Inicio > Libro Finalizado > Fin. Los cimientos del cielo.

Fin. Los cimientos del cielo.

2013-07-15 21.27.00

(Los comentarios iniciales los puedes encontrar aquí)

Mi amor por los libros nació antes que mi amor por la patria. No es que la escuela no me enseñara nada, o no supiera apreciar el precioso país donde vivo. Abrir los ojos, se presentó cuando comencé a leer a los historiadores, la manera en que se expresan de este país, las bellezas que describen, pero sobre todo saber los errores que cometimos y actualmente seguimos repitiendo, tristemente hasta la eternidad, al menos eso parece.
Son muchos a los que he leído; algunos mediocres enclaustrados en el pasado, otros tercos en culpar de todo a la religión, pocos extranjeros descubiertos por accidentes afortunados, muchos “desmitificadores” que aprovechan cualquier nuevo dato para así tergiversarlo y presentar “un nuevo” material, y claro, muchos excepcionales a los que vale la pena seguir, escriban lo que escriban.

Juan Miguel Zunzunegui lo conocí viniendo de un remedo de historiador, aquel que cree haber estado entre las sabanas de los personajes nacionales. Bajo una saga increíble, guiado por el nacionalismo creciente “El misterio del Águila” y su “conspiración” sobre el proceso de independencia nacional me atraparon irremediablemente.

A diferencia de otros historiadores aquí, desde el inicio comprendí que estos libros son una novela histórica, es decir una narración de personajes e historia ficticios cuadrados a hechos y personajes reales, una nueva manera de enseñar historia. De las primeras que leí y la que a la fecha me ha enganchado más. Aquí podrán leer sobre el tercer libro y un poco sobre toda la saga.

La manera distinta del autor al manejar la historia, así como los mensajes nuevos y radicales (rompedor de las cadenas del pasado) ante un pueblo seducido por la imagen del pasado y obsesionado en volver a vivir sus “viejas glorias”, vino a dar un giro fresco bajo su perspectiva de entender el pasado, incluso lo malo, lo horrible que hicimos para así comprender nuestro presente y enfocarlo mejor.
Las conferencias lo demuestras, y últimamente hasta en entrevistas radiofónicas vistas en Youtube, por más paradójico que esto suene. Zunzunegui tiene una visión distinta de la historia, una nueva manera de estudiarla y presentarla al público. Una fórmula que está funcionando, el público lo respalda junto a las editoriales, a escasos meses de la entrega “Los cimientos del cielo” ya se habla de un nuevo tiraje.

Ahora bien, aunque ya me deshice en flores por el autor, debo recalcar que el libro anterior lo detesté. Los mitos que no dieron traumas simplemente no va conmigo, tiene una escritura un tanto diferente y pretenciosa que me hizo llegar al final la esperanza de encontrar algo novedoso. Nada, creí que sería el punto final a un autor que prometía mucho.

En “Los cimientos del cielo” nos encontramos con lo que mejor sabe hacer el autor, crear una historia ficticia para hacerla cuadrar con acontecimientos y personajes reales. Ya explorada la conquista y parte de la independencia, le llegó el turno al virreinato, una época oscura que pocos historiadores se atreven a tocar, ya sea por el amor a la patria y no tener animo de recordar aquellos años donde estuvimos controlados por los españoles o tal vez no tienen la capacidad de aprovechar esa época.
La caída de Tenochtitlan el 13 de Agosto funge como fecha cabalística para ser raíz de ésta historia. Una batalla donde los Españoles doblegan a la ciudad tras la lucha contra los últimos “guerreros águila” que la defendían, el nacimiento de una promesa rodeada de sentimientos de venganza. Dos familias pilares de la historia, perseguidas por el pasado, ambas protectoras de sus propios cimientos del cielo.

1521-1813, siglos plagados de historia, relatada de manera sencilla pese a las complicaciones espacio-tiempo, sin perder el hilo de la historia que nos quiere contar. Es el fuerte de Zunzunegui, relatarnos algunos acontecimientos de sus personajes que dan cabida a narrar su entorno, el país donde se encuentran, la situación política, acontecimientos importantes y como estos afectan a un mundo cada vez más pequeño, donde una ligera intervención puede desencadenar atroces sucesos.

Alonso de Ávila el gran conquistador hiere mortalmente a Cuautlanextli uno de los últimos guerreros águila quien antes de morir hereda una pesada misión a su esposa e hijo, cuidar y esconder a los dioses de piedra, mantener en pie su cultura y su lucha. Y al más puro estilo “Shakespereano” Zunzunegui genera una lucha entre las siguientes generaciones. Los Mexicas con la misión sagrada de ocultar las antiguas piedras que representaban a sus Dioses moribundos y los Españoles civilizadores de los salvajes del nuevo mundo acompañados de su religión católica y el santo oficio que actuaría en esas situaciones difíciles que crecían por doquier. Y una catedral en el centro del conflicto, lugar donde estuvo el Templo Mayor en honor a Huitzilopochtli y a Tláloc, ahora destruido. Piedras arrebatadas para la construcción de la nueva catedral Novohispana, tan grande como solo puede corresponder a la gran nación que ahí se estaba forjando. Una reciento para el nuevo Dios que vino a destruir a los antiguos, un lugar para alabarlos a todos.
Un libro que no se queda en la simple lucha de familias, nos muestra una interesante comparación entre distintas manera de ver la religión y la manera de profesar la fe. Atacando fuertemente los “pecados” del catolicismo y los estrechos lazos que tiene con la política. Herramienta útil para mantener el status quo y la corona sobre la cabeza de los monarcas.
Y mucha historia Europea. La gran potencia, el imperio donde no se pone el sol, el monarca Español con el control del Sacro Imperio Romano, la nueva América recién descubierta, las filipinas en Asia, el imperio más grande jamás visto, todo recompensa de un Dios que los privilegiaba. Protectora de una Fe que comenzaban a tambalearse con cada golpe de Lutero al clavar sus 95 tesis en la la Iglesia del Palacio de Wittenberg. No hay imperio que dure mil años y este no es la excepción. Las naciones le envidian, se quieren liberar de su yugo o simplemente evolucionan, las nuevas ideas no tienen cabida en un imperio tan retrograda.

Aquí tenemos una historia espectacular, por la cantidad de tiempo y espacio manejado; llena de cientos de personajes reales. Por la prolífica imaginación del autor; 3 familias ficticias importantes a seguir, pero con decenas de descendientes de relevancia para toda una historia en su conjunto. Por el ego del escritor; un personaje. Una personalidad extrañamente familiar, se delata ante los seguidores, robando extrañas sonrisas de complicidad y carcajadas estruendosas de diversión en la guerra personal emprendida. Lucha entre historiadores, disfrazados sutilmente en un libro, una delicia.

Endulzado con una narración sencilla, el libro nos narra la historia de un México en plena fusión, una nación que dejaba de ser Mexica y luchaba por no convertirse completamente en Española, pelea constante entre dos culturas que no debían fundirse por orden del Monarca y sangraban por encontrar su sitio.
Todo esto con un misterio por delante que justifica el libro, éste uno de los pocos puntos débiles que encontré pues cuando se conoce la manera de escribir del autor logras reconocer los caminos por donde te quiere llevar, incluso puedes adelantarte y adivinar un par de giros dramáticos.
La historia algunas veces raya en lo meloso y rosa, pero logra sobreponerse. Cerrando con un final totalmente Hollywoodense, mi imaginación coloco un par detalles más a la escena final, pero aún así es genial.

Los personajes son perfectamente detallados en el contexto histórico, los Españoles los extraños prepotentes que creen que el mundo es suyo, mientras el pueblo mexica los eternos tributarios a los señores conquistadores. Y aquí viene otro de los detalles que no me cuadro, desde inicios del libro conocemos el conflicto entre dos familias, la furia que los carcome por la venganza ancestral y sin embargo el Español no es capaz de simplemente matar o mandar matar a ese mexica estúpido que tanto le fastidia. Es un hecho conocido que los mexicas prácticamente no importaban, eran sacrificados en las minas y haciendo los peores trabajos, un asesinato no cobraría relevancia, incluso si hubiera riesgo de ello no sería problema pagar por “un accidente”.
Esto se justifica pero a 2/3 partes del libro, ya cuando asesinarlo no cobra tanta importancia, el misterio avanzo lo suficiente como para distraer nuestra atención.

La historia es espectacular, bastante elaborada y completa, todo un árbol genealógico que algunas veces cuesta seguir, no tanto por la cantidad de generaciones a analizar, lo complica el tener a personajes con el mismo nombre y apellido, todo con objeto de seguir sus correspondientes misiones/venganzas. Pero claro, es un juego creado por el autor, una analogía que al final ve luz sobre tanto misterio, detrás de su discurso final podemos, y solo entonces, comprender al libro en su totalidad. Este es un libro que merece prepararte un café luego de terminarlo, reposar y recapitular mentalmente. Seducido por los olores y sabores del café, descifrando el extraño libro que esta ante nuestro ojos, con el cierre del libro tenemos la llave para recapitular y resolver todos los misterios planteados, y solo así, al final, entender todos los discursos vertidos. Una lección para todo Mexicano. E incluso para aquellos que no lo son, toda persona encadenada al pasado aquí encontrara una interesante reflexión.

En conclusión un libro altamente recomendado, una buena mezcla de novela histórica, plagada de datos históricos de distintos países y continentes, lo que comenzó como un análisis de 300 años de gobierno Español en La Nueva España termina siendo un repaso sobre el Imperio Español, centrándose en aspectos religiosos y como estos controlaron la política y las revoluciones que se llevaron a cabo. Un excelente repaso sobre las antiguas creencias Mexicas, Dioses, leyendas, reliquias y mausoleos.
Un buen recordatorio de donde estan plantados nuestros pies, los cimientos que mantienen a flote nuestro mundo mestizo, los cimientos del cielo a donde nos llevara nuestro futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: