Inicio > Cosas del ESAGUI > Videojuegos Estrategia-militares para la comprensión de la geopolítica. II

Videojuegos Estrategia-militares para la comprensión de la geopolítica. II

Tropico 4

Trópico es un juego de construcción y gestión de recursos. La dinámica es sencilla, el jugador asume el control de un líder que podemos crear de manera personalizada o bajo algunos factores ya establecidos.
Hecho esto tomamos el control de una isla en el caribe, ambientando esto en el contexto histórico de la guerra fría, donde las dos potencias estarán luchando (y nosotros aprovechando) por gozar de nuestra influencia.


El truco del juego es de lo más sencillo, buscar la manera de hacernos de recursos para ofrecerlos al extranjero, ya sea de manera agrícola, en el sector ganadero o el sector minero, esto para empezar, ya que conforme avanzamos podremos modernizarnos para crear productos elaborados o detectar nuevos recursos como el petróleo.Ciudad
Todos estos van al puerto local donde serán transportados por un buque que viene periódicamente a la isla, esta transacción nos representara efectivo para poder adquirir productos del extranjero, personal capacitado o alguno extras que podamos necesitar. El efectivo tendremos que invertirlo en nuestra población ya que sin oficinas de transporte para mover la mercancía no hay negocio, sin casas no hay trabajadores, sin antros de diversión no hay felicidad y nos arriesgamos al descontento de la población, además de factores religiosos, estéticos y claro sociales, pues tenemos la posibilidad de controla el tipo de trabajo que se realice en ciertos sectores (horas de trabajo) además de la remuneración que recibirán.
Y claro podemos mejorar nuestros beneficios como líderes, ya sea pensando en la economía local al procurar dar educación y con esto reducir la adquisición de personal especializado del extranjero ahorrándonos efectivo en el proceso, podemos mejorar las condiciones de seguridad y satisfacción de la población para así mantenerlos contentos y poder quedar en el poder más tiempo.
Ya que como una nueva sociedad creciente y bajo los estándares actuales nos regimos ante una “democracia” y cada ciertos años tendremos que celebrar elecciones en las que podemos influir de distintas manera, claro con el riesgo de que la población se moleste y comience a estar en desacuerdo total con nuestra administración, llevando esto a huelgas, rebelión, o simplemente escapar de la isla, quedándonos sin la mano de obra que es tan importante para nuestro proyecto de nación.

Esto claro supervisado por las potencias representadas por Estados Unidos y Rusia; el ferviente capitalismo que solo quiere hacer dinero a costa de lo que sea (excepto  más dinero, obviamente) y la segunda que busca la equidad y se preocupa por las condiciones de la población.
Con ambas podemos “coquetear”, hacer negocios, permitir concesiones a cambio de jugosos beneficios y demás peculiares circunstancias.

FinanzasEs decir todo se reduce a probar nuestras habilidades como dictadores de una república bananera y dejando aún lado la comicidad, ver que tan capaces somos de controlar una nación…

Y es aquí donde entra la razón de porque quiero hacer la segunda parte de mis análisis apoyado en este juego. Quizás sería imposible encontrar a una persona que nunca hubiera asegurado que podría conducir mejor las cosas en comparación con el gobierno, pues bien, este es su juego ideal. Aunque los factores a controlar y las variables distan mucho de la realidad para los muy quisquillosos, es un excelente ejemplo para entender como nuestras “micro-decisiones” frente a algún problema no van acordes a las del gobierno, pues ellos tienen un “macro-proyecto” que algunas veces requiere de decisiones poco agradables para la población…al menos eso siempre me gusta pensar y está bien que me tachen de ingenuo.

Cuando comienzo una partida en este juego me dedico a construir las casas más económicas para los nuevos pobladores, vías de comunicación que conectes a las infinitas (depende de la economía) granjas colocadas para producir los mejores frutos y poderlos comercializar, asegurándome un flujo constante (aunque mínimo) de efectivo para poder seguir desarrollando la zona. Cuando puedo conseguir el suficiente efectivo comienzo a explotar los recursos de mayor monetización, generalmente petróleo y minería, lo que colateralmente genera mucha contaminación, entonces comienzan los problemas.

AmbientalistasTenemos unos medidores que además de indicarnos el nivel de felicidad de la población (vital para seguirnos manteniendo en el poder) no permiten saber la opinión de distintos sectores de la sociedad, como son: Capitalistas, Comunistas, Intelectuales, Religiosos, Militares, Ambientalistas, Nacionalistas, Leales.
Y como es de suponer, tal como en la vida real, nunca se tendrá contentos a todos los sectores, ya sea porque son contrarios o simplemente porque siempre encuentran algo de que quejarse.

Es decir, los ambientalistas (retomando la discusión son ellos los que se quejaban por la contaminación) no entienden que necesitamos dinero, para después con ese dinero comenzar la construcción de plantas de reciclaje, recolección de basura, parques y demás cosillas bellas que tanto les encanta. Y entonces en cuando nos toca la crucial decisión, si vamos por el camino ecologista y gastamos el recién adquirido efectivo en ponerlos felices, o comenzar a construir empresas que crearan productos de mayor valor y por ende más efectivo…pero claro un punto más para la contaminación.

Nah, mueran los ecologistas, necesitamos dinero para después embellecer la zona, entonces llega el padre local, representante de los Religiosos luchando por mi salvación al mismo tiempo que pide construya algunas iglesias para sus feligreses, de otra manera estaré condenado a la perdición. Carajo, ¡va! Una iglesia y ellos contentos, siguiente tema, el intelectual que pide algunas escuelas para no sumirnos en la ignorancia total…caray, me sobran unos pesos, venga una escuela primaria.
Todos felices, yo con poco dinero, esperando el siguiente turno de cosecha para poder recolectar, transportar, vender y seguir con el plan de nación.

EscuelaToc, toc, toc, son los capitalistas, que reclaman la falta de productos manufacturados o bienes de mayor nivel para poder seguir creciendo económicamente. Y detrás de él está el comunista que viene a quejarse violentamente (¡lo ven! Como en la realidad) por la calidad de las viviendas construidas y claro, los trabajadores no ganan lo suficiente…les adelanto ¡nunca ganaran lo suficiente!

Ahora transportémonos a la realidad, ¿qué diferencia hay en esto y en un político (como debería de ser y no de los que estamos plagados)? Me refiero a que todo es negociar, en plantearnos un plan a largo plazo, claro Roma no se hace en un día, y comenzar a mediar entre los distintos sectores, sacrificar algunos (sin descuidarlos del todo) en beneficio de alguno que nos presentan mejores beneficios a corto plazo, para después girar el timón del barco para poder nivelar y recuperar a esos resentidos. ¿Qué pasaría si vamos por la libre a nuestro antojo?
Capitalistas (dejan de mandar dinero y abaratan los precios de las mercancías y productos que vendamos), Comunistas (deja de mandar dinero y apoyan a guerrillas locales), Intelectuales (crean mala fama de la isla provocando que nadie quiera venir), Religiosos (no excomulgan y claro la población tan religiosa nos comienza a odiar), Militares (¿Tengo que decirlo? ¡Golpe de estado!), Ambientalistas (son lo más inofensivos, una manifestación y ya, un poco de odio por parte de la población, pero nada grave), Nacionalistas (radicales que pueden convertirse en guerrilleros), Leales (los perdemos, perdiendo mucho beneficios).

Y el juego aunque sencillo en su mecanismo base, crear productos, venderlos, comprar productos al extranjero, tener una ganancia y seguir creciendo. Sus variantes y dilemas que se presentan nos permiten ampliar nuestra mente, ya no solo es un problema que radica en que se les pague más a los trabajadores, porque de hacerlo los resultados de compra-venta serían negativos. No se trata de solo construir residencias mejores, pues estas son más caras de mantener y el cobro que se hace al inquilino no cubre el total de los gastos. No es solo poner iglesias, de inclinarnos por eso tendremos problemas con los intelectuales, que a la ves quieren más escuelas que requieren personal capacitado que cobra mucho por venir a la isla e instalar.

ConstrucciónConsidero que como en la vida, somos un engranaje de una gran máquina que debe de “jalar parejo”, no porque un engrane necesite lubricación requiere que se detenga todo en seco, para todo hay momento y simplemente hay cosas que no nos podemos permitir en el momento o nunca, hay ciertas exigencias que no van de acuerdo al plan.

Y sin embargo no vemos lo anterior, creemos con nuestra vista clavada en el engrane, que es de lo más sencillo, desacelerar, lubricar y después volver a cobrar ritmo, negándonos a ver que hay cosas que debemos sacrificar a cambió de un bien mayor.

Y todo esto me vino a la mente por dos cosas, una de las más importantes y actuales es el libro en curso “El poder del perro” donde de manera lateral a la historia cuentan un poco sobre Estados Unidos, decisiones tomadas sobre América Latina lo cual no son agradables para nadie, lo interesante del libro es que toca el tema desde los dos puntos, los Norteamericanos y los locales, con visiones diferentes, que sin embargo chocan por un plan mayor, que tristemente siempre es en benefició del vecino del norte. Y la segunda por una noticia de hace un par de días sobre un presa que se pensaba construir, mientras en sus inicios se decía que sería un hecho la destrucción de un poblado entero para poderla construir, ahora se menciona esa posibilidad como parcial o quizás se pueda evitar.
En lo personal me centro en el problema de la presa, ¡realmente se necesita! hay una cantidad considerable de pueblos y ciudades que se beneficiarían de ella. Sin embargo entiendo a los pobladores que perderían todo por culpa de este proyecto, sin embargo intentando ser lo más “salomónico” posible, el pueblo tiene total razón de quejarse, pero no debería quedarse ahí, debería investigar y en caso de haber una propuesta alterna que no los perjudique presentarla y hacer lo posible por desarrollarla. Y de no ser así, de ser esta la única posibilidad, muchos pueblos tristemente, valen más que uno solo y en aras de seguir el progreso y apoyo a muchas personas debería ser sacrificado este pueblo…incluso se me ocurren que sería una excelente atracción submarina que se podría explotar, se controla la inundación para afectar la menor cantidad de estructuras posibles, se crea una organización para coordinar propuestas de buceo por la zona y sería una excelente atracción. Y dejando la modestia aparte, yo lo haría, así me llevara la furia de los pobladores de por medio, por razones como las que intente explicar, aprendí a ampliar mi mente y ver que mi visión no es la única, ni lleva toda la razón.

¿Estoy mal? ¿Qué harías tú? ¿No compartes opinión? Retroalimenta y ampliemos esto, sí de esto se trata esta entrada ¿porqué quedarte callado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: