Inicio > Libro Finalizado > Fin. Los culpables. Juan Villoro.

Fin. Los culpables. Juan Villoro.

Los culpablesCada vez es más el tiempo que tengo olvidado este blog, sin embargo es justificado, labores profesionales, otros trabajos y todo aquello que transcurre fuera de este monitor me alejaron de escribir aquí, más no de la lectura. Para refrescar un poco la memoria, justo ahora estoy leyendo libros de Violetta por lo cual no puedo hacer entradas explicando como conocí la próxima lectura, es decir, ¿bajo que recomendaciones vengo?, ¿porqué me llamo la atención? o ¿simplemente porqué lo compre? Al ser decisiones de ella y totalmente ajenas a mi, no podría explicarlas y sentí que todas las entradas al respecto serían similares, por lo cual en un acto de egoísmo decidí ignorar esas entradas, concentrarme en la lectura y hacer una especie de fusión en mis entradas al final de la lectura.

“Los culpables” es un titulo compartido, el libro lleva ese nombre y uno de los 6 cuentos que encontraremos en su interior, ademas de una “nouvelle” que sobresale del resto de los textos. Entre todos no solo intentan contar una historia, logran encajar como piezas de rompecabezas para hacer un bosquejo del Mexicano y su entorno. En forma de palabras hace un retrato de los peculiares personajes que habitan este país.

La narrativa es un tanto confusa y reflexiva, no sigue una linea de tiempo definida, pues en todas las historias notamos como salta entre pasado y presente para después retomar el hilo principal y así fundamentar decisiones a tomar por los personajes. Esto no necesariamente es malo, claro cuesta un poco de trabajo seguir el ritmo, pero una vez que se logra se vuelve tan natural que puede pasar desapercibido. Me parece el autor divaga algunas veces, al entrar en los pensamiento de los personajes se proyecta para expresar su peculiar manera de ver las cosas, usa los personajes como medio, de manera bastante buena pero en el intento logra perder ritmo sobre la historia principal, no lo suficiente para cansar, pero si frecuentemente como para expresar “¿otra vez?”
La lectura se vuelve veloz con el pasar de las páginas y llegamos al final con una grata sonrisa, porque lo que más me gusto de Villoro son los estupendos cierres, plagados de metáforas o incluso mensajes muy directos, con un humor tan certero, ácido y negro, que te tomas la libertad de relajarte, reflexionar y volver a repasar el cuento mentalmente. El final te deja con tan buen sabor de boca, que quieres volver a disfrutar todo en “platillo” completo de nuevo.

No son muchos personajes contando el numero de cuentos, y la profundidad con que se analizan deja mucho que desear, pues parece que están ahí solo para cumplir con el objetivo de contar una historia, son pocos aquellos donde podemos decir que evolucionan conforme la historia. Quizás en esta última categoría podríamos encontrar a “el mariachi” sin embargo esta tan lleno de confusión que no sabemos si esa evolución o simple inercia.
Y pese a esta critica, escasos personajes muestras lo contrario, en la historia final encontramos una trama más desarrollada, con personajes más definidos y con problemáticas que realmente los hacen evolucionar, a esto hay que sumarle que por ser más amplía la historia hay más material para analizarnos y conocerlos a profundidad.

México se siente en cada letra, los locales logramos entender cada guiño a nuestra vida rutinaria, pero esto no pasara desapercibido a quien no este familiarizado con nuestra “cultura moderna”, pues al contrario, sirve de guía para irnos conociendo y al final comprender que la imagen estereotipada que tiene de nosotros el mundo no es del todo cierta, pero tampoco del todo alejada de la realidad. Tan solo pregúntenle al gringo que aparece en la última historia, quería conocer México y valla que lo vivió.

Historias mundanas, personajes rutinarios, situaciones peculiares, un reflejo de México. Claro, sin caer en el mismo pecado, esto no pretende estereotipar al “nuevo Mexicano” si no al contrario, mostrar uno de los tantos contrastes que tiene nuestro país.

Un genial libro. Recomendado ampliamente. Una lectura que cuesta enganchar, pero transcurridas la cantidad de páginas correcta se disfruta de lo lindo. Plagado de humor voluntario y sobretodo involuntario, tan ácido como solo al Mexicano puede caracterizar. Y al final, para rematar, una mini-novela que es una delicia, llena de introspección que parece no tener coherencia o un buen fin, sin embargo todo va amoldando de manera espectacular para generar un gran cierra. Una excelente elección al dejar está historia al final.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 27 diciembre, 2013 en 11:43 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: