Inicio > Cosas del ESAGUI, Varios > E-books y la paranoia por desaparecer los libros “físicos”

E-books y la paranoia por desaparecer los libros “físicos”

Ya son incontables los análisis que se han hecho al respecto, los encuentro constantemente en blog’s, grupos de  facebook, o simplemente alguna página con una nueva teoría explicando porque hoy es el inicio de la desaparición de los libros, intentando demostrar como es que el e-book llego para quedarse y en definitiva suplantara el formato tradicional.

¡Una reverenda tontería! Y aunque no soy el orgulloso poseedor de una tablet (por ahora) me siento con suficiente información para poder hacer un juicio un tanto imparcial, y como este es mi blog, ¿porqué no? dar mi opinión sin importar más nada.

Son pocas mis experiencias con el formato digital. Cuando aún era novedad tener un libro completo de manera digital, el único medio para poder acceder a su lectura era una computadora, forma por demás cansada, aburrida y desgastante, si de por sí muchos son los compañeros que dejaron la vista en el camino de nuestra educación, leer de esa manera solo significaba aumentar la graduación de nuestros lentes y rezar por no requerir los nada agradables “fondo de botella

Sin embargo el paso de la tecnología es rápido y muchas veces podríamos decir que imparable, el iPhone y la herencia que este logro (los smartphones), nos trajo una excelente y atractiva manera para hacer uso de los libros electrónicos, una de las grandes y notables contras ante este nuevo medio, era la reducida pantalla y ser “nuevo”, es decir, encontrábamos pocas herramientas que nos permitieran que nos hicieran agradable la lectura. Esto aunque no detuvo del todo el futuro de la lectura, si redujo su velocidad, sin embargo con el paso del tiempo se comenzó a vislumbra nuevas herramientas para hacer de esto un verdadero placer y un rival digno para el libro tradicional.

Dos herramientas llegaron para quedarse y marcar tendencia, los e-reader y las tablet’s

Un e-reader lo podremos definir como una herramienta creada con un único propósito, la lectura.

e-readerEl gozar con los suficientes adelantos tecnológicos para su creación, facilito impregnar la idea entre las empresas; si el mundo sigue y seguirá leyendo, ¿porqué no hacer un dispositivo portátil? Un dispositivo que sea capaz de almacenar cientos o muchos más libros sin mayor problema, gozar de una batería aceptable que no permita mayores quejas ante el usuario y sobre todo velocidad y costo (quizás en sus inicios no, pero hoy en día es irrefutable)

Mientras antes el lector tenía que realizar un viaje a la librería más cercana o a la más grande que te garantiza el titulo que estas buscando, quizás esperar un poco de tiempo si el libro es lo bastante raro o con alta demanda, pagar el costo fijado o dar vueltas por la ciudad de librería en librería comparando y ahorrando unos centavos que al final gastabas en suelas para tus zapatos.

Ahora basta con tener una conexión a internet, realizar una rápida búsqueda, pagar con una tarjeta de crédito a la mano y en cuestión de segundo esta en nuestro dispositivo.

PRO tenemos una velocidad para acceder a nuestros libros que nunca podrá ser igualada, hoy por hoy los costos casi siempre son menores que en el formato físico, podemos almacenar grandes cantidades de libros en un solo dispositivo haciendo que el traslado de estos no tome mayor problema, la tecnología se a afinado lo suficiente para hacer agradable la lectura a casi todos los consumidores  (nunca falta él que nunca esta conforme con nada y dirá que siempre falta algo)

Y mientras algunos afortunados gozaban de este nuevo sistema (recordemos que era nueva tecnología…ergo…$$$) en otra área encontramos la creación de las tablet, que aceptemoslo, simplemente a muchos el iPhone les quedaba chico y querían algo más grande, naciendo así el iPad, que en lo personal me sigue pareciendo un iPhone grandote y sin mucha gracia.

iPadEsto para cualquier aficionado…llamémoslo frake… llamémoslo el tío Esagui…se veía venir. Es decir algo que siempre se discutió sobre el iPhone era el tamaño y lograr hacerlo grande ampliaba exponencialmente las posibilidades para ese nuevo dispositivo. Así sucedió y hoy estamos viviendo la revolución de las tablet y volviendo a los puntos de vista personales, creo el 51% del merito se lo debemos a Apple y el resto de a las empresas que se atrevieron a emular la idea (y no lo pongo 50-50 solo porque Apple merece ganar por ser al primero que se le ocurrió) y ofrecer propuestas que la cerrada Apple por alguna razón nunca quiso satisfacer, pero claro, sobre todo el efectivo, sin entrar en la discusión sobre la manera de hacer negocios de la empresa, es una realidad que los costos de sus productos no están al alcance de todos, por lo cual en cuanto una empresa ofrece productos similares con costos mucho más bajos, el BOOM estuvo al alcance de todos.

Esto me hace recordar la reacción ante las primeras computadoras o los videojuegos, o lo podemos ampliar a cualquier nueva tecnología, en sus inicios siempre sera de baja adquisición (aunque mucha demanda, claro, todos lo queremos, pocos lo podemos pagar) conforme el tiempo pase, es regla estricta, los costos disminuirán logrando estar al alcance de todos.

Ahora bien, esta tecnología se desarrollo de la mano con algo también nuevo, las apps y un nuevo mercado para estas, esta novedad permite la explotación total de nuestro dispositivo, solo frenado por la imaginación de los creadores de apps, hoy por hoy podemos encontrar aplicaciones tan vitales como google maps hasta aplicaciones tan tontas como presionar un botón mil cantidad de veces solo “para ver que pasa

Y siendo realistas, un efecto colateral de esta revolución fueron las aplicaciones para la lectura, es decir, si se trata de sacar todo el provecho a las tabletas, ¿porqué no leer en ellas? y es aquí donde se convierte en un fuerte rival para los e-reader, llegando al punto de gustar muchísimo más en gran parte de los sectores, porque simple y llanamente, podemos hacer más cosas con una tablet que con un e-reader que solo sirve para leer.

Siendo una persona que nunca he adquirido una tablet y mucho menos un e-reader, quizás no tenga autoridad para decir cual formato es mejor (hablando netamente de la lectura), sin embargo arriesgándome a ser linchado por los lectores, si por mi fuera y en este momento tuviera ante mí ambos sistemas, me decantaría por una tablet.
El hecho de poderle sacar “mas jugo” a una herramienta de este tipo hace que valga centavo a centavo mi inversión, si a esto le sumamos la cantidad de aplicaciones que nos permiten hacer más amena la lectura, controlando factores como la intensidad de la luz, el contraste y demás características, creo que “provecho-beneficio” se acerca bastante a los e-reader.
Pero no llego a decantarme totalmente por estos últimos, ya que me he informado lo suficiente y así como han avanzado las tablet para ofrecernos cada día más, los e-reader han hecho lo mismo, sin embargo el hecho que ellos se concentren en un solo aspecto (la lectura) siempre hará que ellos se encuentren un paso adelante de una tablet que pretende abarcar todo y apretar poco.

Table contra e-reader

Me parece que en este punto ya logramos establecer claramente los sistemas más populares para la lectura electrónica. La lucha sobre es el mejor dispositivo no viene al caso, pese a mencionarlos simplemente quise dejar constancia que son varias las formas en que podemos tener acceso a esta nueva tendencia y demostrar que llego para quedarse. Espero en un futuro tener más experiencia en ambos dispositivos y poder hacer un correcto análisis sobre cual es mejor, en esta ocasión ese no es el punto.

La lectura electrónica ¿buena o mala?

Lograr que una persona tome un se ponga a leer es un gran logro, hemos llegado al punto que es un hecho “universal” que la lectura nos hace mejores personas, y para poder sobrevivir y ser mejores en todos los ámbitos nada mejor que un buen libro. Sin embargo la vida avanza y la tecnología de la mano, está última a dejado en el camino de la historia infinidad de artilugios que fueron suplantados por su versión “nueva y mejorada” algunos para no volver jamas, un caso claro y rápido  los discos LP

Pero para cada roto hay un descocido, por lo cual para cada articulo del pasado siempre habrá su nostálgico que lo atesorara. Y en estos menesteres fácilmente entran nuestros amigos que adoran los LP’s, o aquellos (generalmente) doctores y periodistas que se niegan a dejar sus viejas maquinas de escribir o tal vez algunos músicos que siguen decantándose por los instrumentos tradicionales en lugar de sus contrapartes eléctricas.

De igual manera, si nos ponemos muy paranoicos el libro seguirá existiendo, quizás en menor circulación que su parte digital, pero siempre existirá el nostálgico que querrá su biblioteca privada, aquel que extraña el peculiar olor a libro nuevo, viejo y/o usado.

Pero ¿Qué posibilidades hay de que suceda esto?
Los libros electrónicos  siguen creciendo en popularidad entre los lectores, presentan muchas más herramientas que el libro tradicional.
Entre los PRO’s podemos encontrar, adquirir un nuevo libro casi al instante; muchos son los autores que en su paranoia por no ser pirateados, aunque tienen la posibilidad de lanzar a la venta ambos formatos al mismo tiempo, retienen en lo posible el formato digital. Esto obedece a que se sigue viendo en el libro físico la fuente de las grandes ganancias por su coste mayor, y que claro, lanzar un producto digital a la gran nube que es internet, es considerar que tarde o temprano sera pirateado y repartido de manera gratuita.
¿Es una realidad el “pirateo” de libros y las perdidas económicas para los autores?
Aquí si me siento con la suficiente autoridad para opinar. Siendo un tecnofílo declarado prácticamente desde mi primer contacto con las computadoras hace ya más de una década  puedo decir que son miles de Gigabytes los que he logrado descargar a lo largo de todo este tiempo. Las razones son muchas y muy variadas, sin embargo en cualquier discusión de este tipo las grandes constantes son la disponibilidadel dinero; la primera recae en las pocas tiendas especializadas en Latinoamérica donde pudieras adquirir software de manera legal. Es decir la única manera de poder gozar de videojuegos, programas diversos o incluso un sistema operativo (no agrego libros, porque esa tendencia aún era muy joven) teníamos que recurrir a internet para encontrar un lugar donde descargarlo ilegalmente, lo que siempre recaía en grandes horas (¡semanas enteras! aún lo recuerdo) para poder descargar ese software que tanto anhelabas. Y no es que internet no hubiera evolucionado lo suficientes como para no ofrecer sus productos de manera legal. Claro que había esa posibilidad, sin embargo los costes siempre fueron altos y aún mayores haciendo la conversión a nuestro tipo de moneda local. Es por eso que parte de los 90’s y la década del 2 mil fue tan popular el compartir información de manera ilegal, siendo ahora un gran problema para las empresas.

Sin embargo, curiosamente la “cultura” viene a rescatar a estas empresas. Los costos de producción, envió y distribución, mantenimiento y publicidad para un producto hacía que llegara al consumidor extranjero con un costo bastante elevado, pero la era de la informática y la comprensión de las empresas, que pueden ahorrar mucho dinero al colocar sus productos de manera digital, pero claro, con el correspondiente beneficio para el consumidor, si ellos ahorran dinero, no hay manera de entenderlo de otra manera, que comprar el producto a un precio mucho menor. Y claro, con la conciencia tranquila porque ayudamos al autor a seguir ganando dinero y así lograr que él siga produciendo más material para nosotros.

amazonY es por eso que los e-book’s son tan económicos y accesibles, la editorial o el autor directamente pueden publicar la obra en internet, o usar un intermediario como puede ser Amazon que simplificando las cosas, es la versión literaria de iTunes y su mundo musical. Este tipo de empresas te permiten hacer uso de su gran difusión y simpatía entre los usuarios, para así poder vender tu producto, con un pequeña comisión para esta empresa gigante. Sería tontamente hablando, como que Coca-cola te permita distribuir tu nuevo refresco y ella te cobrar algunos centavos por cada unidad que tu vendieras.
Este tipo de negocios llamo mucho la atención de las editoriales y librerías, y ante la máxima de evolucionar o morir decidieron hacer uso de este nuevo modelo de negocios, donde quizás las ganancias unitarias podrían ser infinitamente menores, pero la venta de productos crecía exponencialmente, es decir, es un ejercicio de ganar-ganar.
Señores, ¿que es un e-book? es crear una cuenta con nuestro distribuidor favorito, buscar en su biblioteca, elegir un libro, pagar por el y de esta manera nuestra cuenta nos tendrá siempre disponibles ese libro, ya sea para descargarlo o leerlo por medio de una conexión a internet. Al final de cuenta o es una instrucción a un programa de ventasson algunos bytes en nuestro dispositivo de lectura.
Ambos imperceptibles e intangibles y los atesoramos simplemente por su practicidad.

¿Entonces porque tanto revuelo por tener algo así? Algo que nos enseñara la tecnología tarde o temprano, es que la actividad física es algo fácilmente descartable. Siempre nos proporcionara herramientas para hacer algo de una manera mejor, más rápida y eficiente, para así poder seguir sentados y haciendo uso de la tecnología.
Esto no precisamente esta mal, sin embargo como todo cambio generacional en la vida siempre hay sus defensores, detractores y aquellos que lograron adaptarse. Y me parece que este es el principal problema de los e-books vs libros.

Aquellos que nacieron en esta era de la comunicación digital, aprecian la practicidad de este sistema, y como todo buen hijo revolucionario detestan las viejas formas. Mientras los que vivimos entre ambas brechas, o mostramos resistencia o demostramos una capacidad de adaptabilidad y fusión ante las brecha generacional. Y para quienes simplemente son lo suficientemente mayores y reacios a la tecnología no ven con buenos ojos estos cambios tan acelerados. Sin embargo, apenas tienen contacto con estas herramientas, la usan para inflar y propagar aún más sus miedos y paranoias. ¡No todos! claro, pero si pones la suficiente atención, te sorprenderías de la cantidad de personas de este último tipo.

Y sin embargo el libro físico desapareció. Realmente lo dudo, aunque se quiere convertir en la máxima de los conspiradores.
Quizás debamos analizar a los amantes de la lectura antes de desenrollar este problema.
Mientras los hay de aquellos que sin la menor resistencia se ponen a leer un libro que les cae en las manos o el libro de moda, para después pasar de largo y seguir con su vida. Hay quienes estamos detrás de ellos, los que les proporcionamos los libros por diferentes motivos, simplemente porque lean, mejorar el país, o hasta porque tienes un blog y quieres hacer que las personas lean más (tenía que meter el comercial)

Y somos nosotros, los verdaderos amantes de la lectura, aquellos que soñamos con tener nuestra biblioteca persona, así como se ven en las películas o quizás los más afortunados puedan soñar con tener una biblioteca como la del abuelo o aquel pariente tan interesante para nosotros. Somos nosotros en gran mayoría, pero también aquellos que saben mediar y usar ambas herramientas, el más claro ejemplo de porqué no desaparecerán los libros son los amantes de la lectura que se permiten explorar el mundo digital por su practicidad, pero cuando encuentran una obra de arte que fascine a sus sentidos, inmediatamente corren a su librería más cercana o teclean google.com para buscar, adquirir y oler ese libro maravilloso que va a la colección privada. Esto último, sensación que el medio digital nunca podrá igualar y razón por la cual muchos nos negamos a abandonar los libros físicos, ¡el aroma!

LibreriaEs imposible medir el potencial de una nueva tecnología incluso es muy complicado predecir hasta donde llegara el impulso de una ya arrancada. Tan solo véanse las nuevas redes sociales, celulares y tabletas, así como los futuros materiales para la construcción de estas y el potencial que presenta.

Por lo cual es difícil tomar una decisión sobre esto, aunque comencé muy agresivo y pretendía ser más tajante, lo hice conscientemente para motivar la lectura de esto, mostrar mi percepción, pero sobre todo demostrar que la adaptabilidad sera la constante en el futuro. Una tecnología o un viejo articulo no desaparecerá de manera tan sencilla como décadas anteriores. Mucho menos los libros que son algo que han estado arraigado en la humanidad desde tiempo inmemoriales, quizás no precisamente los libros en si, pero los medios de comunicación sí.

Para gustos colores, y como hacer uso de estos colores aún más variantes. Así que son dos medios para hacer algo, leer. Y si todos damos por hecho que el medio escrito nunca desaparecerá de la humanidad, quizás podamos entender que los distintos medios para hacerlo mutaran y se fusionaran con antiguas manera, algunas serán más útiles en ciertos sectores de la sociedad, mientras algunas otras se arraigaran aún más. Las empresas y todo aquel que gana dinero con la lectura, simplemente tendrá que adaptarse, nosotros mandamos, el consumidor tiene el poder, el dinero ordena. Si el efectivo requiere una piedra venida de un asteroide, existirán miles de empresas que estén dispuestas a vendernos ese artículo, por lo tanto podemos decir que mientras exista la demanda de libros en ambos formatos, los dos existirán pero sobre todo coexistirán. Todo es cuestión de adaptabilidad.
Y sin embargo existirán sociedades o países que no tendrán los beneficios de los primermundistas, y ellos serán quienes atesoren durante mayor tiempo las viejas formas, las viejas lecturas y las formas de hacerlo siempre serán su constante. Sí, en un futuro pretendemos ser iguales y alcanzar los beneficios de los más grandes, este a sido el ideal desde mucho tiempo antes y sin embargo hoy estamos aún muy lejos de lograr esto.

Para mayor sustento de esto, véase este medio, en décadas anteriores estas letras debieron estar en un periódico o revista para poder llegar a ti lector, sin embargo los hábitos han mutado ahora puedes leerlo desde un medio digital. Con sus respectivos pro’scontra’s que conlleva y moviendo el tema a los libros electrónicos, mientras tenemos rapidez, podemos leer lo que nosotros queramos y no solo lo que se publique, cuando queramos y donde así lo deseemos. Entre los contras podemos encontrar que cualquiera puede escribirlos, sin una supervisión y corrección lo que hace que nos lleguen no solo malos textos, sino opiniones no especializadas o de un simple mortal.
Sin embargo es por eso que muchos recurrimos a los blog’s, queremos la versión de alguien como nosotros, que hable el mismo lenguaje y el mensaje nos sea más claro.
Quizás para los grandes críticos del e-book que cualquiera pueda publicar incluso sin apoyo de editoriales, no es del todo malo. Sí, nos toparemos con material que realmente no vale la pena, sin embargo esto pasa hasta en los libros físicos, véase “50 sombras de Grey” libro hecho solo para vender y que realmente es una basura.

Pecados y virtudes se mudaran a los nuevos medios, porque así somos los humanos, un conjunto de ellos, pero nosotros seguimos siendo quienes mandamos, si esto no fuera así facebook ya hubiera suplantado totalmente las salidas al bar de la esquina a socializar y twitter ya hubiera suplantado los chistes pequeños y graciosos.

Si las nuevas generaciones lo deciden, los libros físicos desaparecerán, si logramos inculcar el amor a este arte coexistirán. Para eso se hizo este blog, para expandir la pasión por leer, y para eso hice esta entrada para calmar a los paranoicos y fomentar la fusión de ambas opciones. ¿Lo logre?

Anuncios
  1. 12 febrero, 2013 en 9:55 AM

    Va mi experiencia personal. Soy totalmente viciosa de los libros y el año pasado me compré una tablet. Pronto descargué un libro que no vendían en las librerías en “formato libro” sino sólo en digital: una biografía de Evita Perón, del argentino Felipe Pigna (que, por cierto, me recomendó un bloguero argentino). No me he enganchado en la lectura, voy muy lento con él, a pesar de que el texto vale la pena. Dos cosas me chocan: 1) a mí me gusta subrayar los libros y el “marcador” de la tablet es una lata: no deja empezar y terminar el subrayado donde yo quiero sino donde él decide, es complicado hacer anotaciones al margen, etc.; 2) uno de mis momentos favoritos de lectura es en la cama, antes de dormir, pero a esa hora pongo a cargar la tablet para poder usarla en la oficina al día siguiente, de manera que o la cargo o leo, pues me da pereza levantarme después a conectarla. Conclusión: leo un libro que no tengo cuya pila no tengo que poner a cargar.

    Me gusta

    • Esagui
      12 febrero, 2013 en 6:25 PM

      Son aspectos que no quise tocar, quería que los lectores los fueran comentando y se hiciera una buena discusión aquí. Concuerdo totalmente contigo, pese a que no soy una persona que raya los libros, algunas veces es más que necesario, cosa que no puedes hacer con los digitales. Respecto a la lectura podremos definirlo con “batería”, siempre sera un problema, mayor o menor, pero siempre afectara.

      Otro de los grandes detalles que no mencione y que salio a relucir en una platica por facebook a raíz de esta publicación, es lo contaminantes que son los componentes electrónicos, es decir, se podría considerar que contamina más una table o un e-reader que los libros que puedas comprar a lo largo de tu vida. http://www.nytimes.com/interactive/2010/04/04/opinion/04opchart.html

      Me gusta

      • 12 febrero, 2013 en 6:53 PM

        Sin duda, la contaminación que generan es otro elemento en su contra. Por cierto, me estoy dando cuenta de que se me coló una errata en la última oración. Debía decir: “leo un libro cuya pila no tengo que poner a cargar”.
        Saludos

        Me gusta

  2. 12 febrero, 2013 en 10:38 AM

    Enhorabuena por la entrada. Buen análisis. Sinceramente, creo que los libros físicos gozan de excelente salud y así será todavía durante mucho tiempo a pesar de las “ventajas” que pueda tener una tablet o un e-reader (ecológico, económico…). Los amantes de los libros no sólo amamos el contenido de los libros, sino el continente. Te lo dice una persona que ha publicado su primera novela en e-book…
    Un saludo!

    Me gusta

    • Esagui
      12 febrero, 2013 en 6:25 PM

      Wow!!! primero que nada y disculpándome con el primer comentario. Gracias por comentar y aportar a este interesante tema.

      Ahora sí, insisto he vivido poco la experiencia de manera digital y aunque me resisto enormemente a hacerlo (porque se me gustara y se haría vicio) comprendo las increíbles ventajas que este medio presenta. Sin embargo, por más amor que tenga nunca dejare mis libros físicos, así como lo intente explicar en la entrada, por más que leo blog’s, noticias en mi navegador y demás tonterías, sigo comprando periódicos y revistas de intereses. Porque me es más agradable leerlas de esa manera. O más simple, porque me gusta.

      Y solo por eso entiendo también entiendo que habrá quien le fascine leer de manera digital, lo respeto, pero no lo envidio. Como bien dices, a los libros les queda salud para rato y es demasiado paranoico pensar que la desaparición es posible y esta a la vuelta de la esquina.

      “Los amantes de los libros no sólo amamos el contenido de los libros, sino el continente.” Me quedo con esto, excelente manera de explicar la idea.

      Me gusta

  3. 12 febrero, 2013 en 5:46 PM

    Lo primero felicitarte por este genial post, una gran exposición.
    Ahora la segunda parte. Si recuerdas ya comentamos nuestras preferencias, siempre el libro, como dices, tanto por el contenido como por el continente. Como recordarás utilizo e-reader, básicamente por lo cómodo que resulta leer en los viajes, más si corresponden a los desplazamientos diarios al trabajo, donde sostener un libro, pasar página y agarrase para no caer con el traqueteo o los frenazos en hora punta es maestría propia de los mejores funambulitas. Resumiendo que mientras existan Skjults (y Esagis) existirán libros.

    La controversia que planteas entre e-reader y tablet, supongo que va en lo que quiera el consumidor. Personalmente, e-reader, bastantes horas paso delante de una computadora como para además ponerme a leer con otra fuente directa de luz hacia mis ojos,¡no, por favor! E-reader de tinta electrónica sí, tablet no.
    No obstante si lo que se desea es un ordenador, que mejor que una tablet, mucho mas versátil, ligera y cómoda que un notebook, por ejemplo.
    No tengo tablet, y de momento no la quiero, pero creo que si tuviera una continuaría, cargando con mi e-reader y mi libro o libros, tal como hago ahora.

    Mientras todo sea cuestión de gusto y de consumismo creo que hay mercado para todo y para todos.
    Un saludo

    Me gusta

    • Esagui
      12 febrero, 2013 en 6:24 PM

      A mi me pasa justo lo contrario. Para lugar donde requiere desplazamiento y movilidad me es mucho más cómodo el libro físico, con los e-reader imagino sera mucho más complicado, pero el hecho de no haber usado y no tener la experiencia me hace un incapaz para sustentar esto.

      Mi decisión de una tablet esta fundamentada en que mi super computadora portátil necesita un descanso, la compre con grandes características para no tener que comprar otra pronto y en momentos donde solo la uso para banalidad y simplezas me da dolor el desgaste que le doy en tan poca productividad, es por eso que busco algo que la pueda igualar en sus momentos débiles, para hacer todo aquello sencillo en la tablet y cuando requiera poder volver a la portátil. Por lo cual me hace ignorar totalmente al e-reader para cuestiones de lecturas, es cuestiones de costo-beneficio me es mejor una tablet.
      Aunque entiendo y respaldo los beneficios que tiene a la lectura, como comento en el blog, al estar concentrado en un solo “tema” siempre estarán un paso adelante de las tablet’s.

      Me gusta

  4. MBG
    22 febrero, 2013 en 10:41 AM

    Excelente post 😉

    Me gusta

    • 22 febrero, 2013 en 10:44 AM

      Gracias por el comentario. Se hace lo que se puede.

      Me gusta

  1. 21 marzo, 2013 en 12:23 PM
  2. 11 mayo, 2013 en 10:32 AM
  3. 13 agosto, 2013 en 2:48 PM
  4. 16 julio, 2014 en 2:59 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: