Inicio > Libro Nuevo > La guerra olvidada. Sergio García Guzmán.

La guerra olvidada. Sergio García Guzmán.

Así recibí el más reciente libro.

Así recibí el más reciente libro.

(La reseña a este libro la puedes encontrar aquí)

La guerra cristera no es un tema con el que simpatice mucho, me parece un conflicto que nadie entendía en aquel entonces y… nadie entiende ahora. Es un tema tan complejo y debe ser tratado con pinzas ya que -¡estás hablando de la santa madre Iglesia, más respeto muchachito!- al menos eso encontraba por respuesta cuando me atrevía a cuestionar un poco más a fondo en mi juventud.

Un ferviente ateo y apasionado de la historia dejé de lado este tema, sin embargo una reciente entrada en el blog de tkasylum me hizo recordar aquel extraño conflicto. Bajo la promesa de ser un libro que maneje esta historia de una manera muy neutral, nos pretende dar un repaso sobre esta guerra que metafóricamente está olvidada en los libros, literalmente mutilada e ignorada para no profundizar mucho en el tema.
No solo lo viví en la escuela donde “al parecer” solo se maneja la versión del gobierno, ahora también lo vivo al investigar en una ciudad que se vio muy involucrada en el conflicto y donde el fervor religioso está en su máximo esplendor…hablo de tiempos actuales, no quiero imaginarme en la época de la cristera.

Lo que terminó por decidirme a adquirir este libro fueron dos hechos bastante peculiares, donde personajes, circunstancias y acontecimientos dan libertas creativas para vincularlos y forjar de ellos una historia más interesante. Al menos eso es lo que creo.

El descubrir que mi ciudad natal y la ciudad donde vivo actualmente están vinculadas por dos acontecimientos separados por dos años me llamó mucho la atención, dio rinda suelta a mi espíritu investigador y los pocos documentos (en serio, es muy difícil encontrar información sobre esta guerra ¡incluso en internet!) que logré encontrar avivaron aún más mi imaginación. Dos hechos aislados, dos años llenos de huecos y acontecimientos peculiares, provocó una noche bastante movida en el inconsciente, desperté con un borrador en mi cabeza. Seguí la investigación y curiosamente encontraba cada vez más información que podría sostener la historia en mi cabeza pero, necesitaba más, las fuentes comenzaban a ser cíclicas, la información se repetía una y otra vez, era un hecho, necesitaba este libro que me podría dar mucha más información pero sobre todo me podría presentar material para llenar ese hueco de dos años en mi historia.

Encontrar al autor fue un poco caótico, de los comentarios en el blog pase a una dirección en Twitter, luego a otro Twitter, de ahí a un correo electrónico y al final con el autor. Una persona muy amable que respondió algunas dudas y se puso a mi disposición para obtener el libro, después de poco más de una semana rastreando por internet el viaje y negándome a esperar a un cartero que seguramente no realizaría la entrega hoy, fui directo al centro de correos y ahora sí, puedo presentarlo como SOLO MÍO!!! Muajaja ¿Qué? siempre me emociona tener libros nuevo, raros y de autores poco o nada conocidos, siempre son una aventura y generalmente se convierten en excelente descubrimientos.

Imagen icónica de la guerra cristera.

Imagen icónica de la guerra cristera.

Siguiendo con el tema y la razón base por la que adquirí este libro, me dedique a buscar información en el museo y las instancias de gobierno de la ciudad donde radico, aunque un poco complicado por la burocracia, al final pude encontrarme con uno de los cronistas oficiales de la región y experto en el tema. Una breve charla con el me despejo algunas dudas, corrigió algunas fechas qué, o no tenía bien o eran poco claras acerca del día exacto, además de inundarme de nueva información. También como debería de ser, adquirí un ejemplar de su autoría a un excelente precio, claro con un punto de vista diferente y que pronto reseñare en este espacio.
Ese es el problema que encontré y seguiré encontrando sobre este tema, distintas versiones y en pocas situaciones se ponen de acuerdo. Acerca de un tren incendiado los religiosos dicen que no lo incendiaron ellos, o fue un accidente o fue la otra locomotora que venía en camino (por más irracional que esto pueda ser), el gobierno dice que fue destruido cobarde y cruelmente por parte de los religiosos mientras otras vertientes intenta ser más objetivas diciendo que todo fue por razones “más humanas”, la venganza por la muerte de un hermano caído en combate y el robó a un tren que venía cargado con el sueldo del ejército.
Será muy divertido leer los dos libros, comparar versiones, inundarme de información y en el camino ir armando esa historia que me taladra la cabeza. Sumado a esto decir que ya pedí la visión de una catedrática, una maestra de historia que conocí hace muchos años y que ahora vuelvo a reencontrar a raíz de este tema, guerra cristera que sirvió para su tesis y al parecer tendrá mucha información importante, el contacto me garantizo un par de libros más sobre el tema (cuando los recupere pues están prestados) y una visión diferentes, ya que ella es de la localidad donde el tren se descarrilo y puede tener información mucho más importante.

Orgulloso poseedor del libro autografiado, con una excelente reflexión.

Orgulloso poseedor del libro autografiado, con una excelente reflexión sobre el tema.

La guerra cristera en concreto
Fue un conflicto de poco más de 3 años, donde el gobierno de Plutarco Elías Calles aplicó con mayor fuerza la legislación y políticas públicas orientadas a restringir la participación de la Iglesia sobre los bienes de la nación así como en los procedimientos civiles. Aunque esto quedó establecido en la constitución de 1917 (Sí, México ha tenido muchas y muy diferentes constituciones a lo largo de si historia) esta administración fue quién las aplico de una manera tan drástica que obligó a muchos religiosos y fervientes seguidores de la religión a levantarse en armas en esta lucha contra su fe.
Esto solo es una pasadita de lo que se puede entender por guerra cristera la verdad es más complicada y profunda, para eso adquirí este libro para, como dice el autor 

Demasiadas letras para un libro, tal vez, pero estoy apasionado y al parecer lo logré demostrar con este texto, espero no haberlos cansados y trasmitirles un poco de esto que siento. Conformé se desarrollé la lectura estoy seguro que les iré compartiendo interesante material, por lo pronto ¿que opinión tienen respecto a la guerra cristera?

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 26 agosto, 2013 en 3:35 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: