Inicio > Libro Finalizado > Fin. Modernidad e independencias. Ensayos sobre las revoluciones hispánicas.

Fin. Modernidad e independencias. Ensayos sobre las revoluciones hispánicas.

Adoro este tipo de libros, que pese a ser “ensayos” y tener algunos fragmentos de difícil comprensión, amplían aún más el restringido panorama que tenemos sobre ciertos acontecimientos de nuestra historia. Y es que la educación pública no ayuda mucho al respecto. Si me hubiera quedado con la versión que ellos me dieron acerca de las independencias latinoamericanas creo que podría explicarlas más o menos así:

Sí lo sé, es un tema totalmente diferente, pero para el ejemplo es perfecto (y no quiero denigrar el trabajo de los bullymagnets, quienes al contrario, hacen una excelente labor por difundir la historia entre todos los cibernautas) pues maneja una muy SIMPLE linea de tiempo, con una perspectiva muy polarizada, es decir hay malos muy malos representados por los gachupines que no quieren liberar al pueblo Americano que son los buenos, intachablemente buenos.

En lo personal eso es lo que me deja la deficiente educación en este país, una versión sin claro-oscuros, donde solo existen dos alternativas y las cosas son tan obvias que es increíble que se pasaran tantos años con el mismo problema. Cuando nada más alejado de la realidad.

Es muy complicado reseñar un libro catalogado como “Ensayo” pues la mayor parte de éste son datos puros y crudos. Pero es fácil poder dar una critica u opinión al respecto y la puedo sintetizar sin ningún problema. Este es un excelente libro, algunas páginas cuestan un poco más que otra por la cantidad de información presentada o porque simplemente manejan un tema que no es de nuestro interés.

Haciendo un intento por promover la lectura de éste libro intentare dar unos rasgos generales del libro y algunos puntos que me parecieron interesantes, recomiendo también la lectura de los extractos obtenidos de este libro.

revolucion francesaTomando como base la Revolución Francesa hace un acercamiento a los acontecimientos ocurridos durante y después de ésta, mostrándonos el miedo de la mayoría de las potencias, no precisamente ante esta revolución ideológica si no más concretamente al derramamiento de lagrimas y sangre que genero. Curiosamente cortando de raíz con la monarquía (chiste malo, pero no me resistí), para pasar después a un Cesar y luego a un Emperador…interesantes cambios.

Pero éste país y estos acontecimientos solo son el principio para entonces movernos en el mapa a una España asustada, siendo el imperio más grande la época, con justificada razón y sin embargo pago muy caro su “novates” en la administración de los terrenos ultramarinos. Aún más, si tenemos en cuenta que muchos “ilustres” ya advertían sobre ésto y lo ilustraban con el ejemplo “Ingles” que ya había visto perdidos aquellas 13 colonias.

Para estas fechas los distintos pueblos en América sentían cada vez más apretada la soga que los sojuzgaban ante los peninsulares siendo éstos considerados como ciudadanos “distinguidos” que gozaban de mejores derechos y menos obligaciones.
Cuando la península se ve invadida por las tropas francesas, increíblemente el patriotismos y la fidelidad al rey se ve acrecentada exponencialmente y para sorpresa de los historiadores no solo en territorios del viejo mundo, toda la América Hispánica refrendo su lealtad y se vieron muestras de apoyo de todo tipo, desde desfiles, cantos, marchas, hasta apoyo económico para la lucha contra el invasor. Dejando así a los peninsulares con un problema menos…al menos por ahora.

Un tema bastante relevante en el libro y que se lleva una cantidad considerable de páginas su análisis, es el estudio de donde recae la autoridad cuando la cabeza del imperio es eliminada. La creación de una nación, quienes deberán conformarla, como deberá ser manejada y bajo que estatutos se convierte en el tema central en la tertulias primero en la península y después en América. Éstas se ven desplazadas cuando la libertad de prensa y la creación de imprentas al por mayor para la distribución de panfletos patrióticos se ve no solo autorizada, si no fomentada por “el actual gobierno”
De nuevo, todo eso aplicado también a América. Lo cual nos demuestra que el analfabetismo no eran tan grande como comúnmente se considera…mmm éste dato lo pongo en tela de juicio, ya que no existían censos fiables en aquel entonces. No veo porque el autor así lo considera, pero es digno de mencionarse.

Todo lo anterior va desencadenando en debates sobre la igualdad entre los individuos que forman una nación. Pero hipocritamente esto aplicara solo para los peninsulares ya que aunque claramente no se discute la igualdad entre ambos continentes, se va dejando de lado. Recordemos que la guerra esta a las puertas de la península  lo que a manera de defensa, da más importancia que temas de mayor sensibilidad y complejidad como la igualdad entre TODA la nación hispana quede postergado.

“La Junta de Gobierno de Buenos Aires”
Imagen tomada de “www.kalipedia.com”

Dejando aún lado este tema, los “pueblos” en América comienzan a actuar como “el padre”, forjando juntas, analizando la mejor manera de gobernarse, armando estatutos, pero más importante buscando la autonomía y no la independencia que tanto temían los peninsulares. Un temor más que justificado, pues las “colonias” (como hasta el último momento se les considero) eran quienes financiaban la guerra, quienes aportaban para el modo de vida peninsular, dejando sus propias totalmente de lado.

Sin embargo, el ignorarlos constantemente, no darles la representación debida y sobre todo la larga distancia que los separaba termino de llenar el vaso. Aunque no hace un análisis profundo sobre las independencias en si, sí realiza todo un estudio de como las llevaron a ello. Como se menciona anteriormente, la fidelidad al rey, el patriotismo y la religión eran fuertes vínculos que los unían bajo un mismo imperio, sin embargo la desigualdad y la torpeza en los mecanismos de control para la administración de éstos territorios, hacían imposible la convivencia entre todos sus habitantes. Y al final, es más que claro que la independencia fue el último objetivo buscado en los distintos movimientos a lo largo de América. Simplemente se estiro la soga hasta más no poder y llego el punto en que se rompió y lo más sano termino siendo precisamente lo que más se temía, una independencia total a la madre patria.

“Real de a ocho, de Carlos IV, vemos las columnas y la banda con el lema “Plus Ultra” Imagen tomada de “espanaeterna.blogspot.mx/2010/11/el-simbolo-del-dollar-es-espanol.html”

“En el curso de esta guerra exacerban las diferencias de origen geográfico que existían entre los habitantes de la Monarquía -peninsulares y criollos- y la palabra nación, que significaba hasta entonces el conjunto de una Monarquía apoyada en dos pilares, el europeo y el americano, empieza a ser utilizada en América para designar a los <<pueblos>> que la componían.”

3 Imperios en AméricaUno de los últimos intentos por evitar la desfragmentación del imperio surgió a raíz de una vieja idea:
“…en 1821 los diputados Americanos en las Cortes de Madrid proponían el plan de una Monarquía Plural, con tres reinos americanos dotados de instituciones representativas propias y de un poder ejecutivo que podía ser confiado a tres infantes: uno que comprendería a México y Guatemala, otro, Nueva Granada y Tierra Firme, y el tercero, Perú, Buenos Aires y Chile…”
Sin embargo, lo que para 1810 hubiera sido perfecto para dar cauce a las aspiraciones americanas de igualdad, llegaba tarde para ese 1821, que chocaba con la oxidada idea unitaria de los peninsulares.

Y cuando no se pudo más, cuando la independencia era el único camino:
“…cuando la ruptura con la Monarquía llevó a la proclamación de la soberanía de los <<pueblos>>, lo que aparecieron allí fueron las ciudades principales. Éstas, verdaderas Ciudades-Estados son las que reasumen la soberanía, las que promulgan constituciones, las que proclaman independencia, las que combaten y se combaten.”
Las que heredan los pecados de nuestros padres, la falta de apertura, la falta de educación sobre como forjar una nación es lo que desemboca en el sangriento parto que dará vida a nuevas naciones.

Y a final de cuentas, aunque no lo quise así, termine haciendo un análisis del libro jajaja es un tema que me apasiona y del cual me lanzo a hablar a la primera oportunidad.
Ya conté gran parte del libro, espero estos pequeños fragmentos los motiven a adquirirlo y devorarlo como lo hice yo.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 27 diciembre, 2013 en 11:50 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: