Inicio > Microanálisis > Julieta

Julieta

Julieta  del Marqués de Sade es un libro que leí hace bastantes años, quizá 8, y hace un par hice un análisis a petición de mi profesor de psicopatologia de adultos no psicotica, me comentó que fue un excelente trabajo y me motivó a compartirlo, puede tornarse un tanto completo, prometo que mis próximas entradas serán más ligeras, espero agrade… hoy aqui…

“Si, reconozco que soy libertino: he concebido todo lo concebible en ese género, pero qué duda cabe de que no he hecho todo cuanto he imaginado ni nunca lo haré. Soy un libertino, pero no un criminal o un asesino”

El vicio ampliamente recompensado

El perverso lleva al límite su intento de ir más allá del principio del placer, va tan lejos como puede en la senda del goce. El perverso se sitúa como objeto de la pulsión (objeto a), como un instrumento para el goce del Otro. Se coloca en la posición de objeto-instrumento de una voluntad de goce propia del Otro.

Julieta, al igual que su creador, el Marqués de Sade, se encuentra en esta estructura nosografica de la perversión, la cual no es una parafilia o desviación como tal, sino un elemento más de este trípode que tiene que ver con otros aspectos ligados a las parafilias mas no parte de las mismas.

Esto es, si nos vamos a los orígenes de la formación de esta estructura y por qué se categoriza aquí a Julieta, depende de una relación simbólica en la dialéctica (esta doble línea, vinculación, ambivalencia) también simbólica del paso Edípico -con esto la No Instauración del Súper Yo- del ser al tener. Cobra importancia el significante en relación a la falta y la completud del Otro (significante fálico). Planteado de esta forma, se parte de momentos lógicos cruciales y determinantes en la constitución del sujeto, y de diferentes maneras según las cuales un sujeto se relaciona -o no- con lo simbólico de estas apreciaciones. Así cobra importancia  la posible intervención del significante llamado paterno (no del padre real como tal) y su intervención en la dialéctica.

En este sentido existen tres grandes caminos posibles; la neurosis, la psicosis y la perversión, sin embargo en este caso solo haré alusión a la parte  última.

Para la perversión, en este caso, Freud califica a esta con la palabra Verleugnung (renegación) Se cree en la castración y a la vez se reniega de ella, es decir, se sabe conscientemente de la falta que remite simbólicamente a la falta de pene en la mujer, aunque en rigor nada le falte. Lo que ocurre es una manera particular de significar el hecho evitando la angustia. Así la significación de la ley se mantiene, porque la madre (funcional) del perverso no es una madre fuera de la ley, sino que es una madre fálica, porque el perverso mantiene en el horizonte una madre referida a la significación paterna, de otro modo se hablaría de psicosis. En la perversión el discurso materno se hace el representante o intermediario de esta terceridad (significante paterno), que no interviene de manera significante más que fallidamente.

Sin embargo, Julieta no inicia la historia teniendo una personalidad perversa con estructura neurótica, si nos remotamos a su iniciación con la madre superiora (ideal del yo), que es la parte más histórica que aparece como dato, puede observarse en la primera más bien una perversión egosintónica puesto que aparecen en ella sentimientos de culpa y miedo a lo que está realizando, posteriormente adquiere mayor seguridad para pasar a esta personalidad perversa que comentaba al inicio; tiene una abreacción que le permite entrar a esta otra fase.

Con esto, pasa a una disposición perversa polimorfa (en la sexualidad infantil, neurosis transferencial) puede poner en práctica todas las trasgresiones posibles, presentando como disposición la aptitud para ello, mostrando escasa resistencia a estas trasgresiones ya que todavía no se han formado los diques anímicos (desarrollo de la vergüenza el asco y la moral, presentes desde los 9 a 15 años aproximadamente, fecha importante para iniciar en la vida sexual no solo a Julieta sino también a sus compañeras), contra los excesos sexuales.

En la escena misma planteada de la iniciación de Julieta, hay otro dato a resaltar para la interpretación, la madre superiora (primera fijación de Julieta), después del acto sexual invita a las y los participantes del desborde de aberraciones sexuales a probar un banquete desbordante de todo placer culinario, aquí aparecen dos pulsiones de autoconservación,  el hambre y el sexo; el hambre se convierte en un trastorno de nutrición llevando esto a una libidinización de la nutrición, es decir, incorporando el placer culinario al sexual para una misma practica de perdida y recuperación de la carga anímica de quienes lo realizan, lo cual es parte del primer tiempo en la teoría de las pulsiones (más allá del principio del placer) el hambre y el amor como pulsiones orgánicas de acción eficaz en el alma.

Pasando a otra parte del principio del placer (no toca el principio de realidad), y yendo más allá de este, a la parte de las compulsiones de repetición, las regresiones son un punto clave, por y tras las cuales pasa del masoquismo, al sadismo, es decir, realizando una metamorfosis entre las pulsiones de autoconservación (introducen también la sodomía) y las de muerte, la inhibición de los sentimientos de amor a odio al sentirse indefensa ante quien infringe dolor, (esto se observa en Julieta al quitarle la virginidad por primera vez a una compañera y a pesar de al inicio presentar la personalidad perversa con estructura neurótica cambia a esta parte egosintónica, revive la experiencia invirtiendo los papeles, de victima a victimario, siendo ahora quien infringe el dolor. También se presenta cuando inicia a asesinar).

Julieta dice, que es una locura no hacer todo lo que nos apetece, que la virtud vuelve a los hombres locos, estúpidos, hipócritas y corrompidos promoviendo con esto al absoluto placer, (sería inútil y quizás hasta injusto pedirle al hombre que sea justo a costa de convertirse en un desdichado. “Si el vicio le proporciona satisfacción, el ser humano tendrá que amar el vicio”) mientras que Justine muestra una aparente afanasis haciendo las veces del displacer; con esto se completa el par antitético como tal, los pares opuestos, completamente némesis, pero que por tener una un poco de la otra no pueden separarse.

Como mecanismo de defensa principal, utiliza la racionalización – “llamo a la razón en mi ayuda y analizo esta para que me engañe menos (…) –  utilizando argumentos freudianos y filosóficos para dar una explicación a determinadas situaciones y actos explicando que la razón le ha sido dada para determinar al objeto que va hacia tal otro en proposición a la dosis de placer o de daño recibido de estos objetos, explicando su experiencia a través del dolor y el placer (alejando también para sí el duelo de la aparente muerte de su padre).

“La felicidad solo está en lo que excita, y sólo el crimen excita: la virtud,
que no es más que un estado de inacción y reposo, jamás puede conducir a la felicidad.” Habla sobre las contrariedades de la virtud y el vicio, explicando las recompensas que trae este ultimo alejándose completamente del principio de realidad.

Y al hablar de placer es necesario traer a colisión a otro elemento que hace mancuerna, la pasión:

Jubilosa o dolorosa, entusiasta o melancólica, extática o colérica, toda pasión es una puesta en tensión del deseo y una intensificación de las emociones. No obstante, en el sentido del pathos (sufrimiento inducido, desenfreno pasional), más se  sufre que se  actúa deliberadamente existiendo la represión en los seres humanos (lo cual no es el caso de Julieta mas si de su antítesis). Es, en efecto, por el hecho de que no se posee a si mismo que el sujeto puede ser tomado por una pasión que, si desborda los límites del yo, lo empuja a la expansión narcisista o lo amenaza con la disolución. De todos modos, el sujeto pasa cada vez por un momento de fascinación en el que es cautivado y en el que parece que el destino hiciera signo. Es éste el rasgo común que permite identificar como pasiones una serie de fenómenos: el enamoramiento, la excitación súbita, etcétera.

Las obras que realiza Sade pueden ser objeto de grandes placeres provocando la erección de sus letras como el mismo califica, proporcionando grandes sensaciones a los lectores, mas también aparece el otro extremo, aquellas personas en las  cuales se puede infringir el terror, la repudia, la ofensa e incluso el asco tras estas obras de acuerdo a la concepción que se tiene de los placeres (que quizá exista represión,  identificación o simple fantasía) y de sus opuestos.

Si les parece que esta obra no tiene sentido, ¿Qué podrían decir de Bukowsky? Y su literatura sin aparente importancia, todo es relevante, y se necesita una mente bastante abierta, saber que estos temas existen, mas alla de Freud, hay un Nietzsche, un Hesse un Sartré y hasta un Lovecraft que podrían presentarse algún dia en la  vida, y que sin embargo no sucederá, si no se sale a explorar mas allá de un salón de clases.
“La crueldad, muy lejos de ser un vicio, es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza; el niño rompe su sonaja, muerde la teta de su nodriza, estrangula a su pájaro, bastante antes que tener la edad de razonar”
“No sé qué es el corazón… Yo solo llamo así a las debilidades del espíritu”

 

Anuncios
Categorías:Microanálisis
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.

Algolágnico

by Getzemaní González Castro

A %d blogueros les gusta esto: