antes comenzaron a llegar las invitaciones por parte de la casa de la cultura para una serie de eventos que iban sorprendiendo tanto por la cantidad de obras (un día tras otro) como por la variedad de temas y grupos que se presentaría y, para terminar de convencer a la población, absolutamente gratis, si acaso el único inconveniente es llegar temprano para hacer fila y así garantizar tu lugar.

La invitación para la obra VALOR me llenó de curiosidad y despertó mi instinto  paranoico, desde niño cuando estudio, investigo o siento curiosidad por un tema y me adentro en él, siempre me llegan “reforzadores” de diferentes partes, llevaba tiempo sin que me pasara esto y ahora, con el tema cristero, después de tantos años, me vuelve a pasar.

Interesante inicio.

Interesante inicio.

La guerra cristera es un tema que tengo fresco pues estoy escribiendo una historia al respecto y para poder darle mejor contexto me estoy plagando de libros sobre el tema; el primero una buena cronología (aunque muy general) sobre los acontecimientos, manejada en una estricta neutralidad que pocas veces se ve en este tema. El segundo un libro “local”, un cronista de la ciudad que aunque malo el libro y muy tendencioso, da más contexto a la historia y nos muestra un poco mejor como se vivió en la zona esta cruel guerra. El tercero, un libro del que aún no hago entrada pesé a haberlo comenzado a leer este fin de semana, fueron mis dos días sabáticos y me olvide del blog, una disculpa, pero de hoy no pasa.

Así, con 3 libros  sobre el tema  (en realidad 2 y 1/4 del tercero) me llega esta obra, no podía dejar pasar la oportunidad de inundarme más en el tema y así poder hacer más enriquecedora mi historia. Domingo por la noche, amenazada por una lluvia que no se decidía a caer sobre nosotros y con mucho peso sobre mis hombros después de tanto día de diversión, pero no podía dejar pasar la oportunidad, así que desde una hora antes estaba presente en la casa de la cultura, aún sin fila para entrar pero con una buena lectura para tanta espera.
Los minutos se desvanecieron entre letras absorbentes y sin darme cuenta me vi rodeado de mucha gente, lo que me llenó de satisfacción, es genial ser parte de una ciudad donde la cultura cada vez tiene mayor poder de convocatoria, aunque quizá el tema tuvo mucho que ver. Una ciudad que fue corazón de esta guerra, que vivió importantes batallas y que porta con orgullo cual medalla el grito de ¡Viva cristo Rey! sea lo que eso signifique pues pocos conoces el contexto exacto de la situación que provocó esa guerra.

La obra de teatro “VALOR” fue presentada por el grupo local de teatro llamado “EL CLUB“, presentación totalmente original, desde el guion que recibió apoyo de un par de libros de la localidad, entre ellos Rebeldía cristera (el segundo libro que ya comenté y direccioné al inicio), además de los relatos de María Franco Camarena una centenaria mujer que vivió los hechos.

Este es la ley Calles ¡y se callan!

Este es la ley Calles ¡y se callan!

Hasta ahí todo bien, toda esta información la encontramos en un artrítico entregado a la entrada del auditorio, pero cuenta con un gran pecado, algo que detesto de la mayoría de los cronistas y la información que presentan se vio reflejada en esta obra con un pequeño párrafo casi al inicio del texto descriptivo “Sin ninguna pretensión histórica…”
Caray, quieren dar a conocer los relatos de lo aquí sucedido, dar vida a una historia olvidada, ¡una guerra! que involucro y carcomió a este territorio pero dejan de lado, sin darle la debida importancia a la historia y los datos “duros”, se conforman con las leyendas, la información de boca en boca y los mitos nacidos entre el ácido del conflicto. No se preocupan ni hay el menor interés por la recopilación de datos, documentos o algo que pueda dar el debido sustento, caray ¡prefieren vivir en la fantasía!

Esto lo dice un apasionado de la historia, alguien fascinado con la historia nacional y que claro, quiere reivindicarla y darla a conocer a los nacionales que son tan ignorantes de ella, recordando y siguiendo la máxima “Quien no aprende de la historia, está condenado a repetirla”. Quizá exagero…aunque no lo creo, me parece que aquí quien está mal son ellos…puff respira, respira…

Dejando a un lado al malhumorado Tío Esagui y sus extrañas pasiones, los actores son excelentes, su corta edad no es ningún factor al momento de la representación. Con un inicio un poco pretencioso y surrealista logra llevar al espectador por un sin fin de emociones, cada personaje goza de personalidades bien definidas que aunque no muestran profundidad en ellos logran motivar el odio, la pasión y la melancolía en el público.
La combinación de efectos multimedia son exquisitos, resaltando los efectos de sonido, música y ambientación, logrando sumergir al espectador en un mundo ajeno a la sala de teatro, los personajes reafirman esto pues en ciertos momentos se mezclan entre el público y les dan cierta participación. El hecho de no concentrarte solamente en el escenario, es decir, tener sorpresas en los lateras de las butacas, la parte trasera, o el desfile inusual logra crear ese mundo pasado que todos conocemos pero pocos vivieron. ¡Excelente trabajo!

Cuando te ovacionan más por tu personaje que por tu actuación algo anda mal.

Cuando te ovacionan más por tu personaje que por tu actuación algo anda mal.

La historia es fenomenal, sin embargo el final deja mucho que desear. Cometiendo el mismo pecado que el autor de los libros base, la narración pasa entre tantas anécdotas y acontecimientos que no logra cimentar lo suficiente la historia en general como para darle la suficiente coherencia, la obra pareció un repaso de lo acontecido en esta ciudad más que una historia ambientada en esta ciudad. Con defectos en la historia, detalles no narrados y otros más mal manejados, deja a aquellos que tenemos conocemos los acontecimientos con un amargo sabor de boca.
Sin embargo, la gente aplaudió ruidosamente un final que se centra en el grito de guerra más que en un final a una historia narrada y perdida en el olvido. Si a eso sumamos que el mayor estruendo de aplausos y  gritos lo llevó el personaje del sacerdote, personaje que solo apareció 5 minutos, con no más de 8 líneas y poca trascendencia en la historia, quizás ahí podemos encontrar el porqué de tanto clamor por esta obra. Fanáticos religiosos en esa estúpida guerra, fanáticos religiosos como personajes, fanáticos religiosos entre el público, una ciudad ultra religiosa…caray me sorprende que aún no me quemen en leña verde.

Un guion con final nefasto pero con un inicio e intermedio bastante bueno, actuaciones excelentes, un grupo teatral reconocido por esta obra y que vale la pena seguir de cerca, parece que se presentaran nuevamente en esta semana llena de teatro, los recomiendo totalmente y nos veremos en su siguiente función, tengo bastante curiosidad por verlos con una obra de diferente tema, estoy seguro me seguirán impresionando.

Todo el elenco en su merecido reconocimiento.

Todo el elenco en su merecido reconocimiento.

Anuncios
  1. Omar Gutiérrez Barba
    3 septiembre, 2013 en 2:03 PM

    Yo participo en la obra de Valor y quiero felicitarte por tu reportaje ya que me parece bien sustentado en investigación y conocimiento del tema, me parece una critica adecuada ya que hablas sobre las bases históricas que tuvieron estos hechos aun con muchas limitaciones, y separas y reconoces el trabajo actoral del grupo. Gracias por tu reconocimiento en lo que a mi corresponde. Saludos OMAR

    Me gusta

    • 3 septiembre, 2013 en 3:02 PM

      Muchas gracias por tu comentario y enriquecer este espacio. El texto responde solamente a mi percepción personal, desde mi peculiar análisis de la obra. Medio rebuscado, lo sé, pero sirve para explicar que en base a lo último leído puedo sostener los problemas históricos y claro defender el porqué me gusto tanto su actuación,pesé a lo anterior.

      Respecto a lo histórico ya quedó dicho, me molesta mucho la falta de veracidad histórica y lo poco que esto importa para la recopilación de información. Siendo que es un tema que se quieren sacar del cuarto oscuro donde se encuentra, es fatal que lo hagan tan mal.
      En cuanto a la obra, fue un excelente trabajo salvo los “peros” que ya indiqué.

      De nuevo felicidades por el genial trabajo y espero ansioso verlos en la siguiente ocasión, donde nuevamente reseñare su presentación. Estamos en contacto Omar un placer tenerte en este espacio.

      Me gusta

  1. 5 septiembre, 2013 en 12:10 PM
  2. 29 noviembre, 2013 en 12:10 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: