Inicio > Libro Finalizado > Fin. El abuelo que saltó por la ventana y se largó.

Fin. El abuelo que saltó por la ventana y se largó.

Este libro (ya me canse de poner tan largo titulo jajaja) no es solo una historia, es literalmente una vida llena de historias. Todo comienza cuando en uno más de los arranques de un “ancianito” de cien años, cumplidos precisamente ese día, decide largarse del lugar donde esta confinado, por el simple hecho de que él “aún tiene mucho camino por delante”. Y en esta peculiar huida no solo nos relata sus aventuras presentes, si no también la infinidad de aventuras que a vivido a través del siglo que tiene de vida, sus viajes por el mundo, personalidades que conoció y la manera en como su presencia en el mundo cambio precisamente el curso de esté a través de los años, todo esto apoyado en su incondicional amiga, la fortuna… y es aquí donde comienza el problema de este libro, caray, prometía mucho esta historia.

Esta es la primera novela del autor, o si me equivoco al menos así lo parece. El personaje del abuelo en un principio, un divertido personaje, termina tornándose en alguien desesperante, y no precisamente por su avanzada edad ya que esto es comprensible si somos fieles a la realidad, si no por su personalidad tan infantil y lenta, la manera dejarse llevar por la corriente de la vida, cual hoja de árbol en un arroyo y no detenerse, ya no a pensar, sino a cuestionar los hechos que se están llevando acabo a su alrededor y que obviamente lo implican de sobre manera.
Es así como tenemos qué lo detienen, lo enfrentan, lo insultan, lo manipulan, lo condenan a muerte, lo blasfeman y una infinidad de situaciones en las que él simplemente dice que las cosas así son y no hay que tener mala cara, así sea una situación de vida o muerte. Quizás lo entendería en el personaje ya anciano, pero en alguien que esta en la plenitud de la vida, sea atrapado y esterilizado, y esté simplemente “sonría” ante la situación no me parece del todo creíble.

El ritmo de la narración es bastante aceptable, dando intervalos sobre acontecimientos en el presente y ciertas remembranzas de pasado, algunas con cierta relación una con otra, mientras que la mayoría son solo con objeto de seguir llevando las historias del pasado al tiempo presente y mezclarlas en un final bastante interesante y aceptable. Sin embargo es en exceso predecible el rumbo que tomaran los acontecimientos, lo que limita mucho la curiosidad que pudo haber generado el largooooo titulo si a esto le sumamos lo ya mencionado con anterioridad; lo básico de la reacción del personaje principal ante los acontecimientos que se le presentan, hacen de esto una lectura muy básica.
Y esto lo apoyo en el sentimiento que me generaba, ya que más de alguna vez me sentí leyendo una especie de cuento para niños, donde todo es tan sencillo que bastan leer dos páginas para encontrar la solución a la encrucijada planteada.

La lista de personajes va siendo ampliada conforme avanza la historia, donde empezamos con un (al parecer) solitario anciano, terminamos con una peculiar pandilla.
Tras tomar la resolución de largarse y encontrarse en la estación de autobuses, una inesperada situación hace poseedor al anciano de una fortuna considerable, obtenida de una manera un tanto ilegal, el siguiente paso en la historia es el encuentro con otro anciano, que termina embarcado en esta aventura, no solo por compartir su avanzada edad, si no también por su gusto a la bebida y el hecho de encontrarse amenazados por estar cerca de la fortuna que ahora deciden compartir.
Y de así seguimos ampliado la lista con el vendedor de salchichas que decide dejar su negocio y todo lo que conoce, por la simple oferta por su auto y un nuevo trabajo de chófer. La pelirroja poseedora de un elefante, quien decidió consagrar su vida a su cuidado porque…¿Le gustan los elefantes y se encariño con el?. También tenemos a un par de asesinos que no son más ineptos solo porque no les toco más carga genética…y que al parecer son bandido estúpidos, pero orgullosos de serlo, así nos sepan exactamente de que va su banda, ni el nombre erróneo que llegaron a tener, pero claro, son capaces de hacer transacciones millonarias en operaciones ilegales, pero inútiles al cuidarlas. Y claro un inspector de policía que es de los pocos personajes que dejan ver algo de cerebro en la trama y que poco a poco logra dar con ellos, a raíz de las pistas que van dejando por el camino. Un hermano olvidado, rencoroso, pero avaro y dispuesto al dinero fácil. Y al final un líder de criminales, que al parecer tiene un buen corazón, una ambición por ser malo pese a todo, ambicioso pero ignora todo…por una razón que no termine de entender, al parecer perder una fortuna no le causa el menor problema, y es curioso que todo ese dinero sea solo de él, es decir, nunca le debe nada a nadie, ni tiene problemas en desaparecer y claro, al final termina del lado de los buenos por…realmente ¿no entiendo su motivación!

Todo esto en una historia que se entrelaza una y otra vez, de maneras cada vez más obvias e increíbles, tanto las del pasado como las del presente son dignas de una novela (televisiva) mexicana, así de inverosímil termina siendo.

En resumen una narración primeriza rayando en lo infantil, con toques cómicos en extremo predecibles. Con un personaje que a los 20-30 años tiene comportamiento infantil. Donde por la manera en que el autor maneja la narración del “abuelo” me hace sentirme en un cuento infantil…eso o sus cavilaciones son muy infantiles. El personaje del abuelo (joven) se deja llevar cual niño pequeño de la mano de un adulto, que en la historia seria el destino o más acertadamente el escritor. Y llega a crear situaciones contradictorias para forzar un chiste, algo muy básico a mi parecer.

¿Lo recomendaría?, creo que sí, ya lo hice, pero a personas que se que es tipo de lecturas no les parecerá tedioso, pues no me parece sea para todos.

En lo personal no me gusto del todo me urgía poder terminarlo para pasar a lo siguiente (creo es la magia de un libro físico, me cuesta más dejarlo), tanta simpleza llego a enfadar y casi molestarme, sin embargo pese a lo forzado de la comicidad, muchas cosas llegaron a gustarme y llegue a compartirlas en el blog, así que no fue del todo una perdida de tiempo.

 

 

P.D.

Por esto me encantan las redes sociales o más concretamente wordpress, la oportunidad de compartir y comparar ideas de distintos temas es grandiosa.
Desde hace un par de días quería hacer un agregado a esta entrada, sin embargo distintos problemas de la vida real, me obligaron a mantenerme al margen de la vida virtual y hasta ahora pude darme la oportunidad de hacerlo.

En un buen ejercicio de “lucha de opiniones” salio a la luz una comparación interesante, entre el personaje de “Allan Karlsson” (El abuelo) y Forest Gump. Y debo admitir que bajo esa perspectiva el libro toma otro giro, ya que la ingenuidad de los personajes ante la confrontación a la que se enfrentan, es algo naturalmente cómico y hasta enternecedor.
Es por eso que Forest Gump (la película) me gusta tanto, la simpleza de ver la vida y como va caminando por ella, sin dejarse importunar por aquellos grandes problemas de la vida.
Sin embargo hay una gran diferencia entre la película y el libro. Mientras en la película desde sus inicios se deja en claro que Forest no goza de una inteligencia promedio, lo cual justifica todas sus acciones. En el libro no es así, llegue a explicar que podía entender al anciano y como se desenvolvía, con torpeza, lentitud e ingenuidad, todo esto a causa de su edad, esto me parecía simpático y divertido, pero, que en la plenitud de su vida se comporte igual o quizás un poco peor, no es comprensible. Y aquí es donde radica el principal problema.

Pesé a todo es un libro interesante, recomiendo al lector que fue capaz de llegar hasta aquí en esta entrada, que siga adelante y vea los comentarios, ahí encontraran otras ideas, otras perspectivas y les ayudaran a disfrutar más el libro. Yo, ahora puedo decir que es divertido y peculiar, sigue sin gustarme del todo, pero me parece que a muchos si les agradara. !Disfruten!

Agradecimiento especial a “cicatricesdelamente” por dar en el clavo con excelente analogía. Me siento honrado en gozar de tus comentarios en tu blog y agradecido por ayudarme a comprender la lectura, fomentarla más y ayudar a que otros se enganchen.

Anuncios
  1. 3 enero, 2013 en 4:55 AM

    Veo que al final no te acabó de entusiasmar… jeje. A mí, personalmente, no me molesta la poca verosimilitud de los hechos. Lo haría si el autor realmente pretendiera que yo considerara creíble su historia pero, o Jonasson es un hombre muy ingenuo, o no pretende en absoluto que nos la creamos. En mi opinión es una manera como otra de construir una historia y debo decir que yo la he disfrutado mucho. Espero que la próxima lectura te acabe de gustar más que ésta.
    Un saludo!

    Me gusta

  2. Esagui
    3 enero, 2013 en 9:22 AM

    No es que me moleste, es que me hace sentir que me tildan de infante al momento de relatar las aventuras de tan peculiar anciano.
    Quizás Jonasson simplemente se dedico a contar la historia que desde cierto tiempo tenía en su cabeza. Y esta bien, no pretender nada más que una historia agradable. hasta ahí estoy de acuerdo y lo acepto. Pero los acontecimientos se desarrollan tan plana y sencillamente que desespera la actitud tan pasiva del personaje, y como no necesita hacer nada, simplemente dejarse llevar.

    Siendo una persona que busca siempre sencillez y claridad en las lecturas, pues creo es uno de los grandes factores de promoción de la lectura, pero inexplicablemente, pese a cumplir lo anterior no me gusto. No me lo termino de explicar.
    Y vuelvo a lo mismo (una y otra vez) me sentí en un cuento de Disney, donde el personaje solo necesita existir para encontrar problemas y resolverlos de la misma manera, ¡existiendo!
    Tanta sencillez me desespero.

    Aún así no es mala lectura y tienes razón, hubo varios factores que me agradaron y muchas “historias” o “reflexiones” que me fascinaron, las cuales compartí en el blog. Y esta es la magia de internet, poder encontrar distintas opiniones sobre un mismo tema. Es por eso que agradezco tu entrada al respecto (http://lasultimaspalabras.wordpress.com/2012/11/12/el-abuelo-que-salto-por-la-ventana-y-se-largo/) ya que da otra perspectiva y entre los dos podremos mover más a los lectores para instarlos a tomar este libro y que ellos sean quienes nos digan que les pareció. Al menos ese siempre a sido mi objetivo.

    Toca Bukowski…recomendación de un familiar. Tengo la sensación de que me suena de algo, pero no logro identificarlo, ¿alguna opinión al respecto?

    Me gusta

    • 3 enero, 2013 en 11:28 AM

      Pues no, respecto a Bukowski seré yo la que se tenga que guiar por tu opinión, así que esperaré a tu “veredicto” para atacarlo o no… (y algo me dice que esta vez no tendrás la sensación de estar en un cuento de Disney).

      Me gusta

      • Esagui
        3 enero, 2013 en 11:39 AM

        No, por lo poco que he leído esto sera más como ” las Vegas” es decir “el Disney de los adultos” jajaja.

        Me gusta

  3. 3 enero, 2013 en 3:44 PM

    Que pena que no te gustase tanto como a mi!!!

    La verdad que tienes razón en cuanto a que el personaje no tiene ninguna motivación, y que se narra la historia de un modo un tanto infantiloide… Pero me encanta que sea así.

    Por ponerle un símil cinefilo, este libro me gusto tanto como Forest Gump en el cine, y realmente se parecen: cuentan una historia de la historia (en el caso de la peli la de América, y en el de “El Abuelo…” la de todo el mundo) con una trama de por medio.

    Lo absurdo de la trama es lo que, en mi opinión, hace de esta historia algo maravilloso.

    Un saludo y cuidese

    Me gusta

  4. Esagui
    3 enero, 2013 en 4:42 PM

    Caray, debo admitir que me dejaste pensando con la comparación tan acertada que hiciste, viéndolo de ese modo debería de corregir o al menos anexar una opinión en base a esto que acabo de descubrir. Lo meditare y lo haré, lo prometo. Sin embargo, con ganas de ir a la contraria de tu argumento, debo decir que en Forest Gump siempre se dejo claro que él era un tanto “lento” y no gozaba de una “capacidad promedio” lo que la hace aún más enternecedora. Si esto es correctamente moral o no… preferiría no meterme ahí.
    Mientras que en esta novela, nunca se deja claro eso, o si lo hace creo que lo pase por alto, podrías ayudarme al respecto.

    Realmente necesito darle una pensada, me haz abierto una nueva perspectiva que necesito analizar y creo tendré que hacer un anexo, pues esto complementaria de maravilla la entrada. ¡Muchas gracias!

    Me gusta

    • 7 enero, 2013 en 12:22 PM

      Disculpe por la tardanza en la replica, pero esto de las fiestas navideñas me lleva un poquito desubicado.

      La verdad que en ningún momento se comenta que el protagonista tenga algún tipo de retraso, y en mi opinión, no es que no lo tenga, sino que es mas bien listo. El se deja ir por donde le lleve la vida, inmiscuyéndose en tan pocas cosas como pueda. Ya desde el principio demuestra como la política le aborrece, pero no duda en ayudar a determinados personajes de esta clase al objeto de sacar partido.

      Vamos, que es como se dice en España un veleta: va para donde sopla el viento.

      Gracias por las palabras que me dedica en el post y publicar el enlace a mi sitio en la entrada, todo un detalle.

      Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: