Archivo

Archive for 25 enero, 2012

Por mil millones de dólares. Alberto Vázquez-Figueroa

¿Por qué un libro que tiene dentro del título la palabra “Dólares” y además tiene en la portada una bandera Estadounidense?, siendo yo un gran anti-yankee y que en lo posible intento evitar todo contacto con la cultura gringa. Pues porque es la recomendación de un gran amigo que es profesor y con el cual he intercambiado interesantes libros e innumerables conversaciones sobre literatura y demás temas.

El titulo no me dice nada, la contraportada menos aún, incluso no tengo mucho ánimo de comenzar la lectura, tengo el presentimiento que será una novela muy “dominguera”, muy para perder el tiempo, pero me sigue llamando la atención que venga recomendada, eso es lo que mueve mi curiosidad, y eso pesa más que mi prejuicio.

Creo muy dentro de mí que me voy a llevar una grata sorpresa, pero no se me quita de la cabeza que pese a ser un autor español, será una gringada mas, veamos…

Anuncios

Fin de vacaciones.

Después de más de una semana de vacaciones de lectura, al fin ya pude terminar mis juegos de PC,  mi otra gran adicción, a la cual no le había dedicado el tiempo suficiente y ya comenzaba a llamarme demasiado. Ahora si me propongo volver a la lectura, pues también esta adicción ya me está llamando.

Categorías:Varios Etiquetas: , ,
Las lecturas de Guillermo

Los mejores libros para todos y muchas cosas más.

Araizcorre.com

Periodista y maratonista

The Velvet Books

Un lugar para compartir las historias que viven en los libros, narración oral y más

La Remington

de R. de la Lanza

Malas Costumbres

Somos una comunidad de entretenimiento e información para mujeres jóvenes (de alma o edad) que busca darle voz a las distintas formas de ser mujer.

mariposamigrante.wordpress.com/

El diario personal de una mujer, mexicana, migrante y mamá que vive en Alemania... sus experiencias, sus anécdotas y sus opiniones!

Literatura y poesía

Revista digital irregular no apta para convencionales

Survive

Amor, Ego y Rock and Roll. Corto y directo, como el punk, pero en cuento.