Inicio > Cosas del ESAGUI > El olor a chocolate aumenta las ventas en librerías

El olor a chocolate aumenta las ventas en librerías

Mi rutina matinal por los blog’s de wordpress es una excelente ejercicio para conocer nuevos espacios, encontrar ideas para entradas o descubrir datos curiosos. En esta ocasión todo se conjugó y de la mano de un delicioso café, leí una entrada bastante interesante de la cual tuve el atrevimiento de robarme el titulo.

Aunque si me lo hubieran preguntado habría jurado que sería el café, el chocolate a demostrado ser el aliado más letal de las librerías. Un estudio de la universidad belga Hasselt descubrió un interesante dato; durante un lapso de 10 días un equipo coordinado por la investigadora Lieve Douce observó el comportamiento de los clientes en dos librerías, en las que un ligero olor a cacao era liberado durante algunas horas.

A raíz de sus observaciones, concluyeron que los clientes afectados por este aroma además de salivar durante horas permanecían casi el doble de tiempo en el establecimiento, hojeando libros o consultando con los vendedores.
Ahora entiendo el plan macabro de Gandhi al poner su cafetería dentro de la librería, cualquiera pensaría que es para obligarnos a tomar café (como así me pasa siempre) pero no, no engañan a este muchachon astuto, todo es para vender más libros ¡los atrapé!…ok, mi café estaba muy cargado.

LibreríaRegresando al experimento: Los dos establecimientos también registraron un alza de 40% en las ventas de novelas y de libros de cocina, mientras que las ventas de otros tipos de libros se incrementaron un 22%.

Todo parece indicar que el olor a cacao crearía un ambiente más atractivo que favorece las ventas.
Aunque insisto, yo hubiera apostado que el café tendría mejores efectos, parece que ese maravilloso grano que alguna vez fue utilizado como moneda por los Aztecas, sigue conquistando adeptos en el viejo mundo así como lo hizo con los primeros conquistadores.

Ahora bien, me parece que cualquier bebida caliente va perfectamente con los libros, queda a gusto del lector acompañar a Shakespeare con un té, a García Márquez con una buena taza de café, a Laura Esquivel con un chocolate espumoso, a Hemingway con un mojito, a Dostoievski con un vodka…  a caray, en algún punto perdí el rumbo.

¿Alguna vez has sucumbido ante las influencias de una bebida caliente? ¿Crees que estos aromas no solo estimulan la imaginación e inspiración si no también al consumo de libros?

Nota vista en: ¿Qué quieres para México?

Anuncios
  1. 6 agosto, 2013 en 2:38 PM

    Reblogueó esto en serunserdeluzy comentado:
    Chocolate, mmmm

    Me gusta

  2. 6 agosto, 2013 en 2:39 PM

    Interesante info, gracias

    Me gusta

  3. 7 agosto, 2013 en 2:15 PM

    Curioso. Yo de todos modos de este tipo de estudios tan “sesudos” me fío bastante poco. Personalmente creo que son otros los factores que pueden afectar más, desconozco lo que sucede en México, pero aquí en España las librerías poco a poco se han ido convirtiendo en un comercio más que vende un producto llamado libro, pero no esperes recibir ayuda, ni consejo, ni recomendaciones del vendedor de turno. Por eso cuando entras en una librería en la que puedes charlar con el librero, en la que puedes preguntar o ser aconsejado te sientes más cómodo y seguramente eres más proclive a la compra. Lo del chocolate puede ser como poner un hilo musical tranquilo que al final no hace nada más que intentar que nos sintamos como en casa.

    Me gusta

    • 7 agosto, 2013 en 2:41 PM

      Sí, aunque dejare que mi fiel colega el Dr. House expliqué por mi lo que pienso de estos estudios:

      Sin embargo no deja de ser interesante y curioso, además de un dato a tener en cuenta si algún día logramos instalar una librería. Me recuerda tanto a las leyendas urbanas sobre la colocación de los productos y su relación con la venta de éstos en las tiendas comerciales.
      Respecto a las librerías, tristemente no somo un país de lectores por lo cual las librerías pequeñas y bien atendidas no existen, la mayoría son franquicias comerciales con todo lo que eso implica, un joven detrás de ti esperando le pidas ayuda, así el podrá hacerlo y entregarte un pedazo de cartón para que lo presentes en caja, así demuestras que atendió un cliente más y lucha por su cuota o conseguir aquel bono por X cantidad de clientes.

      Por cierto el nuevo acertijo que publicaste me tiene vuelto loco, por más que me quiero sacar la analogía ¡no puedo! pienso en una parábola y mis ejercicios de física en la universidad…y sigo pensando y me distraigo recordando esto: http://www.youtube.com/watch?v=DGzSYq-0hKs ¡Estoy perdido!

      Me gusta

      • 7 agosto, 2013 en 3:17 PM

        Genial Cantinflas. Por cierto olvídate de la física que la solución es más sencilla y como casi siempre está al alcance de todo el mundo…

        Me gusta

        • 7 agosto, 2013 en 3:21 PM

          Precisamente eso es lo que me molesta, ya me habías dicho que son fáciles de resolver pero no puedo aún. A lo más que he llegado con la lógica es a afirmar que no puede ser más de 15 (obvio) ni menos de 7.5

          Ando estresado por mi trabajo, lo consulto con la almohada y espero mañana reportarme.

          Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: